martes, 1 de agosto de 2017

Manual de remedios. Ella Berthoud y Susan Elderkin.



Biblioterapia (del gr. biblíon, libro, y therapeía, asistencia), f. prescripción de novelas para las dolencias de la vida (Berthoud y Elderkin, 2014).

Hace un par de semanas hablaba de la atracción hacia esos títulos que hacen alusión a bibliotecas, librerías y literatura en general. Son libros que hacen saltar nuestra alarma lectora y que acabamos haciendo nuestros, porque constituyen una debilidad a la que nos encanta sucumbir.

Este libro es un manual de medicina, solo que algo diferente a los demás. Así nos lo advierten las autoras a en su comienzo. Aquí no hay distinción entre el dolor físico y el emocional. Aquí encontraremos situaciones de todo tipo: habituales, difíciles,  extraordinarias... y para cada una de ellas se nos ofrecerá un medicamento que no es el que venden en las farmacias, sino en las librerías, bibliotecas y similares.

Ella Berthoud y Susan Elderkin estudiaron Literatura en la Universidad de Cambridge. En 2008 establecieron un servicio de recetas literarias en la londinense The School of Life, y desde entonces prescriben libros a pacientes de todo el mundo. Son biblioterapeutas ¿Puede haber una profesión más bonita y más curiosa? Berthoud y Elderkin creen que las obras de ficción son la mejor cura. A veces, solo supondrán un consuelo, pero en cualquier caso, hallaremos el poder de la literatura, el poder de viajar estando sentado en el sofá y regresar de ese viaje siendo una persona distinta, descubriendo cosas nuevas o planteándote otras perspectivas.

Y así encontraremos remedios literarios para la jaqueca, para el corazón roto y para una serie de dolencias que se recogen de la A hasta la Z. Además, el lector dispone también de una serie de consejos y sugerencias intercaladas a lo largo de las páginas para, por ejemplo, descubrir qué tipo de humor es el que te gusta en las novelas.

Se trata de un volumen completísimo y lleno de curiosidades,  que anima a retomar ejemplares ya leídos, hacer crecer nuestra lista de títulos por leer, así como descubrir otros hasta entonces desconocidos. Si a ello sumamos la preciosa edición en la que se ha publicado el manual (el interior es justo lo que promete el exterior), no queda otra que afirmar que estamos ante un libro imprescindible.
 

13 comentarios:

  1. Cosa más bonita por favor... No lo conocía, gracias por traérnoslo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Yo quiero de esa medicina. Gracias. Besos.

    ResponderEliminar
  3. Que libro tan curioso, no lo conocía pero apuntadísimo
    Besos

    ResponderEliminar
  4. También yo creo que los libros curan...sin embargo, creo que son ellos quienes se encuentran con nosotros para los momentos inesperados que vivimos...No para todos es el mismo libro para la misma dolencia...sin embargo está bien también proponer un libro...¿quién sabe? Besos

    ResponderEliminar
  5. No lo conocía, interesante propuesta.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  6. ¡Lo tengo! Ya he mirado algunas cosas, me falta probar la "eficacia" de los remedios. Ya te informaré debidamente.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Me acabo de enamorar de este libro y de la profesión de estas dos chicas. Literalmente. Corro a comprarlo. Ya.

    ¡Besote!

    ResponderEliminar
  8. Aunque ahora mismo no me apetece mucho esta lectura no la descarto para el futuro.
    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Curioso libro. Estoy totalmente de acuerdo con lo que la pregunta que haces sobre esta profesión. Sin lugar a dudas, la lectura, bien aplicada y en su justa dosis, es una medicina con unos efectos magníficos hacia quienes la practican. Besos.

    ResponderEliminar
  10. El título me ha llamado mucho la atención, pero lo que has contado de este libro todavía más. Creo que puede ser muy interesante.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. No es el tipo de libro que suelo leer y si hace que añadas muchos libros a tu lista de pendientes, mal vamos porque la mía es inmensa xD Aún así, me causa cierta curiosidad, le seguiré la pista ;)

    ResponderEliminar

¡ Gracias por comentar !