lunes, 24 de octubre de 2016

La sangre de los crucificados. Félix G. Modroño.


"Un viejo carro, lleno de paja, trataba de recorrer sigiloso el entramado de calles que conducía a la zona alta de la ciudad. El aliento del caballo percherón que tiraba de él se difuminaba en la tiniebla, propiciada por una funesta luna nueva. El cochero contuvo la respiración cuando una de las ruedas chocó con una piedra y rompió el silencio estrepitosamente. Atenazado por los nervios, optó por detenerse."

Hace unos meses que me puse al día con las novelas de Félix y conocí por fin a Don Fernando de Zúniga. Compré los libros hace siglos (error, porque con posterioridad  han salido una ediciones muy bonitas), pero el caso es que los dejé aparcados y fue poco antes del verano cuando me puse con ellos. Al saber que estaba próxima una nueva entrega de la saga, "Sombras de agua",  decidí esperar para comentar las dos anteriores, de modo que  hoy os traigo "La sangre de los crucificados". Ya sabéis que no puedo ser muy objetiva con este escritor. No obstante, intentaré ser algo más contenida y menos apasionada... ¡¡¡¡ME HA MARAVILLADO!!!!

Estamos ante un thriller histórico ambientado en la España de finales del siglo XVII. La talla de un Cristo crucificado es encontrada en circunstancias extrañas en Zamora. El meritado hallazgo parece estar relacionado con el asesinato de un herrador, dado el espeluznante parecido físico entre la víctima y la talla. El obispo de Zamora llamará al doctor en medicina, Fernando de Zúniga, para que investigue qué se oculta tras el trágico descubrimiento. Y hasta aquí puedo/debo leer.

Me ha sorprendido mucho este libro. ¿Por dónde empiezo? Por el principio. El comienzo (concretamente el prólogo) es de los que más me han gustado de todos los que he leído en los últimos tiempos. Desde las primeras palabras te ubicas en una noche inquietante, crea una atmósfera tensa y turbadora. Me gusta muchísimo la forma de contar de Félix, su narración es detallada, visual. Las descripciones de los escenarios donde tienen lugar los crímenes son muy creíbles, pueden llegar a incomodar si eres algo sensible, y ese efecto me gusta, porque sin darte cuenta te haces presente en la historia, te sumerges por completo en ella.  Permitidme un inciso en este punto para saltar a otra historia y compartir una anécdota. Actualmente, cuando tomo café sola, todavía recuerdo la forma en que Félix describía ese pequeño placer, ese pequeño pero gran instante cotidiano en "La ciudad de los ojos grises", a eso me refiero cuando hablo de su forma de narrar.

Por otro lado, me ha encantado conocer, cómo no, a Fernando de Zúniga, un  noble orgulloso de su identidad,  de sus capacidades, de su "sentido común aderezado con intuición y un poco de suerte", que diría en su falsa modestia. Un médico inteligente, viudo eternamente enamorado, y  cuya pericia profesional le lleva a ser reconocido hasta en la Corte.  Zúniga tiene dos hijas monjas,  pero no está solo, ya que cuenta con la ayuda doméstica de Isabel, su incondicional ama de llaves, y en sus investigaciones contará con la ayuda y compañía inesperada de Pelayo, un joven entrañable que llegará a ser muy importante para nuestro protagonista y al que también acompañaremos en sus pesquisas.

Confieso que, cada vez que hacía una parada en esta lectura no dejaba de pensar en que es la primera novela del autor ¡la primera! Sin ser la que más me ha gustado, sí que me ha parecido mucho más elaborada. En este punto, también destaca el riguroso ambiente histórico en el que transcurre la trama, que nos lleva por Salamanca, Sevilla y la Corte madrileña (la de Carlos II y la regencia de Mariana de Austria),  cargada de referencias y personajes históricos y artísticos (al final del libro hay una relación de personajes y cronología de los hechos,  ubicando a los ficcionados entre ellos). Si a ello le sumamos el estilo narrativo más arriba referenciado  y el léxico tan cuidado y propio de la época, obtendremos, como fue mi caso, a un lector completamente rendido ante la novela e inmerso en pleno  Siglo de Oro. Fan. Muy fan.

"Todo hombre tiene que saber de dónde viene
 para conocer a dónde va."

15 comentarios:

  1. Lo leí el mes pasado, la verdad es que merece la pena darle una oportunidad a Fernando de Zúñiga.
    Me queda Muerte dulce y Sombras de agua pero tiene toda la pinta de que caerá primero el último pues participo en la lectura conjunta que organizan Tatty y Laky.
    Un besin

    ResponderEliminar
  2. Contenida dice...
    A mí también me gusta mucho el autor aunque esta serie no me llamaba la atención especialmente por la época. Pero claro, pinta tan interesante que estoy por cambiar de opinión.
    Y fastidia mucho eso de que te cambien la edición por otras más bonitas. Siempre puedes regalar la que tienes y hacerte con la nueva, jeje.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Me gusta mucho este autor. Pero no me he estrenado con esta serie. He leido "La ciudad de los ojos grises" y "Secretos del arenal". Pero al final viendo las reseñas que hay voy a intentar leer todos sus libros.

    ResponderEliminar
  4. Si disfrutaste con esta novela, me imagino que también disfrutarás con la siguiente, Muerte Dulce. Me encanta esta saga protagonizada por Zúñiga. Estoy deseando ya hacerme con la tercera entrega: Sombras de Agua. Besos.

    ResponderEliminar
  5. A mí también me ha gustado mucho, las novelas de Félix son apuesta segura
    Besos

    ResponderEliminar
  6. En breve conoceré a este doctor con el último libro de la serie, a ver si me gusta.
    Un beso

    ResponderEliminar
  7. Pues ahí lo tengo esperando turno desde hace no se sabe ni cuánto. A ver si me pongo pronto con él.
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Lo intentaré, aunque las de detectives no me apasionan...el decorado parece merecer la pena.

    ResponderEliminar
  9. Y yo aún no me he estrenado con el autor... Habrá que remediarlo porque sólo veo buenas críticas de sus libros.

    La portada de este libro no me gusta demasiado pero como has dicho que hay otras ediciones más bonitas buscaré otra ;-)

    Besos!

    ResponderEliminar
  10. Sí, totalmente contenida y poco apasionada... Es que estos libros enganchan y mucho!
    Besotes!!

    ResponderEliminar
  11. El ambiente, la escenografía y los personajes son magnificos

    ResponderEliminar
  12. Ains... Y yo sin leer todavía La ciudad de los ojos grises... Y eso que me muero de ganas! Pero acabé con unas expectativas tan altas que decidí alejarme conscientemente. Me aventuraré con esta novela cuando salde aquella deuda: con la buena prosa de Modroño seguro que la disfruto muchísimo. 1beso!

    ResponderEliminar
  13. Madre mía todavía no me he estrenado con el autor! Y eso que me llama bastante...
    Besos

    ResponderEliminar
  14. Yo estoy deseando hincarle el diente y las nuevas ediciones son una auténtica preciosidad. Me dejas con ganas, ganas.
    Besos

    ResponderEliminar
  15. Me encanta este libro... A ver la tercera qué tal. Besos

    ResponderEliminar

¡ Gracias por comentar !