Nunca sabrás quién fui. Salvador Navarro.

 


Qué decir de Salvador Navarro que no haya dicho ya. He leído prácticamente todo lo que ha publicado. Conecté con el escritor y con la persona desde el minuto cero. Y eso se trasladó más allá de la pantalla.

Leí un adelanto de este título en la habitación de un hotel hace poco más de un año. La novela se hizo realidad unos meses después, pero mi concentración no pasaba por su mejor momento, y si hay algo que sé con seguridad es que las novelas de Salvador exigen especial atención por parte del lector; es marca de la casa. Por fin llegó el momento de ponerme con ella y hoy comparto mis impresiones.

Conocemos a Álex Panelas, un joven periodista gallego afincado en Madrid que trabaja para una revista digital en condiciones precarias y que sueña con publicar su primera novela. En su camino se cruzará una misteriosa millonaria dispuesta a ofrecerle un trabajo peculiar a la vez que tentador: nómina desorbitada y piso de lujo en Sevilla a cambio de ganarse la amistad de un empresario y no hacer preguntas. 

Y hasta aquí voy a contar, porque uno de los elementos que más se disfrutan de las novelas de este escritor: el factor sorpresa. Nuevamente Salvador se centra en un protagonista y lo rodea de secundarios perfectamente caracterizados y sometidos a varios hilos argumentales donde nada es lo que parece. Nuevamente nos lleva de la mano por Sevilla (esto bien merecería una ruta literaria guiada si estuviésemos en otras circunstancias) y nos introduce en un juego metaliterario con un final sorprendente.

Esta vez Salvador Navarro arriesga más, se muestra más transgresor,  riza el rizo y sale airoso, si bien debo decir que no es la novela que más me ha gustado de las que le he leído. Seguramente se deba a un aspecto que no me ha convencido con respecto a uno de los personajes y que prefiero omitir por no condicionar a nadie su lectura ya que,  por lo que he observado, es algo que solo me ha pasado a mí. En definitiva: si habéis leído sus anteriores títulos, adelante con este. Si no es el caso, yo aconsejaría empezar por “No te supe perder”. En cualquier caso, acercarse a sus libros siempre es una decisión acertada.


Comentarios

  1. Se me cae la cara de vergüenza, pero tengo que decir que aún tengo en casa sin leer su anterior novela. A ver si le hago hueco de una vez.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Buenas noches, Rocío:
    Tienes razón, el argumento de este libro es mejor no tocarlo mucho porque es su mayor atractivo. Por otro lado, me intriga saber qué personaje no te ha entusiasmado. Tendré que leer la novela e intentar adivinar.
    Un abrazo y enhorabuena por tu reseña!!

    ResponderEliminar
  3. El anterior libro del autor me encantó. Y por lo que estoy viendo, este lo voy a disfrutar aún más.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Margari... sé que te gustó. Anímate con ésta. Muchos besos

      Eliminar
  4. No he leído nada del autor, me llevo este para cuando me apetezca algo del género
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Hola. Pues yo que tenía pensado empezar por esta... Es que me atrae más esta trama que la anterior novela. Bueno, ya veré. Además creo que da igual porque no es un autor de un solo libro. Me gusta eso de tener que estar atento, te mete mogollón en la trama.
    Besotes

    ResponderEliminar
  6. Conozco al autor de las redes sociales, pues es paisano, pero hasta el momento no leí nada suyo. Este que traes pinta bien, aunque si recomiendas No te supe perder habrá que echarle antes un vistazo y ver qué tal es.

    Un beso ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Paisano, no me dejes de lado ;) Y la comentamos con una cerveza

      Eliminar
  7. Me encanta que sea el propio Salvador el que esté contestando los comentarios de la entrada, jajaja. Como te comenté en Instagram, tengo en casa No te supe perder así que empezaré por ahí. :)

    ¡Besos a los dos!

    ResponderEliminar
  8. La tengo pendiente de lectura. Leí el borrador hace unos años, era un embrión, y fue en un momento complicado para mí. La tengo muy al alcance, me mira haciéndome ojitos y sé que acudiré a ella más pronto que tarde pero me da miedo. Sé que habrá pasajes que relacionaré con alguna emoción algo dolorosa. En cualquier caso, los libros de Salvador son siempre un acierto. Besos

    ResponderEliminar
  9. PArto de la base de que el escritor me cae bien; no lo conozco de nada, pero me transmite buenrollismo.
    Leí "Huyendo de mí" y me gustó un montón. Le sigo siempre la pista; no ha dado el caso de que haya leído otras obras suyas pero lo haré, y esta, a pesar de esa "cosita" que te ha chirriado un poco, me sigue atrayendo.

    Dado el caso, ya comentaremos.
    Muak.

    ResponderEliminar
  10. Pues aún no me he animado con ninguna novela de este autor, reconozco que esta me llama la atención pero ya veré que hago.
    Un beso

    ResponderEliminar
  11. Voy a indagar sobre “No te supe perder” :-)
    Un beso.

    ResponderEliminar
  12. Me gustó mucho El hombre que ya no soy. Espero que se cumplan las expectativas que tengo puestas en Nunca sabrás quien fui. No leo tu reseña, porque le toca el turno nada más terminar Tristana, de Pérez Galdós. Besos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

¡ Gracias por comentar !