viernes, 25 de julio de 2014

SMILE (XXII)

#SMILE #VIERNES

Estoy un poco fuera de onda, pero quería pasar al menos hoy a dejar una sonrisa de viernes y comentar que casi no tengo tiempo para nada, así que seguiré estando algo perdida. Os echaré un ojo de vez en cuando....

¡Feliz Viernes!


martes, 15 de julio de 2014

La última noche en Tremore Beach, de Mikel Santiago.

Nos encontramos ante el debut literario de Mikel Santiago (en lo que a novela se refiere), un nombre que creo dará que hablar de aquí en adelante. Influido por, entre otros, Stephen King,  cuenta el autor que la idea de esta novela nació en un pueblo de la costa de Donegal, en Irlanda, a raíz de unas vacaciones que pasó con unos amigos en una casa aislada junto al mar. Benditas vacaciones, porque adelanto desde ya que la ambientación es uno de los puntos fuertes de esta novela.

"La última noche en Tremore Beach" cuenta la historia de Peter Harper, un compositor de música para cine y televisión que se encuentra en un difícil momento personal y profesional. Padre de dos hijos, el abandono de su mujer lo sumerge en un bache emocional que lo lleva a retirarse a una casa idílica, solitaria y cercana a un pequeño pueblo irlandés, Clenhburran. Allí tendrá como únicos vecinos a los Kogan, con los que establece una amistad muy especial.

Una noche, Peter se dispone a ir a cenar a casa de los referenciados vecinos. Es una noche de temporal, el viento y la tormenta le hacen dudar sobre si es buena idea acudir a la cita. Finalmente, pese a su "intuición", decide ir, y es que Peter tiene premociciones, presentimientos sobre hechos que van a suceder. De camino a casa de sus vecinos, sufrirá un accidente que acentuará esa especie de don, de forma que tendrá visiones, cada vez más alarmantes, relacionadas con sus vecinos, sus hijos, y una chica del pueblo con la que ha empezado a salir. 

Estamos ante un thriller que me ha durado muy poco entre manos. Muy pocas páginas necesita el autor para introducir al lector en esa inquietante noche en la que todo apunta a que algo extraordinario va a suceder. Narrado en primera persona, Mikel Santiago se vale del protagonista para ir dosificando la información que ofrecen sus aterradoras visiones, de tal forma que llega un momento en que dudamos sobre la veracidad de las premoniciones,  sobre la verdadera identidad de quienes le rodean, lo que hace que pases las páginas casi sin darte cuenta buscando las respuestas a todo lo que sucede.

Casas solitarias, sensaciones turbadoras, pesadillas, visiones sangrientas, así como el misterioso pasado de algunos personajes, serán algunos elementos propios del género que trasladarán al lector a Tremore Beach, y es que insisto en que la ambientación en esta novela está muy lograda, atrapándote el suspense de principio a fin. Por su parte,  el protagonista es un personaje muy bien construido, muy creíble, cercano, con cuyas circunstancias personales es fácil empatizar.

Recomiendo encarecidamente adentrarse en esta escalofriante historia de Mikel Santiago, un escritor al que hay que seguiré de cerca.

miércoles, 2 de julio de 2014

Carta de amor, de Dylan Thomas.

"Me gustaría escribirte de un modo muy distinto, con una prosa entusiasta y sin afectaciones, con todo el calor de mi corazón, y si no fuera posible, con toda la clara calidez de mi inteligencia."


La correspondencia personal es un ejercicio de expresión íntimo en el que normalmente nos abrimos a otra persona. A veces, el remitente o el destinatario resultan no ser anónimos, y no solo eso, sino que se trata se alguna personalidad sobre la que nos interesa saber más allá de su vida profesional. Dylan Thomas (1.914-1.953) fue poeta, escritor de relatos y dramaturgo. Asomarse a sus "Cartas de amor" es asomar a algo tan personal como el hecho de amar en sí.

 Esta selección de cartas fue publicada con el consentimiento de todas las partes y ahora se editan en castellano gracias a la Editorial Siberia. Conoceremos aquí al poeta galés a través de las mujeres a las que quiso. No crea el lector que hallará aquí amor azucarado, pues se encontrará con un retrato profundo e interior de uno de los más destacados poetas del S.XX, que abarca no solo el ámbito personal, sino también el social y profesional.

Como lectora me ha gustado mucho adentrarme en el carácter que se encontraba tras el poeta. Un hombre ambicioso y crítico con los intereseses editoriales, que llevó una vida laberíntica, caótica y apasionada. Si tuviera que describir a Dylan Thomas tras la lectura de este libro, diría que es imposible emplear un solo adjetivo. La impresión que me llevo de él es que fue un hombre impulsivo, intenso, crítico, atormentado. A veces generoso, otras mordaz e irónico, solitario, alcohólico, inseguro, romántico. Un hombre cuya personalidad está llena de matices, un hombre que amó (con pasión y desesperación, según los casos) y que fue auténtico

Una joya editorial, tanto por su continente como por su contenido. Imprescindible.

"Qué terriblemente fácil es resultar herido. A mí me hacen sufrir a diario las cosas más nimias y sutiles. Uno se pone la coraza todos los días pero el verdadero yo, el herido, sigue en el interior oculto a la mirada de los demás."


lunes, 30 de junio de 2014

Franz y Greta, de David Cameo.


 Hasta el momento, David Cameo había publicado sus anteriores novelas bajo el seudónimo de Pablo Tusset. Con "Franz y Greta" comienza una nueva etapa en su trayectoria.

Franz es un niño inteligente y sensible que se va adentrando en la edad adulta. Tiene una hermana pequeña, Greta y una madrasta, Úrsula, que los lleva a un centro comercial.  Allí los hermanos se pierden y Franz, pese  los consejos de un misterioso personaje, decide acudir al "Departamento de niños perdidos" del centro, donde descubrirá la maldición que pesa sobre el lugar, puesto que muy pocos conocen que el centro comercial está construido sobre un antiguo cementerio y hospicio regentado por sor Fauna y sor Flora. Franz y Greta deberán encontrar la forma de volver a casa. El regreso no será nada fácil.

Nos encontramos ante una historia donde realidad y fantasía van de la mano. Franz nos llevará de su mano por un camino lleno de aventuras y superación. Un trayecto donde el lector encontrará constantes guiños a películas,  cuentos clásicos y contemporáneos. Una propuesta muy original y atrevida que no me atrevo a recomendar a todo el mundo, si bien debo decir que en mi caso la he disfrutado.

Con un dominio del lenguaje de lo más resaltable, David Cameo nos ofrece un cuento para adultos con elementos de los que hemos disfrutado alguna vez en nuestra vida lectora o cinematográfica: faunos, madrastras, lugares malditos, brujas y demás seres fantásticos.

En definitiva, el viaje interior de un niño al que vemos hacerse adulto a través de una fábula muy recomendable.


viernes, 27 de junio de 2014

# 23. Pasen, lean, sientan y vean: acuarela.

#Viernes #Acuarela

En los mapas del cielo,
el sol siempre es amarillo;
y la lluvia y las nubes,
no pueden velar tanto brillo.

Ni los árboles nunca,
podrán ocultar el camino;
de su luz hacia el bosque perdido,
de nuestro destino.
(...)

La esperanza jamás se pierde,
los malos tiempos pasarán.
Piensa que el futuro es una acuarela,
y tu vida un lienzo que colorear...


miércoles, 25 de junio de 2014

Escritoras únicas: Janet Frame.

"Si no podía sobrevivir en el mundo de los que escriben cuentos,
 ¿dónde iba a hacerlo, entonces?" 




En los antípodas de las islas Británicas, Nueva Zelanda constituye un archipiélago cuya lejanía literaria triunfa sobre la geográfica. El destino de la novelista Janet Frame (1.924-2.004), confirma estas distancias. Considerada en su país la escritora más representativa y a la vez la más irreductible, sólo fue conocida más allá de los límites patrios después del éxito del film "Un ángel en mi mesa", basado sobre los tres volúmenes de su autobiografía.

 Hija de un ingeniero ferroviario arruinado, cursó sus estudios en la Universidad de Otago. Cuando era una joven estudiante universitaria, su timidez e inseguridad la hacían mantenerse apartada, y esto, junto con un torpe intento de suicidio, la condujeron a la primera de sus reclusiones en un hospital para enfermos mentales. A causa de un diagnóstico equivocado que la declaraba esquizofrénica, se le administró una serie de horribles tratamientos.

Comenzó a escribir en el hospital mental, fruto de sus lecturas de los clásicos. Compuso su primer libro de cuentos titulado "El lago: relatos" (1952), con el que obtuvo el premio Hubert Church de prosa y se libró además de una intervención de psicocirugía. El influyente autor neozelandés Frank Sargeson dio su completo apoyo a la ya escritora, que estaba terminando su primera novela, publicada con el título de "Los búhos no lloran" (1957), en la que explora sus traumáticas experiencias, y habla sobre lo frágil que es la línea divisoria que marca la diferencia entre la lucidez y la locura.

La producción novelística de Frame se compone de once intranquilizadoras novelas de una gran complejidad, de entre las que sobresalen títulos como "Rostros en el agua" (1961), "Pájaros de lluvia" (1968), "Vida en el Maniototo" (1979), "El mensajero de Mirror City" (1985) o "Los carpatianos", con la que obtuvo el premio de literatura de la Commonwealth en 1989. Frame escribió además novela corta, cuatro libros de relatos y apuntes, los poemas recogidos en su único libro de poesía, "El espejo de bolsillo" (1967), y una publicación dedicada al mundo infantil titulada "Mona Minim y el olor del sol" (1969).

 Pero su reputación como novelista y su verdadera popularidad no se produjo hasta la publicación de sus tres más importantes novelas que llevaban por título "Hacia la isla" (1982), con la que consiguió el premio James Wattie al libro del año 1983, "Un ángel en mi mesa" (1984), galardonada con el premio de literatura de Nueva Zelanda; y "El enviado de la ciudad de cristal" (1985).

   Fuentes:

viernes, 20 de junio de 2014

SMILE (XXI)

#Smile #Viernes
#A veces


A veces las cosas se tuercen por diversos motivos, y lo que menos te apetece es hacer una entrada hoy. De pronto, alguien ajeno a todo te manda un mensaje preguntándose cómo será tu post del viernes. Eso, y alguna cosa más, te hace pasar por aquí para dejar algunas imágenes acompañadas de buenos deseos para hoy, para el fin de semana y para siempre. 

¡Sonreíd!
¡Feliz Viernes!