Y eso fue lo que pasó. Natalia Ginzburg.

"Yo le dije:
—Dime la verdad.
Y él me contestó:
—¿Qué verdad?
Dibujó a toda prisa en su cuaderno y me lo enseñó: un tren muy largo con una gran nube de humo negro y él asomándose por la ventanilla y saludando con un pañuelo.
Le pegué un tiro entre los ojos".




Leí este comienzo impactante en la biblioteca, y no dudé en llevarme el libro. No había leído nada de Natalia Ginzburg (Palermo,1916-Roma, 1991) hasta ahora, por lo que no puedo comparar con otras obras. Esta fue su segunda novela. Cuenta Ginzburg en una nota al comienzo que  cuando escribió esta historia buscaba ser sentirse un poco menos infeliz de como se sentía, pero que fue un error buscar consuelo en la escritura. Estaba pasando por momentos muy duros (perdió a su marido 3 años antes en la Segunda Guerra Mundial), lo que sin duda se deja ver en estas páginas. 

En esta ocasión conocemos a una joven maestra destinada a dar clases lejos de su localidad de origen y de su familia. Entre su trabajo y la pensión donde vive transcurren los días hasta que conoce a Alberto, un hombre ya maduro con el que comienza a salir. Pasan horas juntos, están a gusto uno en compañía del otro. Nuestra protagonista empieza a fantasear, a imaginar una historia de amor como la que vive su amiga Francesca, mucho más adelantada que ella en ese tema y con una forma de entender la vida radicalmente opuesta a la de la joven. Poco a poco se va enamorando, o mejor dicho, se enamora de la idea de enamorarse, mientras que la realidad es que Alberto no da señales de sentir por ella más que un profundo cariño. Sin embargo, las cosas cambiarán cuando fallezca su madre y se quede solo.

Con un lenguaje sencillo, desprovisto casi de signos de puntuación, la historia nos atrapa desde las primeras páginas, pese a conocer el final. Desde el principio intuimos que la infelicidad va a estar presente casi desde el principio de la relación de pareja. El concepto idealizado del amor y del matrimonio de ella, que deja su trabajo y todo por él, choca trágicamente con la realidad de un hombre enamorado de otra mujer, hastiado, incomprensible y cobarde en muchos aspectos. 

Asistimos a un relato duro, descarnado y conmovedor de la protagonista, cuyo apego y conformismo despierta nuestra indignación o la compasión según el momento. Una mujer, como dice Italo Calvino en el prólogo, presa del tedio que no consigue encontrar –que no consigue ni siquiera buscar– la razón de su vida.

 Este título me ha recordado en muchos aspectos a Carta de una desconocida de Zweig. En poco más de cien páginas Ginzburg nos remueve con la historia de una mujer desilusionada y desesperada para la que ni la vida ni el amor han resultado ser lo que esperaba. Una lectura que, os aseguro, no deja indiferente.


Comentarios

  1. Me ha gustado mucho tu frase: se enamora de la idea de enamorarse. Creo que es algo que pasa con mucha facilidad...

    Besos!

    ResponderEliminar
  2. Sí, se nota que es una lectura que no deja indiferente. Anotadísima me la llevo.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  3. Yo tengo ganas de leer algo de ella. Me la apunto.

    ResponderEliminar
  4. Yo también me estrené con esta autora este año, con Querido Miguel. Me fascinó y te la recomiendo. También tiene sus cosas tristes y alguna que otra cosa poco agradable pero creo que no tanto como esta.
    De momento esta lectura no me viene bien, a ver más adelante.
    Un besín

    ResponderEliminar
  5. Leí "Léxico familiar" y me pareció curiosa pero no sé si para repetir autora.

    ResponderEliminar
  6. Hola guapa,

    esta autora es una de mis eternas pendientes; de hecho tengo el libro que nos comentas hoy en la lista de deseos no sé el tiempo. Tu opinión me anima a darle un empujoncito y colarlo para una futura lectura.

    Un besote

    ResponderEliminar
  7. No he leído nada de la autora, pero la verdad es que ya le tenía el ojo echado, y creo que ésta sería una muy buena opción
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Yo ni conocía a la autora la verdad, pero por lo que cuentas puede ser una muy buena opción para hacerlo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Pues me habías convencido antes de terminar de leerte, pero ya con la alusión a Carta de una desconocida, me lo has dejado claro. Lo buscaré también en mi biblioteca, gracias
    Un beso

    ResponderEliminar
  10. El párrafo que te ha hecho llevártelo tiene telita. Yo ahora estoy leyendo a Pessoa que ya remueve bastante a ver como que quedo después de él.

    ResponderEliminar
  11. Lo de la falta de signos de puntuación me trae a la memoria a Saramago y lo que he padecido con alguna novela suyo. No me voy a animar.
    Besos

    ResponderEliminar
  12. Es fantástica esta mujer y me lo llevo apuntado. Leí hace un año y pico A propósito de las mujeres, una recopilación suya de relatos y me dejó hechizada. Y eso que yo no soy de relatos. Este apunta maneras.
    Besos

    ResponderEliminar
  13. Me lo llevo, me lo llevo, me lo llevo... Ese primer párrafo que has puesto es de ir corriendo a comprarlo. Lo que cuentas después lo remata. Lo digo siempre, cómo me gustan estas novelas cortas que cuentan tanto, tantísimo...

    ¡Besote!

    ResponderEliminar
  14. Pues si te recuerda a Carta de una desconocida, de Zweig, es para tenerla en cuenta. Me la llevo apuntada. Besos.

    ResponderEliminar
  15. Impactante ese primer párrafo, yo también me habría llevado este libro. Además me gusta lo que has contado, y ya la comparación con la novela de Zweig me ha terminado de convencer.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  16. ¡Hola! Llevo tiempo queriendo leer algo de esta autora que creo debe ser maravillosa. Veo que te ha gustado esta novela suya así que la anoto
    Besos

    ResponderEliminar
  17. me ha encantado conocerte y leerte
    gracias por compartir tu arte de letras

    ResponderEliminar
  18. Los libros de esta editorial entran por los ojos, no ya solo por su interesante catálogo, sino también por sus cuidadas ediciones; como es el caso de este libro cuya portada, con esos colores tan otoñales, se antoja irresistible. No lo conocía, pero siendo así cortito no me importaría darle una oportunidad.

    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  19. Este lo tengo apuntado, la portada es una monada y la editorial siempre suele ser un acierto =)

    Besotes

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

¡ Gracias por comentar !