viernes, 27 de julio de 2012

Memorias de un amigo imaginario, de Matthew Dicks.


 "...Para salir de casa cada día y ser tú mismo cuando a nadie le gusta como eres hay que ser supervaliente. Yo nunca podría ser tan valiente como Max". 

Budo.

Memorias de un amigo imaginario llegó a mis manos fruto de una promoción de Bloguzz donde me seleccionaron. Por tanto, gracias a ellos y a la editorial Nube de Tinta, el nuevo sello de Random House Mondadori, por permitirme participar en esta experiencia.

"Max solo tiene 8 años y no es como los demás niños. Él vive para dentro y cuanto menos le molesten, mucho mejor. No le gustan los cambios, las sorpresas, los ruidos, que lo toquen y que le hagan hablar por hablar. Si alguien le preguntara cuándo es más feliz, seguro que diría que jugando con sus legos planeando batallas entre ejércitos enemigos. Max no tiene amigos, porque nadie lo entiende y todos, hasta los profesores y sus propios padres, quieren que sea de otra manera. Solo me tiene a mí, que soy su amigo desde hace cinco años. Ahora sé que Max corre peligro y solo yo lo puedo ayudar. El problema es que Max es el único que puede verme y oír. Tengo mucho miedo por él, pero sobre todo por mí. Los padres de Max dicen que soy un "amigo imaginario". Espero que a estas alturas tengas claro que no soy imaginario"...

Con esta sinopsis creí encontrarme ante un libro  de aventuras entre niños, algo infantil, pero nada más lejos de la realidad. Budo es el amigo imaginario de Max, es quien nos cuenta la historia. En ella conocemos que muchos niños tienen amigos imaginarios que sólo pueden comunicarse con ellos, nadie más les puede ver ni oir. Las características de éstos dependen de la creatividad con la que sus amigos humanos lo hayan imaginado: Max es muy inteligente, así que la forma de Budo es prácticamente igual que la de un humano.

A través de Budo conocemos a la perfección tanto a Max (el perfil de un niño como él, su día a día etc) como a su entorno. Así, conocemos a sus padres, un joven matrimonio en desacuerdo, ya que la madre es consciente de que su hijo no es como los demás, pero su padre no quiere admitirlo. También conocemos su entorno escolar: sus profesoras (entre las que Budo distingue a las que tienen auténtica vocación de enseñar y las que lo hacen por inercia), a sus compañeros de clase, entre los que Max no cuenta con ningún amigo, es más tiene hasta un enemigo en una clase superior. Budo nos contará los motivos de esa enemistad y nos arrancará más de una sonrisa con ésa y otras anécdotas.


A medida que avanza la lectura, el autor logra que nos encariñemos con Max, que entendamos su naturaleza y su vida en general, y es justo en ese momento, en el que empezaba a tener la impresión de que la historia era algo lineal, cuando Max se ve envuelto en una situación muy peligrosa de la que no sabrá cómo escapar, dependiendo únicamente de Budo, que tan sólo puede comunicarse con otros amigos imaginarios, pero no con los humanos para contar lo sucedido. Este giro argumental añade tensión e intriga, y ha hecho que no pudiera parar de leer.

Ante esta contingencia, Budo deberá demostrar su amistad, deberá decidir si ayuda a Max con los riesgos que para él pueda conllevar, o por el contrario permanece impasible en beneficio propio. El autor ha dotado a Budo de rasgos muy humanos: a veces es débil y no puede evitar pensar en su propio beneficio. Tiene miedo a que Max se haga mayor y le olvide, porque entonces eso significará su fin...Ello le hace sentirse culpable consigo mismo y plantearse las preguntas que cualquiera puede hacerse en un momento determinado: ¿Sufriré el día en que llegue mi fin? ¿Habrá algo al otro lado? ¿Dejaré huella entre los seres querido que dejaré atrás?..

Puede que no sea muy clara explicando la situación, pero es que no quiero desvelar demasiado, ya que espero que la historia os sorprenda tanto como a mí. 

 

Me ha gustado mucho la forma en que Matthew Dicks intengra perfectamente, valiéndose de Budo, personajes imaginarios y personajes reales en una historia que podría ser perfectamente real, quizás no habitual, pero si real, tanto por lo que acontece como por los protagonistas, que tienen rasgos propios de personas que podemos tener cerca entre nuestros vecinos, familiares o amigos.

Mediante el empleo de un léxico muy sencillo y frases cortas por parte del autor, desde el principio de la lectura logras adentrarte en la trama y crees que es realmente es un niño el que te cuenta la historia, encontrándonos con una lectura muy ágil y ligera.

Debo decir que me ha parecido un libro excepcional y original. Un libro que cuenta una maravillosa historia de amistad, donde se nos habla de sacrificio, lealtad, muerte, amor, de ser diferentes. Un libro cargado de emotividad y ternura. No lo dejéis pasar. Por cierto, si lo habéis leído me encantaría preguntaros por una duda que me ha quedado al final.


Por último, me ha gustado que en la página de agradecimientos el autor haya dedicado unas palabras a la correctora del libro. Desgraciadamante, creo que las correcciones se descuidan mucho. Y hablando del autor, decir que Matthew Dicks, tras una juventud algo alocada, estudió Filología Inglesa y Educación: Tiene un máster de Enseñanza con Tecnología, ha publicado un par de libros y trabaja de maestro de primaria en Connecticut, donde vive con su esposa y su hija (pinchad el enlace si queréis saber más).


miércoles, 25 de julio de 2012

Me llamo Enzo...

Me llamo Enzo. Bueno, antes no me llamaba así, pero empecemos por el principio. Tal día como hoy, hace cuatro años llegué a la que sería mi nueva casa, de hecho, era mi primera casa, y es que yo nunca había tenido una casa. Meg y Mr P., mis adoptantes, se habían casado tan solo unos meses antes. Estando solteros siempre habían tenido perros en sus respectivas familias, asi que echaban de menos esa compañía y decidieron que querían tener uno. Ambos estaban de acuerdo en no comprar, querían adoptar, y pronto el destino me pondría en su camino...

Meg empezó a consultar por internet a las protectoras y refugios, y le llamó la atención ver que abundaban los perros como yo: los galgos. Empezó a indagar más, y entonces supo que en España todavía está muy arraigada la costumbre de usarnos para cazar, y una vez terminada la temporada de caza, nos hacen cosas muy feas...Que nos abandonen a veces es una "suerte", porque nos permite seguir con vida, pero normalmente nos hacen cosas peores. Entonces Meg descubrió una asociación, "Galgos sin fronteras", que se dedica a recogernos, a cuidarnos y a buscarnos dueños. 

Este soy yo cuando me encontraba en Galgos sin Fronteras.

Ni a Meg ni a su marido le gustaban demasiado los perros como yo, pero les dio mucha pena conocer la realidad que nos rodea, asi que contactaron con esta asociación, donde vivía yo tras haber sido rescatado de la calle.  La suerte estuvo de mi lado: Meg y Mr P querían un macho, sólo estaba yo, que no encontraba a nadie que me quisiera por tener un color y pelo distinto del habitual en mi raza: soy de color canela y de pelo duro. Y así fue cómo empezó el comienzo de mi nueva vida...

El mar ha sido un gran descubrimiento para mí, me encanta.

Tras preparar la documentación y seguir los trámites, llegué a mi nueva ciudad tras un viaje de cuatro horas , y cuando me bajé del coche en aquella tarde tan calurosa allí estaba Meg, que sólo me había visto hasta entonces en fotos. Meg estaba con su madre, escuché que decían que Mr P llegaría más tarde. Me miraban y decían que era muy raro y original, pero bonito...Percibí en los ojos de Meg que ya me quería, al igual que cuando llegó Mr P,  y me sentí muy bien, aunque no podía evitar estar asustado, eran demasiadas cosas nuevas...Me hicieron subir en una cosa que se llama ascensor, se movía y me daba pánico...Recuerdo que hacía mucho calor y me tumbé en mi nuevo hogar, estaba muy cansado...Pero entonces, sin esperarlo, empezaron a moverse unas aspas colgadas del techo y salí corriendo por el pasillo, no sabía qué era eso, me acariciaron y me dijeron que me daría fresquito...Cuando ya estaba más tranquilo, encendieron un aparato  donde salía gente hablando, acerqué mi hocico para oler y oí que mis papis adoptivos se reían. No ganaba para sustos.

Estrenando mi abrigo de invierno, que paso mucho frío.
  
Al día siguiente me quitaron la placa que colgaba de mi collar, donde ponía "Willy", mi antiguo nombre. A mi papi le gusta mucho la marca "Ferrari" y como corro muy deprisa, decidieron ponerme "ENZO", y ese es mi nombre desde entonces. Al principio me costó adaptarme, nunca había tenido una familia y no quería quedarme sólo en casa, pero con mucha paciencia, me adapté a mis padres y ellos a mí.
En Navidad.

Ellos me hacen tremendamente feliz, tengo una cuna comodísima, me miman mucho, aunque mi madre es más severa en mi educación. Mr P es más permisivo, me da chuches y me permite hacer cosas prohibidas cuando Meg no está delante. Me lo paso muy bien con ellos y con el resto de la familia, donde me quieren también mucho. Ahora no dejan de decirme que soy muy guapo y elegante, que parezco un marqués y que tengo luceros en vez de ojos.

Lo que más me asombra es pensar que yo les podía aportar a ellos más de lo que ellos me aportan a mi, me cuesta creerlo, pero eso me dicen...Meg me susurra muchas veces palabras bonitas, sé que son bonitas por el tono que emplea y por las caricias que acompañan a sus palabras...Dicen que les hago mucho bien y que no hay palabras para expresar la compañía que les doy. Hubo un tiempo en que mis padres pasaban muchas horas fuera de casa, y Meg empezó a estar mal, hasta el punto de que empezó a llorar todos los días, a tener ansiedad y a estar muy triste. Entonces, de repente, empezó a pasar más tiempo en casa. Con el tiempo mejoró y me dio las gracias, me dijo que yo era su mejor terapia, no sé qué significa eso, pero si me lo dice ella es algo bueno seguro.

Cuando vamos por la calle me gusta ir andando y mirar de vez en cuando a Meg y Mr P, a ellos les hace gracia, especialmente cuando miro de reojo. Otras veces hay personas que me ven y me dicen "feo" o "mira, el perro de los Simpsons", yo me pongo contento porque me hablan y me dedican su atención, pero mis padres se enfadan y a veces hasta contestan.

Haciéndome el interesante con mi mirada de reojo.


Me encanta dormir con mis peluches.

 Me alegro de haber tenido esta oportunidad de conocer a una familia y sentirme querido, yo también los quiero, y sé que están orgullosos de mí. Además, van contando su experiencia a la gente para ayudar a otros como yo, para que encuentren una familia, porque la gente cree que sólo cazamos y corremos, pero no, somos muy tranquilos, llegamos a dormir hasta 14 horas al día, somos muy cariñosos, obedientes y dóciles. No tengo instinto cazador. De hecho, conviví con un pequeño conejo enano, Remy, que se tuvo que ir a casa de una amiga por un problema de alergia a roedores de Meg.

Me encanta ir al campo.

Hoy hace 4 años que llegué, es mi cumpleaños, no se sabe cuando nací, pero el veterinario calcula que tenía un año o menos cuando lo visité por primera vez, así que celebro mi 5º cumpleaños. Espero que sean muchos más.


lunes, 23 de julio de 2012

El caballero oscuro: la leyenda renace.


Este fin de semana por fin se ha estrenado la última entrega de la trilogía de Batman, El caballero oscuro: la leyenda renace (Christopher Nolan, 2012). Con ella se pone fin a la que probablemente sea la mejor trilogía en cuanto a cine actual se refiere. Sin duda, Nolan ha logrado devolverle la dignidad a este personaje tan maltratado por el cine a partir de las sucesivas versiones que se hicieron tras el Batman de Tim Burton de 1.989.

Han pasado ocho años que Batman (un magnífico Christian Bale) desapareció en la oscuridad, dejando de ser un héroe para convertirse en fugitivo. Al asumir la culpa por la muerte de D.A. Harvey Dent, el Caballero Oscuro decidió sacrificarlo todo por lo que consideraba, al igual que el Comisario Gordon, un bien mayor. La mentira funciona durante un tiempo, ya que la actividad criminal de la ciudad de Gotham se ve aplacada gracias a la dura Ley Dent. Pero todo cambia con la aparición en escena de Bane (Tom Hardy), un terrorista enmascarado cuyos despiadados planes para la ciudad obligan a Bruce Wayne a regresar de su voluntario exilio.

Acudimos a la decadencia personal, profesional, física y psíquica de Bruce Wayne, quien lleva ocho años recluído en su mansión, pero la ciudad de  Gotham, después de un largo periodo de tranquilidad, vuelve a necesitar de él. Ésta parte del argumento es la que, desde mi punto de vista, justifica el hecho de que  en esta entrega encontremos mucha menos acción que en las anteriores, y es que aquí Batman no se luce tanto, ni él ni sus "juguetes", no en la medida en que lo había hecho en el pasado, y es que el director opta por ahondar en los aspectos psicológicos de los personajes, adentrándose especialmente en las luces y sombras de los protagonistas,  a la vez que asistimos a la lenta recuperación de un héroe machacado. Dotar a estos hechos con mayor agilidad narrativa o pasar por ellos superficialmente para meternos directamente en la acción habría sido un error. 
  
Así, en Batman Begins predominaba la acción, en El caballero oscuro iban aumentando los rasgos  psicológicos presentes en el argumento, hasta priorizarlos en esta última entrega, y me gusta, me gusta que se vaya más allá del mero entretenimiento en estas adaptaciones de cómics, creo que Nolan se ha arriesgado y ha acertado.


El reparto es tan acertado como en sus antecesoras, destacando como novedad a Tom Hardy en el papel del villano Bane, con unas reivindicaciones a veces muy actuales y que, aunque lo hace bien, no está a la altura del Joker de Heath Ledger. También destaco a Joseph Gordon-Levitt, el actor que me cautivó en "Origen". 

No obstante, el guión de los hermanos Nolan no ha sido generoso por igual con todos los personajes. En el caso de Catwoman (Anne Hathaway) se queda flojo y con el inolvidable Alfred (Michael Caine) mejora considerablemente, al igual que con Morgan Freeman.

 

Un aspecto negativo que ha captado mi atención en esta ocasión ha sido el doblaje de los personajes, especialmente los femeninos. No entiendo cómo en una película de estas características de puede descuidar ese aspecto.

En definitiva, casi tres horas de película con altibajos en el ritmo, sin que en ningún momento decaiga o se haga lenta. Secuencias inolvidables, miles de extras reales. Un final muy acertado, la historia casa perfectamente con las anteriores, queda cerrada, con una pequeña ventana abierta, aunque Christian Bale ha confirmado que era su última vez como Batman. Todo ello envuelto con la espectacular música de Hans Zimmer, que aporta un dramatismo espeluznante en algunas secuencias. No sé con cúal me quedo de la trilogía, me encuentro entre ésta y Batman begins (El caballero oscuro me pareció demasiado apocalíptica y oscura, pese a ser también brillante).

¿La habéis visto? ¿Habéis seguido la trilogía?


jueves, 19 de julio de 2012

Moonrise Kingdom, de Wes Anderson

 "La emocionante e hilarante 'Moonrise Kingdom' es un placer constante. Al evocar las alegrías y los terrores de la infancia, nos recuerda cómo sentirnos vivos ".
 (Rolling Stone)



Con la proyección de Moonrise Kingdom (Wes Anderson, 2012) comenzó la pasada edición del Festival de Cannes, y no pudo empezar de mejor manera. Debo decir que con este director me pasa como con los hermanos Coen: o disfruto la película o me aburre a más no poder. En esta ocasión asumí el riesgo, no podía resistirme ante el elenco de actores que conformaban el reparto: Bruce Willis, Edward Norton, Bill Murray, Harvey Keitel, etc...

Moonrise Kingdom es una comedia independiente con toques dramáticos ambientada en los años 60 que cuenta la historia de dos adolescentes, Sam y Suzy, ambos incomprendidos en sus respectivos ambientes familiares y sociales, que deciden aventurarse a escapar juntos y así huir de las circunstancias que los rodean. Sus amigos y familiares saldrán en su búsqueda, dando a lugar a situaciones de lo más cómicas, absurdas e impregnadas de dramatismo en algún momento.

La historia nos alterna el mundo de los adultos: personas desgastadas por la experiencia, conformistas, con oportunidades pasadas y desaprovechadas, en contraste con el mundo de los adolescentes: seres con una vida por delante, inconformistas, sin miedo, dispuestos a luchar por ser felices y vencer todos los obstáculos que encuentren.



Me han encantado las interpretaciones, todas, muchísimo, y la de los niños protagonistas ni os cuento. También me ha gustado mucho la fotografía y colorido, los contrastes entre paisajes y el vestuario de los personajes. Si la veis, nos os pasará desapercibido cómo destaca el azul del cielo y el verde del campo con la vestimenta de los personajes, proporcionando al film una estética muy bonita,  fresca y original propia de este director.

Con estos elementos y este reparto coral dando vida a personajes llenos de humor, amor, aventura y excentricidades, no puedo hacer otra cosa que recomendarla, a riesgo de que no a todos guste, pues aunque no deja de ser cine independiente, creo que Anderson aquí ha dado en el clavo. La película tiene ni más ni menos que un 7,6 en Filmaffinity. 

¿La habéis visto? ¿os gustó?




martes, 17 de julio de 2012

50 Sombras liberadas, de E.L. James.

Pues ya terminé la trilogía, la verdad es que la he devorado. No sé si a los que reseñáis libros os comentan lo mismo: que cómo es posible que os cundan tanto las lecturas. Aprovecho para decir que no es lo que parece, bueno, en el caso de esta trilogía si lo es, no me ha durado nada entre las manos, pero normalmente cuando hablo de un libro no quiere decir que lo acabe de terminar de leer Si que leo mucho, pero las reseñas suelen salir un poco más tarde, por eso a veces se juntan varias.

Pero bueno, vayamos al grano con 50 Sombras liberadas. En cuanto a la sinopsis,  en ésta ocasión, tras la lucha de Ana por conseguir un mayor compromiso por parte de Christian Grey, la pareja logra tener una relación aparentemente perfecta, llena de amor, pasión, intimidad y bienestar. Pero justo cuando parece que nada puede estropearlo, la fatalidad, el rencor y el destino se conjuran para hacer realidad los peores temores de Ana.

En ésta ocasión conoceremos con detalle las 50 sombras de Christian, su oscuridad, su pasado y sus efectos en el presente. Asistiremos a la evolución de los protagonistas y de los personajes secundarios, evolución que si bien es lenta y repetitiva al principio (Ana y Christian se quedan algo "estancados" en la inseguridad de ambos cada vez que discuten o surge un contratiempo), mejora considerablemente a partir de la mitad del libro, donde se suceden nuevos acontecimientos y se van atando cabos parra cerrar la historia.  Los toques "epistolares" que tanto me gustan en esta parte se reducen, aunque, por otro lado, los personajes secundarios cobran más protagonismo, lo cual me ha gustado.

El contenido de esta tercera parte se podía haber concentrado en menos páginas, pero dado que ya es la última y que no quería que acabara, le he sacado el lado positivo al hecho de que se extendiera un poco más. Me ha gustado el final y he vuelto a ver la influencia de "Crepúsculo" en el capítulo anexo "Conociendo a 50 sombras", en el que la autora deja abierta la puerta a una continuación y en el que se cuenta el comienzo de la historia desde el punto de vista de Christian Grey (no sé si sabéis que Stephenie Meyer tenía un cuarto libro que se correspondía con el primero de la saga, pero desde el punto de vista de Edward Cullen, los capítulos se filtraron en internet y la autora, bastante molesta, publicó un comunicado confirmando que ese libro nunca vería la luz).

Está claro que estos libros no gustan a todos, pero no deja indiferente a nadie. Mi balance es positivo, ha sido una lectura ideal para el verano, distinta, adictiva, erótica, abrasadora, romántica, ligera. Ahora sólo queda esperar a que hagan una adaptación cinemátográfica en condiciones.

Si queréis ver las otras reseñas, pinchad en estos enlaces de 50 sombras y 50 sombras más oscuras.


jueves, 12 de julio de 2012

50 sombras más oscuras, de E.L. James.

Pues aquí estoy con la segunda parte de la trilogía "50 Sombras de Grey". No voy a entrar en detalles, para no desvelar nada importante de su contenido.

En 50 sombras más oscuras (Edit. Grijalbo), la historia  de los protagonistas avanza, por fin sabemos más de la Sra Robinson, y también conocemos más detalles del oscuro pasado de Christian Grey. En esta ocasión tendremos alguna dosis de intriga, todo ello aliñado con las numerosas raciones de sexo explícito que ya conocemos,  ahora con un mayor porcentaje de romanticismo.

Hay algunos elementos que hasta ahora no veía y que con este segundo libro he reconocido: hasta ahora no veía similitud (más allá de la historia de amor de los protagonistas) con otras sagas. En ésta ocasión si que la he visto, por determinados hechos que acontecen y que no voy a desvelar. No obstante, no es algo que me haya afectado negativamente, pues de diferencia en otras cosas y es una historia distinta.

Por otro lado, al ser el segundo libro, he notado cómo  aumentan las repeticiones del estado de ánimo o reflexiones de los personajes. En algunos casos no me ha importado, todo lo contrario, coincido con la reseña de Aran: las intervenciones de la diosa que lleva dentro la protagonista me han arrancado más de una sonrisa, no me importa que se repitan, y el continuo intercambio de e-mails de los protagonistas, cargados de ironía, ingenio y atración entre ellos, son de lo mejor.

 Por lo demás, he disfrutado y me he enganchado nuevamente, y es que, en cuanto a lo que se está hablando de estos libros, reitero lo ya dicho y añado alguna cosa más: está claro que la autora no se va a llevar el Nobel de literatura, pero es que no creo que lo pretenda. No es la primera ni la última saga comercial que llega a mucho público con éstas características. A mí, personalmente, no me importa, no excluyo de mis lecturas a los Best Sellers ni este tipo de sagas, de las cuales he leído algunas. Hay otro tipo de libros que no me acaban de convencer, pero no son éstos.

Desconozco si la autora se ha documentado bien sobre las prácticas sexuales de sadomasoquismo y sumisión o no, y es que no me interesa, puesto que no se trata de una novela histórica en la que tenga que contrastar fechas o algo similar. No es el morbo lo que me ha hecho leer el libro, por tanto no creo que se haya quedado corto en este tema.

También soy consciente de que el libro no me va a hacer reflexionar sobre el origen de la vida, hacia dónde vamos, de dónde procedemos y otras cuestiones trascendentales... Para eso ya hay otro libros muy recomendables, los cuales  he leído y seguiré leyendo también, en mi caso una cosa no excluye la otra.

En definitiva, me ha gustado mucho,  me ha enganchado y me sigue pareciendo entretenido y adictivo a más no poder, por encima de los matices que pueda hacer, y es que sabía más o menos lo que me iba a encontrar al leerlo, por eso lo he disfrutado. A este tipo de historias no le pido más y me parece que también tiene su mérito lograr que numerosos lectores devoren la trilogía en tan sólo unos días.



Por último,  destaco y agradezco la lista que se ha hecho en Spotify de las canciones que se mencionan en los libros, son canciones recopiladas de lo más variadas y también las estoy disfrutando mucho (Police, Sinatra, Bublé, Springsteen etc ).


martes, 10 de julio de 2012

La arena del reloj, de Mayte Esteban.

Decidí hace unas semanas apuntarme a la iniciativa de Tatty, del Universo de los libros, de "Un mes, una autora", consistente en esta ocasión en difundir y dar a conocer la obra de Mayte Esteban, profesora y escritora. De las tres opciones posibles, me decanté por "La arena del reloj", que me envió amablemente Mayte. ¿El motivo de esta elección? Había leído ya varias reseñas positivas y es una historia real.

No sé si es que estaba especialmente sensible, porque fue leer la introducción y las primeras páginas y ya estaba emocionada:

Juan José Esteban es el padre de Mayte. Juan José siempre ha querido recoger sus recuerdos. Tiene en mente ponerse a ello cuando se jubile, pero una enfermedad terminal se interpone en su camino. Escrita a dos voces, La arena del reloj invita a la reflexión, a mirarse a sí mismo. Mientras el protagonista va repasando su vida, su hija, Mayte, expresa los sentimientos que le produce la enfermedad de su padre.

Y es así como va transcurriendo la historia, Mayte, independizada, casada y madre, acude con su grabadora a visitar a su padre y hacer un balance del ayer y hoy, de su vida. Entretanto, la enfermedad avanza ante la impotencia de sus familiares, ante la rabia de Mayte que se niega a aceptarlo y comparte con el lector sus pensamientos.

Por un lado, nos encontramos la historia de un hombre trabajador, noble, luchador, que recuerda sus vivencias desde que es un crío hasta la actualidad, pasando por su adolescencia y juventud: las circunstancias de nuestro país en la posguerra, su vida en el pueblo, las costumbres de la época, sus primeras salidas, sus primeros amigos, su primer jornal, su aprendizaje en la vida etc...Sus anécdotas, en muchas ocasiones, son similares a las contadas por nuestros mayores, por lo que es inevitable sentir simpatía ante una persona que acaba resultando de lo más entrañable.


Por otro lado, Mayte va intercalando sus propias reflexiones, sus impresiones en cada visita a su padre, la esperanza que a veces se propaga entre toda la familia ante un parte médico más optimista, la rabia y la tristeza cuando va viendo que su padre se apaga, que se acerca el final...Mayte reflexiona haciéndose preguntas que todos nos haríamos: ¿Podríamos haber hecho más? ¿Haber sido mejores personas con nuestro ser querido?.

La autora nos abre su corazón y su alma, dándole forma con emotivas palabras, y cuando alguien pone el corazón y el alma en lo que escribe, y lo describe tan sencilla y humildemente, es difícil no emocionarse. Me siento afortunada de haber tenido la oportunidad de conocer, a través del libro, a estas personas. Lo recomiendo sin duda. Podéis adquirir "La arena del reloj" por tan sólo 1 € en Amazon.

 Gracias a Tatty por llevar esta iniciativa a cabo. Gracias a Mayte por compartir esta parte de tu intimidad. Afortunadamente, tu padre te ha dejado un precioso legado. La fecha en la que publico la reseña no es casualidad, es mi pequeño homenaje.

domingo, 8 de julio de 2012

Una de sorteos !


 Pues aquí os traigo un sorteo muy interesante. Carmen, de Carmen y amig@s sortea 5 PACKS de las dos novelas de Toni Hill ( El verano de los juguetes muertos y Los buenos suicidas). Si queréis más información o leer una de las reseñas, pinchad en los enlaces. 

Yo me apunto, ¿Y vosotros? Mucha suerte !!!



sábado, 7 de julio de 2012

Mi blog es de impacto cero, ¿Y el tuyo?

Pues la verdad es que se me ha ido pasando seguir la iniciativa que me llegó al correo electrónico hace un par de meses, y al ver que algunos de vosotros ya lo habéis hecho he decidido que no pasaba de esta semana.

La iniciativa es muy sencilla: por cada blog o web que se une al proyecto, Geniale se planta un árbol, cuya producción de oxìgeno compensará las emisiones de dióxido de carbono que produce mi blog o web. Geniale tiene numerosos catálogos online, reduciendo así el uso de papel y facilitando un cómodo acceso a ellos por parte del usuario. Para ver un ejemplo, pordéis pinchar aquí.


Según el Dr. Alexander Wissner-Gross, un activista del medio ambiente y físico de Harvard, una sola página web es responsable de la emisión de 3,6 kg de CO2 de media al año, mientras que un árbol es capaz de absorber 5 kg. El resultado final es a favor del oxígeno: gana el blog y gana el ambiente.

La iniciativa ha tenido muy buena acogida en los blogs, asi que si queréis saber más, pinchad aquí.

¡ Buen fin de semana !

viernes, 6 de julio de 2012

Blancanieves y la leyenda del cazador.

 Me apetecía ver una película ligera, entretenida, sin grandes pretensiones en su argumento, y aprovechando una oferta de cine en mi ciudad por 3,90 €, decidí ir a ver esta nueva versión del cuento de los hermanos Grimm. Hace unos meses se anunciaba y me negaba a verla,  ver cómo se cargaban el cuento....Poco a poco fue picándome la curiosidad, llamándome cada vez más la atención, y piqué el anzuelo: me alegré de hacerlo.

En “Blancanieves y la leyenda del cazador” (Rupert Sanders, 2012) Kristen Stewart encarna a la única mujer que supera en belleza a la malvada  Ravenna (Charlize Theron), quien aprovechará la viudez del padre de Blancanieves para convertirse en su madrastra y reina, haciendo todo lo posible por seguir siendo la más bella del reino. Pero la malévola Ravenna no puede imaginar que la muchacha a la que encierra para siempre va a huir de sus garras y que ahora, años más tarde, amenaza su dominio, puesto que ha aprendido a defenderse con la ayuda necesaria...

Debo decir que disfruté mucho de la película, de sus efectos especiales, de su música, de su colorido, de su fotografía,  de sus personajes....Es una versión oscura y original del cuento, con algún toque de humor. Hay que verla con la mente abierta, sabiendo que sólo en lo esencial coincide con la historia general.


La única pega que le he visto es Kristen Stewart: bajo mi punto de vista esta chica tiene unos rasgos muy bonitos, muy dulces, apropiados para el papel, pero su interpretación y sus gestos son similares a los de otras películas (saga Crepúsculo), siempre la misma cara de sufrimiento en plan "soy la mujer más desgraciada del mundo". No sé, no me ha terminado de convencer. 

 Afortunadamente, siempre es un placer ver a sus compañeros de reparto: Charlize Theron y Chris Hemsworth. Y como he comentado, su banda sonora me gustó bastante, asi que os dejo el tema principal, que me ha encantado,  y que contiene imágenes de la película.



miércoles, 4 de julio de 2012

Nube de Tinta ya está aquí.


 
Muchos ya lo sabéis, la nueva editorial Nube de Tinta, sello de Random House Mondadori  ya es una realidad, y llega pisando fuerte con dos títulos que tienen muy buena pinta: "Bajo la misma estrella", de John Green y "Memorias de un amigo imaginario", de Matthew Dicks. 

Pues bien, me apunté en una promoción de Bloguzz en relación a éste último y he tenido la suerte de ser seleccionada (¡¡Gracias!!). Me ha hecho mucha ilusión el envío con una presentación tan bonita: la bolsa y el libro rodeado de algodones, acompañado de una tarjeta con mi nombre, empleando la misma tipografía del libro.

 

El Daily News cataloga "Memorias de un amigo imaginario" como "Una alentadora historia de amor, lealtad e imaginación…Es, en realidad, un thriller psicológico sobre el amor, la muerte y la integridad. "

Ni que decir tiene que será de mis lecturas prioritarias este verano...¡Ha despertado completamente mi curiosidad! ¿Y la vuestra?

Os dejo el breve vídeo de presentación de Nube de Tinta, me ha parecido muy bonito, me encanta cuando alude a las ocasiones en que es el libro el que nos encuentra a nosotros.


martes, 3 de julio de 2012

Nada, de Jane Teller.

"¿Por qué finge todo el mundo que todo lo que no es importante lo es y mucho, y al mismo tiempo todos  se afanan terriblemente en fingir que lo realmente importante no lo es en absoluto"...


Nada es un libro del que había oído hablar mucho, hasta que alguien muy cercano (mi hermano mayor) me lo recomendó y algo más tarde, me lo regaló. Su autora, la danesa Jane Teller, nació en 1.964 y dejó en 1.995  su carrera profesional en Naciones Unidas para dedicarse plenamente a la literatura. 

Este libro, de la editorial Seix Barral, ha causado mucha polémica en distintos países, siendo premiado y de lectura obligatoria en los colegios en algunos casos y censurado en otros. Yo me encuentro más cercana éste último grupo (aunque nunca censuraría el libro). Explicaré mis impresiones a continuación.

El protagonista de "Nada" es Pierre Anthon, un niño que abandona el colegio el día que descubre que nada tiene sentido. Es entonces cuando se sube a un ciruelo y declama a gritos las razones por las que nada importa. Día tras día lanza este mismo mensaje a sus compañeros de clase y amigos, desmotivándolos y desmoralizándolos. Al principio todos creen que Pierre está loco, que no tiene sentido nada de lo que dice ni su actitud, pero poco a poco el mensaje va calando en todos ellos y va dejando huella. 

 

 Es entonces cuando sus compañeros acuerdan reunir cosas con "significado", de vital importancia para cada uno de ellos, para entregárselas a Pierre y demostrarle que hay cosas en la vida que  sí que tienen sentido. Mientras más les cueste desprenderse de lo que sea, más valor y significado tendrá, con las consecuencias que ello conlleve, por lo que para lograr su objetivo, no dudaran en hacer cualquier cosa, cualquiera, aunque luego sea demasiado tarde para volver atrás...

Se trata de una novela más bien corta (158 páginas), de fácil lectura (que no de fácil contenido o fondo). La historia nos la cuenta Agnes, una de las compañeras de Pierre.

Como he comentado, este libro ha sido a partes iguales censurado y premiado. La autora, en una nota final, expresa su agradecimiento a los lectores que han sabido ver la luz en esta historia. Yo, sin embargo, no he sabido verla.  Ya he mostrado mi disconformidad con la censura del libro, pero desde luego no lo pondría en la lista de lecturas obligatorias de un instituto (como ocurre en varios países). Tampoco dejaría que un menor lo leyera.

Jane Teller, la autora.
  No he percibido la luz por ninguna parte. Sí que tengo una visión y opinión personal más positiva sobre las cuestiones existenciales que plantea el protagonista, pero no porque me las aporte la narración, es más, lo que encontramos en la historia es todo lo contrario: oscuridad, abismo, crueldad, hasta el punto de que algunos capítulos se me han hecho extremadamente duros y me ha costado mucho leerlos. Ha sido difícil ver reflejado lo peor del ser humano en unos niños.

He leído que se compara mucho "Nada" con "El guardián entre el centeno". Para mí no tienen nada que ver, "Nada" es mucho más crudo, sombrío y pesimista.

¿Lo habéis leído? ¿Qué os parece?