#31. Pasen, lean, sientan y vean: El sr Livingstone y la bondad del destino.

 

    La mayoría de los lectores mostramos debilidad por las historias ambientadas en librerías. Si a ello le sumas que la historia la escribe alguien cuya trayectoria sigues, el deleite está asegurado; y justo eso es lo que me pasa con Mónica Gutiérrez.

    Leí “La librería del señor Livingstone” en marzo de 2018. Dos años después, también en marzo, llegó la pandemia. Una distopía propia de Bradbury o Matheson se abrió paso entre nosotros. Muchos perdimos la concentración: justo cuando más tiempo teníamos para leer, menos leímos. Yo tenía otro libro de Mónica pendiente de lectura  y lo leí en esta época; era justo lo que necesitaba. A muchos lectores les pasó lo mismo, buscaron el tipo de historias feelgood que ella ofrece, centrándose la mayoría en La librería del señor Livingstone: era una librería a la que acudir cuando no se podía ir de librerías.

    Y así fue como el libro empezó a despuntar (más) y llamó la atención de la editorial que esta semana lo ha puesto a la venta en papel (Ediciones B). Y yo no puedo alegrarme más; me gusta saber que hay editoriales que no solo se asoman a las redes y a los números de seguidores, sino que husmean en el mundillo de la autopublicación y se fijan en lo que consumen los lectores. No es la primera vez que esto le sucede a Mónica Gutiérrez, y espero que no sea la última.

    Dice el libro en cuestión que todos los seres humanos necesitan alguna vez creer en la bondad de sus destinos, y es verdad. Hay que confiar, porque esa bondad a veces aparece justo cuando el destino parece ser triste e incierto, y en el señor Livingstone tenéis un ejemplo, supongo.

    Mi vuelta tenía que ser con este post. Feliz viernes, lectores.            

Comentarios

  1. No soy muy partidaria del buenrollismo " per se" pero si me apasionan las historias sucedidas en librerias.

    ResponderEliminar
  2. Hola,
    ¡qué alegría leerte de vuelta! En cuanto a la novela, no es un género que me guste especialmente pero que se desarrolle en una librería es un punto a su favor, lo pensaré.
    Un beso, guapa

    ResponderEliminar
  3. Y menuda vuelta, por la puerta grande. Qué precioso homenaje. Y con toda la razón. Es el tipo de libro que te da pena no poder leer de nuevo por primera vez.
    Besotes

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola de nuevo! ¡Y qué bonita entrada! Es que a mí también me gustó mucho esta librería tan especial: ya la he leído dos veces :-)
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  5. Y yo sin leerlo, a ver si me pongo las pilas. Por cierto, qué alegría verte de vuelta!
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Y el que entra en esta librería ya no quiere salir. Es el encanto de Mónica. ¡Y qué alegría verte otra vez por aquí!!!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  7. ¡Bienvenida de nuevo a estos lares! Yo leí este libro al poco de salir y me gustó mucho. Es verdad que los libros de Mónica tienen ese algo que nos ayuda a evadirnos.

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  8. Yo lo tenía pendiente en formato electrónico y se lo he pedido a mi librera. Espero que no tarde mucho. Besos

    ResponderEliminar
  9. Yo me apunto a tu vuelta y a la novela

    ResponderEliminar
  10. Esta entrada proporciona una doble alegría: la publicación del libro de Mónica y tu vuelta. Que se te echaba mucho de menos, bien lo sabes.

    ¡Besote!

    ResponderEliminar
  11. Bienvenida de nuevo :) Mónica se merece todo lo bueno que le pase y encima tenía que ser con este libro que es precioso. Me alegro mucho por ella

    ResponderEliminar
  12. Ay, qué bien que hemos vuelto a las andadas...La verdad es que este libro de Mónica aún no lo he leído y no sé que hago demorándolo porque esa librería seguro que es un rinconcito donde lo voy a pasar muy muy bien.
    Besos

    ResponderEliminar
  13. Ay, Rocío, qué emoción encontrarme a mi querido Edward aquí, dándote la mano para que vuelvas porque ya era hora y porque te echábamos de menos. Y aunque sabemos que necesitabas toda la energía para otras cosas de la vida, te echábamos de menos. Me encanta esta entrada por muchos motivos, como ya imaginas, pero sobre todo por cómo cuentas la historia de esta novela y porque mi voluntad y la del señor Livingstone no fue otra que ofrecer un ratito agradable, que no es tan fácil con los tiempos que corren. A cambio me llevo muchísimo más: todo vuestro cariño. Gracias y bienvenida de nuevo.

    ResponderEliminar
  14. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  15. Buenos días; Rocío:
    ¡Qué alegría leerte por aquí! Y digo por aquí, porque durante la cuarentena no dejé de leerte en Instagram o Facebook.
    Yo de Mónica sólo he leído última estación, que reseñé con mucho cariño y agradecimiento. Y que dé pendiente de conseguir La librería del señor Livingstone. Ahora será una gran oportunidad de visitar las librerías y comprarlo.
    Un abrazo grande y bienvenida!!

    ResponderEliminar
  16. Lo leí en digital en su omento pero me voy a comprar esta edición en papel, tengo todos los libros de Mónica a la que tengo muchísimo cariño.
    Besos

    ResponderEliminar
  17. Hola! Qué lindo post :D Yo también conocí La librería del Señor Livingstone cuando no se podía ir de librerías, cuando lo único que apetecía era leer una historia de esas características. Lo disfruté muchísimo, también me alegro que la editorial le haya dado la oportunidad que se merece :) Tengo esperando Próxima estación, que estoy segura que también me reconfortará cuando lo lea... (aunque sinceramente dudo que supere el placer que me hizo sentir La librería del Señor Livinsgtone jejeje aunque quién sabe, quizá sí jeje). Un saludito!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

¡ Gracias por comentar !