martes, 18 de abril de 2017

Como fuego en el hielo. Luz Gabás.



Asistí hace poco a la presentación que de este libro hizo Luz Gabás en mi ciudad. Me gustó lo que contaba y cómo lo contaba,  no había leído nada de ella y me animé con su último título: "Como fuego en el hielo", un libro que he leído en muy poco tiempo y que en general me ha gustado, pero con matices.

Nos situamos en Madrid, 1843. Attua y Matías son dos jóvenes estudiantes. Una noche de juerga, el alcohol y los excesos le juegan una mala pasada a Matías, que, pese a las advertencias de su amigo, acaba batiéndose en duelo con el hijo de un conde. Ese suceso cambiará sus planes y sus destinos, debiendo huir precipitadamente de Madrid y regresar a Albort, su pueblo situado en el Pirineo. Matías continuará su huida hacia Francia, mientras que Attua se reencuenta con Cristela, su amor de toda la vida, con quien tiene planeado un futuro mejor alejados de la tiranía a la que el padre adoptivo de Cristela la tiene sometida. Sin embargo, nuevos acontecimientos impedirán que nada salga como esperan, debiendo alejarse el uno del otro, enfrentándose a los infortunios del destino, un destino que pondrá a prueba el amor entre ambos.

Muchos de los sucesos de esta novela están inspirados en hechos y personajes reales que vivieron a mediados del S.XIX (época de revoluciones y contrarrevoluciones, cambios de Constituciones, alternancia de gobiernos...) en ambos lados de los Pirineos (tanto en la parte francesa como en la española). Una época en la que comienza a ponerse de moda el "pirineísmo", donde la aristocracia y los viajeros románticos disfrutan de sus excursiones por las referidas montañas, en busca de la conexión con la naturaleza. Supone el inicio también del turismo termal como cura física y espiritual.

Este es el aspecto que más me ha gustado de la novela: el dominio de la autora al situar la historia en el contexto social y cultural de la época, así como las maravillosas descripciones de los Montes Malditos, y de las poblaciones de su alrededor, que tan bien conoce Luz Gabás. Lo mismo sucede con los personajes, bien elaborados, lleno de matices, nada estereotipados, inspirados también en nombres reales, tanto los protagonistas  como los secundarios ( en este sentido, sin duda, me quedo con Shelton, que me ha cautivado en todos los sentidos, especialmente con su filosofía de vida).

Sin embargo, hay matices y elementos que no me han convencido, como por ejemplo, que me ha parecido  muy previsible en general. Por otro lado, entiendo que es una historia romántica, no solo en cuanto al romanticismo como movimiento cultural de la época, sino en cuanto a la historia de amor en sí entre Attua y Cristela, una historia que no me ha terminado de llegar, seguramente por resultarme demasiado azucarada en determinados momentos (y eso que yo soy bastante ñoña para estas cosas). A ello se suma (y esto también es subjetivo)  que me quedo con la sensación de que  la autora ha recurrido a la "salida" más fácil a la hora de poner fin a la historia y cuadrarla con sus deseos.

No obstante, estos matices no han impedido que me haya resultado muy entretenida. De hecho, repetiré con Gabás más adelante.




25 comentarios:

  1. Hola!!!
    No descarto leerlo, gracias por la reseña.
    Un saludo :)

    ResponderEliminar
  2. A ver cuando me estreno con la autora, que ya va tocando. Este sería una buena opción.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  3. De esta autora solo he leído Palmeras en la nieve y me gustó mucho. Quiero leer el segundo, y este también, cuándo pueda :)
    Besos!

    ResponderEliminar
  4. Pues yo también quiero repetir pronto con la autora y este título caerá pronto.
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. La palabra que me viene siempre a la cabeza con este tipo de libros es precisamente una que usas en la reseña: previsible. Me parecen todos cortados con el mismo patrón en cuanto a la historia romántica y demás. Este tipo de novelas me dan un poco de pereza, lo reconozco. Las leo sin problemas, pero con cuentagotas.

    ¡Besote!

    ResponderEliminar
  6. Todavía no me he estrenado con esta autora pero este libro me apetece mucho
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Gracias por la reseña. De momento no me voy a animar, pero quizá lo haga en un futuro. Besos.

    ResponderEliminar
  8. Esta autora no me llama nada; tengo un libro suyo en casa pero no encuentro el momento de leerlo, tengo muchos que me apetecen más.

    Un beso

    ResponderEliminar
  9. Mm yo la tengo pendiente y es mi estreno con la autoa y bueno lo de previsible y romanticismo azucarado es lo que menos me gusta, aunque cosas peores he leído y me han gustado, por decirlo de alguna forma (con peores no me refiero a esta novela xD)
    Un beso!

    ResponderEliminar
  10. No creo que me anime con este libro. Ya de la autora leí Palmeras en la nieve y me gustó lo justito. También me pareció previsible y no terminé de creerme a los personajes.
    Besotes!!

    ResponderEliminar
  11. El otro día lo vi en la librería y me llamó la atención... Seguramente le daré una oportunidad.

    Estupenda reseña :)

    ResponderEliminar
  12. No me llama la atención eso de que sea tan edulcorada la historia de amor. De vez en cuando me gusta leerlas, cierto, pero ahora mismo no me apetece demasiado... Tal vez más adelante.

    Besos!

    ResponderEliminar
  13. La estoy esperando y me llamó especialmente la ambientación, espero pillar con ganas el romanticismo, ya sabes que no es un género al que recurra con frecuencia.
    Besitos

    ResponderEliminar
  14. Pues te he leído un poco por encima porque la tengo pendiente y no quiero tardar demasiado en ponerme con ella. Me da que esas pequeñas pegas de las que hablas también podrían pasarme factura a mí.
    Besos.

    ResponderEliminar
  15. Esos matices hacen que yo cuando me estrene con la autora lo hará por su primera novela que si me atrae mucho.

    ResponderEliminar
  16. Me he reído un montón con lo de que la historia te ha parecido excesivamente azucarada aunque tú eres bastante ñoña para estas cosas :D Solo por eso ya sé que me ha merecido más la pena leerte a ti que leer el libro ;)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  17. Jajaj ñoña tú :P Se me ha adelantado mi abuela, esperaré a que lo termine para leerlo :)

    ResponderEliminar
  18. A mí la historia no me pareció azucarada, sino muy real y humana, y por eso me llegó tanto. Me alegra que a pesar de los peros decidas volver a leer a Luz, para mí una de las mejores novelistas contemporáneas.

    Un besito.

    ResponderEliminar
  19. Uy, pues yo no soy nada de dulce... XD
    Besos.

    ResponderEliminar
  20. Pues, aunque me atrae mucho lo de su buena ambientación y sus personajes bien armados, me echa para atrás lo previsible y lo romanticón. No sé, haré balance. Abrazos.

    ResponderEliminar
  21. No lo sé...no me convence del todo a pesar de que la portada me llama mucho la atención y parte del contenido que nos transmites, también. Me ha recordado un poco al Ministerio del Tiempo. A pesar de que no se viaje en él, si a la España de otras épocas.
    Un abrazo grande...nos leemos!!

    ResponderEliminar
  22. Palmeras en la nieve me cautivó, Regreso a tu piel me gustó pero menos, y esta la voy a terminar leyendo, pero de momento la estoy espaciando un poco. Le buscaré peros, como tú, lo preveo, pero la tengo que leer o moriré de curiosidad.
    Muaks!!

    ResponderEliminar
  23. No me he estrenado aún con la autora y la verdad es que dudo con cuál comenzar. Supongo que lo haré con Palmeras en la nieve pero este me resulta atractivo. Esos matices también serían negativos en caso para mí de haberlos percibido yo durante la lectura, sé que no la enturbian del todo si hay otros positivos pero bueno, como bien dices, son a tener en cuenta.
    Un besin

    ResponderEliminar

¡ Gracias por comentar !