martes, 7 de noviembre de 2017

Decíamos ayer... Anna Karénina. Lev N. Tolstói.


Este verano saldé una deuda pendiente desde hace muchos años. Si ya de por sí estaba tardando en leer este libro, a ello se sumó que la edición que tengo es preciosa, pero muy pesada como para llevarla conmigo todos los días, de modo que aproveché las vacaciones.

Prácticamente todos conocemos la frase memorable con la que empieza la novela Anna Karénina ("Todas las familias felices se parecen; las desdichadas lo son cada una a su modo"). Ello nos sitúa en la casa de los Oblonski, donde Dolly acaba de tener conocimiento de la infidelidad de su marido con una antigua institutriz. Iremos conociendo las circunstancias del engaño y a la familia al completo. Dolly tiene una hermana pequeña, Kitty, deslumbrada por el joven conde Wronski, lo que le hace rechazar la petición de matrimonio de Levin, algo más mayor y amigo de la familia de toda la vida. A su vez, el marido de Dolly, Stepán, tiene una hermana, Anna Karénina, casada, que tampoco puede evitar caer rendida a los encantos de Wronski...A partir de aquí se desarrolla una historia (más bien varias) que va mucho más allá de lo que yo pueda contar aquí.

Poco puedo aportar yo que no se haya dicho ya sobre esta maravilla de la literatura universal. No soy muy partidaria de las etiquetas, por eso me parece que hablar de una historia de amor es simplificar demasiado (entre otras cosas, porque hay más de una historia de amor). Dicen que el propio autor tenía otro nombre pensado cuando se publicó en 1878, "Dos familias", título que confieso me habría parecido más adecuado (y otro mejor todavía habría sido "Konstantin Levin").

Anna Karénina es un análisis crítico y pormenorizado de la sociedad e ideología de la época, de la vida en la ciudad en contraste con la vida en el campo, de las clases, las apariencias y la doble moral. Pero más allá de ello, es una radiografía no solo de la mujer, también del amor en sus diversas etapas y manifestaciones (el amor modélico, el sosegado, el hastiado, el conformista con las convenciones sociales y el rebelde ante las mismas, el obsesivo y tóxico),  así como del alma humana en general. Hay fragmentos sublimes plasmando la tormenta interior Anna Karénina y el existencialismo de Levin, que llega a traspasar las páginas.

Si ya me había sorprendido Tolstói y sus dotes psicológicas en "La felicidad conyugal", aquí me ha fascinado. Me costó mucho despedirme de la historia y de los personajes al llegar a la última página, especialmente, como ya habréis adivinado,  de Levin. Al margen de las posibles pinceladas autobiográficas, me parece un personaje extraordinario. Es tan creíble, tan imperfecto y tan cargado de matices, que es imposible olvidarlo, al igual que la novela en sí. Imprescindible e inolvidable.

Aprovecho para decir que esta edición estaba agotada desde hace mucho y ahora vuelve a estar disponible en su sexta edición. Su traducción ha sido premiada en sendas ocasiones. Una joya.

27 comentarios:

  1. La leí hace años y me pareció impresionante.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Es de los pocos libros que he leído varias veces y ha aguantado muy bien el paso de los años y de la vida.
    No me importaría tener una edición en condiciones aunque le tengo mucho cariño a mi edición bolsillo de letras minúsculas.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Tengo una amiga que a esta novela la llama "el libro de Levin" para que veas cómo cala el personaje. Yo siempre pienso que la prueba de fuego para hablar de una obra de la literatura como un clásico es lo que dice arriba nuestra Norah: que aguante bien cuántas lecturas te apetezca hacer y que los años no pasen por él. Y esta la cumple. Sin embargo, mi novela de Tolstoi preferida sigue siendo "Guerra y paz", las historiadoras somo así ;-)) Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Me enamoré del autor con esta obra, y tengo una deuda pendiente con él porque hace tiempo que no le hago hueco en mis lecturas.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Pues no la he leído y sé que debería pero tendré que dejarla para el verano porque ahora mismo no puedo meterme en una lectura como esta.

    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Lo mismo me pasa a mí con Guerra y PAz, que pesa..... tonelada y media, y no lo saco de casa, pero me parece un sacrilegio leerlo en digital, así que está esperando su momento.
    Anna Karenina es un pendiente tb para mí, la película sí que la he visto, y por supuesto, lo leeré, sin dudar. NEcesito que sea una edición preciosa y agradable, para buscar el momento. La de Alba no la tenía yo controlada, así que gracias.
    BEsotessss,

    ResponderEliminar
  7. Yo leí esta novela cuando no debía estar preparada para ella hace muchos muchos años y claro, me pareció un truño. Sé que merece una relectura pero la vida no me da para tanto y la pereza me puede así que continúo, por ahora, con la asignatura pendiente.
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Yo la leí hace años y volvería a leerla de nuevo. La edición es una maravilla y me la pido para Reyes. De tu reseña digo como tú de la novela: impresionante e impecable; no solo se ve como te ha calado sino que lo has trasladado a la perfección.
    Besos

    ResponderEliminar
  9. hola! hermosa lectura, gracias por compartirla y vivirla, que se la merece! que bueno que haya nuevas ediciones de estas joyas, saludosbuhos.

    ResponderEliminar
  10. Estaba enamorado de esta edición pero su elevado precio siempre me intimidaba, así que lo dejé pasado. Sin embargo, cuando finalmente me decidí a atreverme con esta obra magna de la literatura rusa ¡se había agotado en todos lados! Pero movilicé a mil buenos libreros que finalmente me encontraron un ejemplar. Desde entonces lo tengo pendiente, y pienso dedicar mi 2018 a Tólstoi, así que pronto empezaré con este librazo que tanto te ha gustado. Su primera frase ya me ha obsesionado durante años, ya no me imagino el libro :)

    ResponderEliminar
  11. Todavía no he tenido tiempo de leerlo. Pero, después de leer tu reseña (magnífica por cierto) y los comentarios de los demás, creo que va a escalar puestos en mi lista de pendientes.

    Muchas gracias por compartir con nosotros esta reseña.

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  12. Me encantó este libro, y desde que me lo he encontrado recientemente como parte de un relato, estoy pendiente de hacer una relectura
    Besos

    ResponderEliminar
  13. También lo tengo pendiente, pero lo que es peor, lo he tenido tantas veces en la mano, que ahora (que tengo casi todos mis libros en cajas, esperando el momento de colocarlos), no sé si lo tengo o no... También me apetece mucho ver la película, pero no quiero verla antes de leer el libro.

    Besos!

    ResponderEliminar
  14. Una obra maestra, sin duda.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  15. Acabo de comprender por tu reseña que cualquier película o noticia, que no tenga que ver con leer el libro en si, no acerca ni un ápice a lo que realmente es la historia ni lo que se puede disfrutar de ella.

    ResponderEliminar
  16. Lo tengo pendiente y no tiene perdón. A ver si me hago con un ejemplar.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  17. Ya no me acuerdo si la leí o el recuerdo es solo de la película

    ResponderEliminar
  18. La leí hace muchos años cuando hice un repaso de la literatura rusa y me encantó. Pero al leerte me he dado cuenta que es de esas obras maestras que debería leer y que seguro que, ahora con el paso de los años, aún saboreo más.
    Me has hecho sonreír con ese costarte despedirte de la historia y de los personajes y es que cuando te atrapan en su mundo...qué grande saber hacer eso.
    Un beso

    ResponderEliminar
  19. Ay un eterno pendiente, me da un poco de respeto la verdad, pero se que lo terminaré leyendo, esa edición es preciosa y las traducciones de Alba suelen ser muy buenas
    Besos

    ResponderEliminar
  20. Uno de mis eternos pendientes. Tomo nota de la edición. Puede haber mucha diferencia entre una mala y una buena traducción.
    Besos

    ResponderEliminar
  21. Lo leí hace ya 3 años y me gustó mucho, hubo alguna parte política que me costó más, pero en general guardo muy buen recuerdo
    Un beso!

    ResponderEliminar
  22. Me encanta eso de "me costó despedirme de ella"...hay libros de los que nos cuesta mucho marcharnos...y se vuelven piel con nosotros. He leído a Tolsotoi. Relatos fundamentalmente y algún librito corto. Pero no los más famosos. Me gusta mucho como escribe...Karenina aún está entre mis imprescindibles pendientes...espero poner remedio en algún momento.

    Un abrazo y feliz semana.

    ResponderEliminar
  23. Desde luego es una lectura para no perderse. Me encanta el mundo que describe pero aún no me siento con fuerza para enfrentarme a una lectura así. No sé es como si me diera miedo. Creo que sabes por donde voy. En fin, algún día me pondré con ella. Besos

    ResponderEliminar
  24. Hace años que no leo nada de los clásicos rusos, que me acompañaron mucho un tiempo. A Tolstoi lo tengo muy abandonado, aunque no leí Ana Karenina: es una de mis eternas lecturas pendientes. Por tu reseña, veo que has disfrutado con su lectura. Besos.

    ResponderEliminar
  25. Es uno de los clásicos que tenía en mente leer este año, ya lo veo imposible pero del próximo no pasa. Se nota la gran lectura que es con solo leerte, esto es la belleza de los clásicos que atrapan al lector poe muchos años que pasen.
    Besotes

    ResponderEliminar
  26. ¡Hola!
    Todavía tengo pendiente esta novela pero espero leerla en cuanto tenga más tiempo, pues mi edición es muy pesada para el bolso, y no tan bonita como la tuya, ¡menuda maravilla!
    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar

¡ Gracias por comentar !