martes, 14 de febrero de 2017

Tener y no tener. Ernest Hemingway.


De todos es sabido que Ernest Hemingway fue un escritor y periodista que vivió en primera línea acontecimientos muy importantes del S.XX. Conocía bien los temas sobre los que escribía, pues su obra se basa en la mayor parte en su propia experiencia. La novela que hoy os traigo es considerada por muchos una obra menor. Tampoco fue motivo de orgullo para el autor. ¿Mi opinión? Me ha gustado, no es  lo mejor que escribió, no, pero me ha gustado mucho.

Tampoco es un secreto que Hemingway vivió, amó y escribió en Cuba. Decía Gabriel García Márquez que La Habana, en general, y Finca Vigía (el lugar donde residió durante 21 años) en particular, fueron la única residencia de veras estable que tuvo el autor en su vida. Su profundo conocimiento sobre ella se deja ver en títulos como este.

Publicada en 1937 y ambientada en los años de la Depresión, "Tener y no tener" cuenta la vida de un hombre tosco y osado: Harry Morgan. Harry se dedica a alquilar a gente adinerada su pequeña embarcación para la pesca. Uno de sus clientes, tras requerir sus servicios durante todo en mes, huye sin pagar, lo que deja  a nuestro protagonista en una situación económica desesperada. Con una mujer y dos hijas a las que mantener, Harry recurre a lo que en principio se negaba en rotundo: el contrabando entre Cuba y la costa de EE.UU, lo que le acarreará vivir en permanente peligro y tensión.

Con un ritmo algo desigual y un estilo ágil, minimalista y visual (sin servirse para ello de grandes descripciones), Hemingway retrata a toda una galería de personajes: ricos mezquinos, insolidarios y pobres unidos por un código de honor y por el deseo de forjar un destino mejor para sí mismos y para los suyos. Harry parece un tipo duro, algo arrogante, enérgico y resuelto, pero más allá de eso, es su familia lo que le mueve a buscarse la vida en una época tan complicada. Es en su familia en lo que piensa cuando el peligro le pisa los talones.

"Hoy no se gana gran cosa en ninguna clase de riesgos. Mírame a mí. Durante la temporada ganaba treinta y cinco dólares diarios por llevar gente a pescar. Después, por un contrabando que apenas valía lo que mi canoa me pegaron un tiro (...) Pero te diré que ni a mis hijos les van a doler las tripas ni yo voy a cavar alcantarillas para el gobierno por menos que para darles de comer. No sé quién hizo las leyes, pero sé que no hay ley que diga que uno tiene que pasar hambre."

 Quizás os suene el título de la novela por sus distintas adaptaciones cinematográficas, destacando la protagonizada por Humphrey Bogart y una jovencísima Lauren Bacall (una adaptación muy libre, por cierto). En definitiva, es una novela que no recomendaría a todo el mundo, aunque yo la haya disfrutado de principio a fin. La pelota está en vuestro tejado.

"Un hombre solo no puede. Ningún hombre solo. Un hombre solo, haga lo que haga, no puede conseguir nada (...) Había tardado mucho en decirlo, y toda una vida en aprenderlo."




18 comentarios:

  1. Yo vi la peli de Bogart y Bacall,sin embargo cuando intenté leer el libro desistí,me aburría u poco y lo dejé.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. No he visto ninguna adaptación cinematográfica y de momento no me animo con el libro. No creo que lo disfrutara.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  3. Pese a la fama que tiene Hemingwey, es un autor cuyas obras no me atraen. Besos.

    ResponderEliminar
  4. ME gusta eso, que guste un título que no tiene porqué gustar a todo el mundo, eso es lo que nos hace especiales y diferentes al resto, y me gusta.
    En cuanto al libro yo no lo conocía, por ejemplo, así que gracias por traerlo porque me gusta ver cosas diferentes. Lo pienso.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Sí, es verdad, la conozco por la película de Bogart. No soy mucho de Hemingway, así que de momento me sigo quedando con la peli, que la considero muy digna. Bss

    ResponderEliminar
  6. No he leído nada del autor, pero es que me debato entre la curiosidad y el que no me atrae lo suficiente. De momento no creo que empezara por este.
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. La peli la recuerdo bien. Pero el libro no lo he leído, y no lo descarto, pues si dices que ambos no se parecen casi nada.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Hola! Pues la verdad es que no me sonaba el título. Buff, yo es que a Hemingway no le termino de coger el truquillo, me he leído El viejo y el mar y Adiós a las armas, y me parecen tan sosos que no sé... Supongo que es cuestión de gustos.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  9. Pues no he leído nada del autor, la verdad. Pero en principio no me animo :)
    Besos!

    ResponderEliminar
  10. Cuidado con esa pelota, que nos das. Pues yo que iba a decir que como la peli me mola mil y Hemingway no acabo de verlo claro, pues la dejaba pasar porque ya sé la historia pero lo de adaptación libre, ya me despista. No sé, ya intenté París es una fiesta y la de las campanas y no me apañé. Voy a botar la pelota un rato a ver si me decido.
    Besos

    ResponderEliminar
  11. Pues sí me suena, pero en esta ocasión paso la pelota a otro tejado, no me veo con este libro.
    Besos.

    ResponderEliminar
  12. PUes no sé, esta vez me dejas indecisa. Que no he leído nada del autor aún, y si dices que no es precisamente de sus mejores... Pero por otro lado, viendo que la has disfrutado tanto... No sé, ya veré qué hago cuando se ponga en mi camino.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  13. Es un autor con el que voy con pies de plomo.. Me gusta lo que cuentas pero entraña cierta dificultad para mí, o eso creo. La adaptación no la conocía. Voy a buscarla aunque sea muy libre. Besos

    ResponderEliminar
  14. Hace tiempo vi la película y recuerdo que me gustó. Lo que no se es si disfrutaría con el libro porque como dicen arriba Hemingway da un poco de respeto, un beso

    ResponderEliminar
  15. A mi me gustó mucho. La recomiendo

    Por cierto soy Pérfida
    Un saludo coleguita

    ResponderEliminar
  16. A mi este no me llama, lo que quizá si vea sea la película
    Besos

    ResponderEliminar
  17. Pues no sé, no sé. Confieso sin orgullo que Hemingway no me entusiasma demasiado, la verdad. Eso sí, tengo en cuenta tu reseña porque, nunca se sabe. Abrazos.

    ResponderEliminar
  18. Jajaja eso te iba a decir, de la adaptación free de Bacall
    Me ha encantado tu entrada de hoy
    Besos

    ResponderEliminar

¡ Gracias por comentar !