martes, 16 de mayo de 2017

Uno entre un millón. Monica Wood.



Al parecer, este es el primer libro, de todos los que tiene en su haber,  traducido al castellano de Monica Wood. Empecé a verlo como novedad en las librerías y supe que trataba sobre la amistad entre un niño de 11 años y una anciana de 104. No quise saber más, me parecía que podía ser entrañable y acabó siendo más que eso. Recomiendo no leer la sinopsis. Para mi gusto, dice más de la cuenta, y ya os comento yo un poco el argumento.

Ona Vitkus es una anciana que vive sola y que recibe cada sábado la visita de un boy scout para echarle una mano en la casa y el jardín. Normalmente los niños asignados no duran mucho en el puesto asignado al no simpatizar con la anciana, algo recíproco, hasta que llega "el chico", nuestro protagonista, cuyo nombre no llegamos a conocer, sin que ello sea impedimento para que se haga rápidamente hueco en nuestro corazón. El niño es amable, pero extraño, muy peculiar. Está obsesionado con los récords Guinnes, emplea un vocabulario impropio para su edad. No tiene habilidades sociales, no le gusta el deporte, tiene una memoria extraordinaria para datos y fechas (no se dice explícitamente que el pequeño tenga algún trastorno, pero no hace falta: dos más dos son cuatro y con las pinceladas que la autora ofrece sobre su carácter ya sabemos de qué se trata). Poco a poco, y casi sin darse cuenta, surge entre ellos una amistad inesperada. 

Ona y el chico conectan desde el principio y van descubriendo que, más allá de la diferencia de edad, tienen mucho en común. A través de ellos conoceremos el pasado y la vida de Ona, así como a la desarraigada familia del chico: Quinn, su padre, un guitarrista que casi siempre está en la carretera debido a los conciertos en los que toca y Belle, la madre, de quien Quinn se ha separado en dos ocasiones. 

A lo largo de las páginas vamos contemplando de forma casi imperceptible y con un estilo muy sencillo, cómo esa amistad tan especial afecta a los que están alrededor del chico, porque estamos ante una novela de personajes, donde cada uno va desnudando su alma: una anciana que redescubre cosas en su pasado que no supo ver y que, gracias al chico, tiene ganas de seguir viviendo y seguir haciendo cosas, como superar un récord Guinnes; un padre atormentado que no comprende a su hijo, sus peculiaridades, que no sabe cómo tratarlo, y una madre que le reprocha el no saber hacerlo, el no saber quererlo. 

Que nadie piense que la autora va a dar los giros necesarios para que la historia acabe a gusto de todos. No. Es una historia creíble y su desenlace es coherente con todo lo que se nos va contando a lo largo de las páginas. Es un libro divertido y desgarrador según los capítulos, conmovedor (el penúltimo capítulo me llegó directo al corazón), es un libro sobre segundas oportunidades, sobre cómo la vida puede ser totalmente distinta a cómo la habíamos planeado, sin ser necesariamente malo que sea así.

No sé si ha sido por el momento en que lo he leído, o por estar especialmente sensibilizada con los niños como el protagonista, pero el caso es que esta novela me ha llegado. Mucho. Por supuesto, ni que decir tiene que la recomiendo.

21 comentarios:

  1. No pinta nada mal. Y no pienso leer la sinopsis... Bsss

    ResponderEliminar
  2. Pues la tendré en cuenta, porque me gusta lo que comentas y me llama especialmente la atención esa mezcla de divertido y desgarrador, además no lo conocía. Gracias.
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Tomo nota para no leer la sinopsis. Me parece una historia tierna. Ahora mismo tengo mucho amontonado que urge pero se queda por si acaso.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Ay pues me lo apunto, creo que podría gustarme mucho
    Besos

    ResponderEliminar
  5. La portada me parece preciosa. A mí también me hacen falta ahora mismo historias entrañables y desgarradoras a un tiempo. Ésta se ve estupenda, me la anoto.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Pese a que has disfrutado con su lectura, no termina de convencerme. Besos.

    ResponderEliminar
  7. Pues este es de los míos, me has convencido desde el primer párrafo, cuando dices que a ti te llamó la atención por esa amistad entre una anciana y un niño de once años. Es que me ha pasado exactamente lo mismo, he pensado "tengo que leerlo". Me da un poquito de miedo lo que nos dices sobre que a tramos es desgarrador, pero me quiero arriesgar. Si lloro mucho te paso factura de los pañuelos de papel. Bss

    ResponderEliminar
  8. Con este tipo de historias suelo disfrutar mucho, así que me lo llevo bien apuntado.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  9. Apuntadísimo queda, y ni se me ocurrirá leer la sinopsis después de lo que comentas. Y me gusta sobre todo que digas que la autora no busca agradar a todo el mundo, porque eso quiere decir que el libro es honesto con su propia historia.

    La portada preciosa, por cierto. Me encanta.

    ¡Besote!

    ResponderEliminar
  10. Nunca se me hubiera ocurrido un argumento así, pero puede ser un libro muy provechoso. Tomo nota. Gracias. Un beso.

    ResponderEliminar
  11. Yo no leo ni tus sinopsis...me salto párrafos enteros, éste me lo compraré.

    ResponderEliminar
  12. Me encanta lo que cuentas. Un niño, una anciana...entrañable. Lo buscaré seguro. Tiene una pintaza y te haré caso de no leer la sinopsis.
    Besos

    ResponderEliminar
  13. Tiene muy buena pinta. Le echaré un ojo.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  14. Me quedo con lo de creíble... Me preocupaba el final. Me apunto este libro que tiene una pinta genial. Besos.

    ResponderEliminar
  15. hola! nos encanta visitarte y encontrar tan bella lectura, te compartimos en el muro y la recomendamos como tu, saludosbuhos y gracias!

    ResponderEliminar
  16. hola! nos encanta visitarte y encontrar tan bella lectura, te compartimos en el muro y la recomendamos como tu, saludosbuhos y gracias!

    ResponderEliminar
  17. Lo tengo en casa. Creo que me lo compré en Navidad. Ni qué decir tiene que lo adelanto en la lista :D

    ResponderEliminar
  18. Pues yo este no lo termino de ver para mi, la verdad, lo he sopesado varias veces... pero no lo termino de ver.
    Besos

    ResponderEliminar
  19. No pensé que me fuera a gustar...lo tuve en mis manos hace poco y lo dejé. Pero después de leerte, puede que le de una oportunidad. Muchas gracias por la reseña. Me ha gustado muchísimo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  20. Me lo apunto, Ro. Ya sabes que esos niños son también mi debilidad. Anoto también lo de no mirar la sinopsis (gggrrrrrr).

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  21. Me gusta lo que nos cuentas. Esa mezcla de generaciones es buena para aprender cosas, unos y otros. Te haré caso y no leeré la sinopsis ;D. Abrazos.

    ResponderEliminar

¡ Gracias por comentar !