lunes, 7 de agosto de 2017

Más allá del invierno. Isabel Allende.

"En medio del invierno aprendí por fin que había en mí un verano invencible". Albert Camus.


He leído varios libros de Isabel Allende. Si la memoria no me falla, este es el sexto. No son pocos, aunque si los comparo con todos los que tiene, sí que puede resultar insuficiente. "Más allá del invierno" ha supuesto mi reencuentro de ella tras unos años sin leer sus novelas.

En esta ocasión, nos situamos en Nueva York, azotada por una brutal tormenta de nieve que paraliza prácticamente la vida de sus habitantes. En estas circunstancias conoceremos a los tres personajes que protagonizan la historia: Lucía, una profesora universitaria de origen chileno. A Richard, americano, también profesor universitario, jefe, vecino y casero de Lucía, ya que ella se aloja en un pequeño apartamento-sótano de su propiedad, y Evelyn, una joven guatemalteca sin papeles.

Lucía es una mujer mayor alegre y optimista que se siente atraída por Richard, que parece no corresponderle. Al contrario que ella, él es arisco, huraño, inseguro, solitario y algo hipocondríaco. En medio del temporal de nieve, Richard se ve obligado a llevar al veterinario a uno de sus gatos. A la vuelta, su coche chocará con el de Evelyn, una chica que casi no le habla y no reacciona ante el incidente. Richard le da una tarjeta de visita. Ese choque cambiará la vida de los tres protagonistas...

Estamos ante una novela de personajes. En los capítulos se van intercalando el presente, el cómo se cruzan estos tres destinos, con el pasado de cada uno. Así, conoceremos los entresijos del golpe de estado en Chile, la emigración en América y el negocio que se esconde tras ella, los narcos y pandilleros de Guatemala, etc.

Reconozco que al principio me costó entrar en la historia. No terminaba de conectar con los personajes, y el ritmo me parecía lento, seguramente debido a que la trama del presente se veía constantemente interrumpida con la alternancia del pasado de los personajes, un pasado muy extenso y minucioso, algo que a su vez (y aquí está lo bueno) me ha ayudado finalmente a entender a los protagonistas y conectar con ellos.

Sin ser la novela de Allende que más me ha gustado, he disfrutado mucho más de lo esperado, he reído y he llorado con su lectura. Su mensaje,  tan acertado y con origen en la frase de Camus arriba citada, coincide con el invierno particular en que se encontraba la autora al enfrentarse a esta novela.

Me he encontrado con un invierno meteorológico, pero símbolo y metáfora también del invierno vital por el que han pasado los protagonistas, que, cuando parace todo perdido, no se dan por vencidos y finalmente optan por buscar la calidez y la luz del destino, porque, aunque no se puedan cambiar las cosas, aunque no se pueda cambiar el duro pasado, sí se puede cambiar la perspectiva con la que lo vemos, o la forma en la que gestionamos las huellas que nos ha dejado. Y es que, en nuestro invierno personal y en las imperfecciones de la  vida, podemos encontrar la calidez y la luz de un verano emergente que espera en nuestro interior. Y esa es una lección vital que repasaremos y afianzaremos con este libro

12 comentarios:

  1. Hola!

    Lo intenté con la escritora con El juego de Ripper y no pude pasar de la página 20 así que se me hace muy cuesta arriba intentarlo de nuevo. De momento, lo dejo pasar.

    Un beso guapa

    ResponderEliminar
  2. Yo tengo una relación un tanto extraña con Allende, y lo mismo me encanta que se me atraganta. Tengo intención de probar con este, me gustan las novelas de personajes y como dices, si superas el escalón inicial y consigues conectar, las acabo disfrutando mucho.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Hola!!
    La autora me gusta mucho y el libro le tengo pendiente, a ver si me animo pronto.
    Un saludo :)

    ResponderEliminar
  4. Pues yo hace muuuuchos años que no leo nada de Allende. Me entusiasmó cuando la descubrí en 'La casa de los espíritus', me emocionó con 'Paula', 'Afrodita' es uno de mis libros de cabecera y los 'Cuentos de Eva Luna' me fascinan. Pero luego leí un par de los que ha publicado hace poco y ya está, ya no he vuelto a ella, me decepcionó tanto... Se lo regalé a mi madre. Y le está gustando. Quizás...

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Hace poquito comentaba con una amiga lo que nos pasa a muchos lectores con Allende, que la conocimos en la adolescencia, nos enamoramos, y la abandonamos hace muchos años cansados de no encontrar "La casa de los espíritus", supongo. Veo que tú también la habías dejado un poquito de lado estos últimos años y que te reencuentras con ella ahora, con esta nueva novela. Pese a que me gusta lo que señalas, la frase de Camus como esencia de la novela de Allende, de momento no retomo a la escritora. Besos.

    ResponderEliminar
  6. Sus primeras novelas me encantaron pero de un tiempo a esta parte no consigo que me atraigan. A esta le tengo echado el ojo pero no me decido a leerla. A ver si hago el esfuerzo y retomo las novelas de Isabel Allende.

    Besotes

    ResponderEliminar
  7. Ya sabes que no soy yo muy de Allende pero debo reconocer que este libro me ha gustado. No es perfecto y maravilloso pero me gustó

    ResponderEliminar
  8. Hace mucho que dejé de leer a Isabel Allende. Leí muchas de sus obras seguidas y... no se.. me desencanté. Estoy viendo reseñas positivas de esta novela y no la descarto, pero no corro a leerla.
    En fin.. no se si acabaré leyendola o no.
    Un beso

    ResponderEliminar
  9. Parecía que Allende volvía a su esencia pero por lo visto, solo lo ha hecho en la superficie. Yo he leído 13 libros suyos y desde que hizo la trilogía aquella de adolescentes luego nunca volvió al realismo mágico y las historias intensas y apasionadas. A ver qué tal.
    Besos

    ResponderEliminar
  10. La tengo en la retaguardia, esperando a que llegue su turno. Por eso, he pasado de puntillas por tu reseña. Sí me he fijado en que te había costado conectar con los personajes, justo lo que creo que mejor hace la autora: conectarnos con sus personajes. En fin, veremos que tal me encuentro con ella,;D. Abrazos.

    ResponderEliminar
  11. Creo que la dejé de leer cuando murió su hija, no me gustó cómo llevó la novela que escribió sobre ella.

    ResponderEliminar
  12. Desde que leí De amor y de sombra -muy buena novela, no volví a leer nada de esta autora. Leí varias reseñas de esta nueva publicación suya, y veo que merece la pena tenerla en cuenta. Besos.

    ResponderEliminar

¡ Gracias por comentar !