Tres mil noches con Marga. Pedro Ramos.



Conocí a Pedro Ramos como presentador de Alejandro Palomas en varias ocasiones en mi ciudad. A partir de ahí supe que coordinaba y dirigía numerosos eventos y actividades ligadas a la literatura y que tenía ya varios títulos  publicados en su haber. Con Tres mil noches con Marga me estreno como lectora con él.

Tras la preciosa cubierta del libro se esconde Marga, una joven bióloga gallega de éxito que lleva seis años viviendo en Alaska. Un día recibe la llamada de su madre anunciándole algo inesperado, por lo que decidirá volver por Navidad para reencontrarse con su familia. Es entonces cuando iremos descubriendo poco a poco el porqué de su ausencia durante todos esos años.

Mediante tres hilos temporales perfectamente definidos, nos adentramos en una historia familiar ambientada en la reciente historia de nuestro país, partiendo desde finales de los ochenta. Un país donde Madonna triunfaba con su True Blue, donde la heroína hacía estragos entre los jóvenes o donde nació el espíritu de Ermua tras el secuestro y asesinato de Miguel Ángel Blanco. Una época a la que el autor nos lleva y nos impregna de nostalgia, pues muchos la hemos vivido en edades similares a la de la protagonista. 

Y así, vamos conociendo a la Marga adolescente que veranea en el pueblo, que disfruta saliendo con sus primos, que conoce al primer amor, tal como nos pasó a muchos en la misma etapa; conoceremos a la Marga con el doctorado recién obtenido, que regresa al pueblo con motivo de la boda de su hermano. Ese evento marcará un antes y un después que nos lleva a la Marga actual, la que regresa en Navidad cargada de secretos.

Marga cautiva al lector, ante el que se muestra como una mujer con luces y sombras, independiente, fuerte e inconformista que huye del pasado y de una familia capitaneada por un cabeza de familia machista y anticuado hasta la médula. Nuestra protagonista no cuenta con demasiado cariño entre los suyos, y es que los silencios y las omisiones en la familia se pueden  enquistar e interpretar libremente, y donde unos ven desapego y un renegar de la familia, lo que hay verdaderamente es una ocultación protectora, un afán de no hacer partícipes a los demás del sufrimiento. Si ella habla, el dolor podría extenderse por la familia hasta límites insospechados.

Pedro Ramos muestra su admirable capacidad de, por un lado,  construir personajes (especialmente a la protagonista, con una fuerte carga emocional) y, por otro, construir una historia familiar bien ejecutada (se nota que es profesor de escritura creativa). 

No os voy a engañar, el final de la novela no me ha gustado, aunque esto es también algo meramente subjetivo. Por lo demás, como habréis imaginado, he disfrutado conociendo a Marga y leyendo al autor. Habrá que repetir...


Comentarios

  1. Vaya. Yo lo tenía apuntadísimo y con ganas de leerlo pronto sobre todo por el personaje. Pero me has dejado charada con lo del final. Ya imagino que es cuestión de gustos pero ahora no me fío mucho.
    Iré con cuidado.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Uy, es la primera reseña donde le veo un "pero" a este libro y se agradece, que así las expectativas se moderan. Tengo muchas ganas de leerlo igualmente, aunque será ya para el año que viene salvo sorpresa :)

    ¡Besote!

    ResponderEliminar
  3. Hola!
    Pues lo tengo anotado, así que a ver que me parece a mí.
    Gracias por la reseña.
    Besitos :)

    ResponderEliminar
  4. Al final no me llegó el libro y creo que eso es razón suficiente para tenerlo como asignatura pendiente.

    ResponderEliminar
  5. Me gustó mucho y me trajo recuerdos personales de cosas vividas en primera persona.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola! Pues a mi, a pesar de lo que dices del final, me apetece mucho leerlo. Ya le había echado el ojo y ahora después de leerte, más todavía
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Lo que dices sobre el final me echa un poco para atrás, no es una novela que a priori me apetezca demasiado leer. Creo que la dejaré pasar por ahora. ¡Besos!

    ResponderEliminar
  8. A mí el final no me disgustó. Pero como bien dices, es cuestión de gustos. Repetiré con el autor, sin duda.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  9. Coincido contigo en impresiones, es una novela y un personaje que cautivan al lector.
    Un beso

    ResponderEliminar
  10. Hola guapa,

    coincido en casi todo contigo aunque a mí el final no me disgustó, creo que el autor intentó ser coherente con la historia del personaje pero ya sabemos que sobre gustos no hay nada escrito.

    Un besote

    ResponderEliminar
  11. A mi también me ha gustado mucho esta novela, hasta su final. Besos.

    ResponderEliminar
  12. Sólo he leído cosas buenas de la novela, aunque es la primera vez que veo que el final no ha gustado. Aún así veo que es buena lectura y me da mucha curiosidad
    Un beso!

    ResponderEliminar
  13. Coincidimos en impresiones aunque a mí el final sí que me ha gustado. me ha encantado conocer a Marga y revivir con ella muchas cosas.
    Besos.

    ResponderEliminar
  14. Me gustó a mi también, me pareció una historia bien contada y con un final muy honesto
    Besos

    ResponderEliminar
  15. No me importaría darle una oportunidad. Un beso.

    ResponderEliminar
  16. Una pena lo del final, pero si te ha gustado en general, no importa, ha sido una buena elección :-)
    Besos.

    ResponderEliminar
  17. Amiga, a mi tampoco me "gustó" el final. Aunque hablando con Pedro lo entiendo pero no era el que yo me esperaba.

    ResponderEliminar
  18. A pesar de ese pero (bueno, la mayoría de los libros pinchan en el final), me sigue atrayendo. Creo que podría gustarme.

    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  19. Pues me apunto a conocer a Marga a ver ese final. Besos

    ResponderEliminar
  20. Me gusta lo que nos cuentas de esta novela. Me la llevo apuntada como futura lectura. Besos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

¡ Gracias por comentar !