lunes, 16 de octubre de 2017

Celeste 65. José C. Vales.



Llegó Celeste 65, y había que leerla. Esta vez no he dejado pasar el "boom". Tras "El pensionado de Neuwelke" y "Cabaret Biarritz" (ganadora del Premio Nadal en 2015), tan distintas entre sí, tenía curiosidad por saber el sendero por el que continuaría el escritor zamorano  José C. Vales. Basta abrir el libro ("Los pecados estivales 2") para averiguarlo e intuir que se avecinaban horas de diversión, como así ha sido.

Nos encontramos a mediados de los sesenta. Conocemos a Linton Blint, un hombre amargado al que ya siendo pequeño le dejaron claro que nunca llegaría a ser nadie. Su debilidad mental, su falta de carácter e inoperancia social hacen de él un auténtico incompetente. Por eso decide hacerse entomólogo, pues parece que los insectos son seres ajustados a su personalidad. Su psiquiatra, la doctora Val,  de labios freudianos y rodillas francesas, lo achaca todo a un terrible suceso de la infancia del que fue testigo. Tampoco supone consuelo alguno para nuestro protagonista la convivencia con su esposa Laurine y la tía Mildred, que huele a muerto y parece descomponerse en vida. A todo ello se suma el despido de Linton ante el grave acciedente que tiene lugar en el St Christopher College. 

Dadas todas estas circunstancias (y alguna más), Linton se ve obligado  a huir de Inglaterra. Se convierte en Nigel y viaja a Niza, donde en pleno verano se encontrará con lo mejor de lo mejor de la sociedad de la época. Allí conocerá a Celeste Levv, sobrina de un famoso anticuario judío que va a Niza para adquirir varios objetos en una subasta. Celeste es alegre, inteligente, muy vitalista, y  acompañará a Nigel en sus andanzas por Niza.

Nuevamente he disfrutado con esta hilarante novela. Raro es el capítulo que no te arranca una sonrisa ya en su primer párrafo (eso si no lo hace antes el nombre del capítulo en sí), y si tenemos en cuenta que los capítulos son muchos, muy breves, y que se suceden casi sin darte cuenta...la diversión está asegurada en todas sus páginas. Ha sido un placer asistir de nuevo a esta ejercicio de ingenio, de humor inteligente, ironía y sátira característicos del escritor,  donde todos reciben: escritores (poetas incluidos), lectores, el panorama cultural,  la sociedad en general...

Una vez más el desenlace de la novela queda en segundo plano, porque es la estancia en Niza, en ese inolvidable Hotel Negresco, donde disfrutaremos viendo a Nigel salir poco a poco de su aletargamiento social ante la presencia, por ejemplo, de Grace de Mónaco, y es que Celeste 65 está llena de guiños y referencias cinéfilas (¡My fair lady!), musicales y literarias (incluso a sus trabajos anteriores).

En definitiva, lo último de José C. Vales me ha gustado más que lo anterior (pero no más que El pensionado,  que soy una sentimental). Una novela divertida, original y con banda sonora propia. Muy recomendable.



24 comentarios:

  1. Me quedo con Celeste, me llama más el argumento de esta historia y el humor que desprende. Además parte de un entomólogo, una profesión que me parece curiosa (y que por lo que cuentas del protagonista parece ir como anillo al dedo). Anotada.
    Besotes

    ResponderEliminar
  2. No me importaría leerla aunque por ahora no puede ser.

    ResponderEliminar
  3. En este momento la descarto, aunque no me importaría más adelante.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  4. De momento no me animo aunque sigue apuntada en mi lista para más adelante.
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Estaba esperando más opiniones y le tenía precaución. Me gusta lo que cuentas. Sí el nombre del capítulo ya da risa...será buena. La buscaré.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Hola!
    Los años 60 tienden a darme pereza, pero no me gusta cerrarme a un libro por algo así, ya veremos si se cruza en mi camino :)
    Besos!

    ResponderEliminar
  7. Qué ganas tenía de pasarme a ver qué te había parecido "Celeste 65" :-) Es que es tan genial... Sí que es verdad que se parece más, en cuanto a la voz narrativa a "Cabaret Biarritz" y que "El pensionado de Neuwelke" sigue siendo un poco la más distinta, la más romanticista (de los románticos de finales del XVIII, que, por cierto, me reí un rato con el párrafo de los románticos que se ionizaban en Celeste). Es un placer compartir tan buenas y divertidas lecturas contigo, me parece que José C. Vales es un referente de que la excelente literatura no tiene por qué ser un peñazo metafísico existencialista. Un beso.

    ResponderEliminar
  8. El pensionado de Neuwelke me encantó, aunque parece de un estilo muy distinto a esta. Sin embargo, ese carácter divertido de Celeste 65 me llama mucho la atención, y me está apeteciendo bastante ponerme con ella. A ver si la consigo pronto.
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  9. Aunque no responde al tipo de novela que me atrae así de primeras, la verdad que suena a fresca y súper entretenida. Y ganas que hay de leer al autor.
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Pues no me importaría leerla, que estoy viendo que está gustando mucho. Pero como no está aún en mi estantería, tardará en caer.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  11. He de reconocer que aún tengo pendiente El pensionado, tengo ganas de estrenarme con el autior del que sólo leo cosas buenas
    Besos

    ResponderEliminar
  12. No puedo comentar sobre la novela ni lamentablemente sobre el autor, porque aún tengo pendiente de lectura Cabaret Biarritz. Mea culpa, que soy una caprichosa y me compro más de lo que leo, y ... bueno, ya sabes.
    Me ha gustado la sencillez con la que has contado la reseña sin excederte en detalles que quizá chafarían la lectura (para mí), porque una cosa es contar y otra destripar, ¿no te parece?
    Te felicito por ello.
    Besos.

    ResponderEliminar
  13. Tiene buena pinta, sí. Me atrae más que el del Cabaret así que voy a hacer como que no lo veo y me apunto a Niza directamente.
    Para el otoño que llegará algún día.
    Besos

    ResponderEliminar
  14. Ay, ay, que cuando leo que es una novela divertida me echo a temblar. Es cierto que de tu opinión me fío más que de otras pero aún así... No sé... El humor es muuuuy subjetivo, jeje.

    Me has metido el gusanillo en el cuerpo, es cierto, pero no sé si terminaré sucumbiendo ;)

    Besos!

    ResponderEliminar
  15. Pues lo tengo pendiente así que ya compararemos impresiones.
    Besos.

    ResponderEliminar
  16. Esperando está, a ver si disfruto yo también con su lectura. Besos.

    ResponderEliminar
  17. Tengo los dos libros anteriores del autor y ¡¡sin leer!! De vergüenza. Me atrae mucho lo que cuentas. Me parece un historia un tanto alocada y que sea hilarante me resulta muy atractivo pero creo que antes debería ponerme con el pensionado no?

    ResponderEliminar
  18. A José C. Vales lo conozco por sus excelentes traducciones. Esta novela que reseñas no me termina de convencer. Me atraen más sus anteriores novelas. Besos.

    ResponderEliminar
  19. No conocía al autor, suena interesante. Gracias por la recomendación.
    Con tu permiso me quedo por aquí, y te invito a su vez a nuestro blog:
    https://erasejm.blogspot.com.es/

    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  20. Ya sabes que lo leeré, ya veré cuándo :D

    ResponderEliminar
  21. Leí de él 'El pensionado de Neuwelke', una novela con muchas virtudes. Ésta, de momento, aunque es cierto que parece una lectura original y divertida, la dejo pasar.
    Besos

    ResponderEliminar
  22. Tiene buena pinta. Las risas siempre son buenas. Siento decir que no he leído aún al autor, así que este libro puede ser una buena oportunidad. Abrazos.

    ResponderEliminar
  23. Sabía que esta tenía que apuntármela pero ya tú le has dado la puntilla

    ResponderEliminar
  24. Pues lo apunté cuando salió pero con tanta novedad se me ha quedado atrás, me gusta lo cuentas y sube puestos en mi lista, lo que me falta es tiempo para leer todo lo que me apetece.
    Un beso

    ResponderEliminar

¡ Gracias por comentar !