Música en el aire. Karmele Jaio.

"Por eso viven tan poco las mariposas, porque la libertad no puede durar mucho tiempo, porque el tiempo es enemigo de la libertad. Vuestras propias actitudes os han hecho presas, como las palabras dichas y no dichas de toda una vida. Qué corta es la vida y qué largos son algunos días."


Siempre que visitamos el rinconcito de otros blogueros anotamos títulos, numerosos títulos. Unos nos llaman más la atención que otros. A veces los compramos, a veces los buscamos en la biblioteca o nos lo prestan,  pero son tantos que acabamos dejando muchos por el camino. Este es uno de esos casos, un descarte. Pero ya sabemos que a veces es el libro el que te elige a ti, y eso es justo lo que ha pasado: lo descubrí gracias a Buscando mi equilibrio, anoté, descarté y finalmente el libro vino a mí, y no tengo palabras suficientes de agradecimiento, porque es una maravilla.

Conocemos a Elena, una mujer que se encuenta en el ocaso de su vida. Todo se acabó para ella cuando murió su marido Isidro. Desde entonces se pasa el día sentada tras la ventana observando lo que ocurre en la calle. Se encuentra a gusto en esa soledad en la que se ha instalado, una soledad que se ve interrumpida a veces por sus hijos que, preocupados, deciden contratar a una chica que le eche una mano y cuide de ella. Elena no quiere salir, se limita a pasar las horas mirando y pensando en las transformaciones que ha sufrido el barrio. Cada vez que algún vecino de su generación fallece, Elena siente que muere también un poco de ella misma, un poco de su historia en ese lugar que a lo largo del tiempo se ha ido adaptando y cambiando en consonancia con la actualidad.

El lector acompaña a la protagonista en ese discurrir de sus recuerdos y entonces va conociendo su vida, la niña que fue, sus primeras amistades, su primer amor, su amiga del alma, Carmen, que vive muy cerca y con la que lleva más de treinta años sin hablarse. Poco a poco nos adentraremos en su vida llena de recuerdos, secretos, ilusiones y decepciones propias del caminar por el destino.

Música en el aire es una joya intimista que me ha conmovido y emocionado, me ha envuelto en sus reflexiones, en su halo de nostalgia y en su estilo poético. En menos de doscientas páginas Karmele Jaio (Gasteiz,1970) nos introduce de lleno en la historia de una vida, en lo que fue y en lo que pudo haber sido, en las consecuencias del silencio y del orgullo. Una historia que va llegando a su fin y que se alterna con el presente, de la mano de unos hijos ya adultos que también tienen mucho que contar, y una joven cuidadora extranjera que viene a poner fin a esa apatía vital de Elena.

 Sin lugar a dudas repetiré con la autora, y sin lugar a dudas este libro estará entre mis favoritos del año, porque es de los que permanecen en ti tras llegar a la última página, de los que llegan para quedarse,  así que gracias de nuevo por ponerlo en mi camino.

Off topic: Cazando Estrellas se va de vacaciones, nos leemos a la vuelta. Gracias por estar :-)


Comentarios

  1. ¡Buenos días!

    Tiene buena pinta así que lo apunto pero no para ahora; en estas fechas me apetecen otro tipo de lecturas. Disfruta de las vacaciones!

    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Creo que voy a dejar pasar tu recomendación.
    Disfruta de las vacaciones ;-)

    ResponderEliminar
  3. En principio no me llama la atención. Ahora prefiero otro tipo de lecturas más alejadas de la realidad y ajenas.
    Besotes
    Off topic: A descansar y disfrutar de las merecidas vacaciones.

    ResponderEliminar
  4. "Qué corta es la vida y qué largos son algunos días." ... me gusta mucho descubrir este libro, creo que tendré que leerlo porque en el futuro me veo como la autora con cada perdida. Disfruta del descanso.

    ResponderEliminar
  5. Desde hace años tengo pendiente otro libro de la autora, Las manos de mi madre, del cual tengo que admitir que casi ni me acordaba ya ¡qué desastre! En fin, que empezaré por ese, a ver si lo rescato.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Ayyyy cuánto me alegra que te haya gustado tantísimo como a mí... Fue un antes y un después este libro. Es curioso, lo leí porque lo recomendaba Julia Navarro en el Semanal o en una revista de estas en las que colabora, y dije, uy, lo leeré. Y después Leí las manos de mi madre y también me gustó mucho (mucho más Música en el aire porque fue el primero que leí suyo).
    Gracias por tus palabras y felices vacaciones.
    Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
  7. Pues me lo llevo apuntado, no lo conocía y parece una lectura interesante =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  8. Disfruta de las vacaciones y tomo nota de tu recomendación. Besos

    ResponderEliminar
  9. Este libro lo tengo apuntado, ya no recuerdo si lo vi en el mismo blog que tu o en otro, pero es cierto que de los blogs sobre libros voy sacando mi lista de futuras lecturas.
    De esta autora leí "Las manos de mi madre" (super recomendado) sentí tantas emociones en ese libro que me hacían suspirar cada pocas páginas. Muy bonito e intimista.
    Así que con ganas de volver a leer a Karmele Jaio
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. hola! es una lectura que nos puede gustar mucho, ese vivir y no de la protagonista y lo que la llevo, a eso, intimista gusta!! saludosbuhos

    ResponderEliminar
  11. Es un tema durillo. No sé yo si en estos momentos podría con él. Pero si es tan emotivo, si te toca como lo ha hecho contigo, pues es posible que lo lea más adelante. Gracias y abrazos. Felices vacaciones.

    ResponderEliminar
  12. Muy buenass!! Tú te vas y nosotros regresamos de las vacaciones.
    Tu reseña me parece todo un hallazgo, porque conozco una persona que se encuentra en situación similar a la prota de esa historia, apenas sale ya, la apatía y la soledad llenan su día a día, y creo que este libro podría ser el regalo perfecto, un bálsamo de aire fresco. Solo necesito saber una cosa, ¿tiene al menos un final esperanzador, o es todo supertriste?

    Un beso ;)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

¡ Gracias por comentar !