martes, 12 de julio de 2016

El silencio de las tierras altas. Steinar Bragi.




Literatura escandinava ideal para el periodo estival, así definiría "El silencio de las tierras altas", un thriller psicológico de tintes paranormales que no deja indiferente. Dos jóvenes parejas de clase acomodada deciden pasar un fin de semana fuera, alejados de la rutina de sus estresantes vidas, alejados del mundanal ruido. El destino elegido son las tierras altas de Islandia, un desierto volcánico donde no hay cobertura de móvil y donde apenas hay habitantes.

Una espesa niebla propicia un accidente que los dejará sin coche; el vehículo queda empotrado en el muro de una casa propiedad de unos ancianos que les ofrecen hospedaje. Pronto se darán cuenta de que deben salir de allí, pero no será nada fácil conseguirlo.

Estamos ante una novela tremendamente ágil y adictiva, que nos adentra rápidamente en un clima oscuro, inquietante y hostil. Con tan solo unas pinceladas, sin saber realmente qué está ocurriendo, el lector siente la angustia de los personajes en cada intento de volver a casa, y en cada fracaso que los obliga inexorablemente a volver a la misteriosa propiedad en medio de la nada, con sus espeluznantes dueños.

Este clima opresivo y aterrador, acrecenta las tensiones emergentes entre los miembros del grupo, lo que sacará lo peor de cada uno de ellos, dejando al descubierto las adicciones, tormentos y frustraciones subyacentes en su interior, así como la interrogante: ¿son realmente amigos? Mediante capítulos intercalados con la trama principal, vamos conociendo a cada uno de los protagonistas, lo que los ha llevado a ser cómo son, acentuándose así el componente de  crítica social que también encierra esta historia.

La diferencias culturales no han impedido que disfrute de la lectura (el hecho de que ante las circunstancias en las que se encuentran se pongan a beber y fumar como si no hubiera un mañana, es algo que a casi ninguno de nosotros nos cuadraría, lo que atribuyo a un factor cultural). Lo que sí me ha impedido el pleno disfrute de la lectura es el final, por ser injustamente abierto. Siempre digo que esto es cuestión de gustos, pero creo debo avisar que este es uno de esos libros en los que se disfruta del viaje, no del destino.


20 comentarios:

  1. No me animo. Lo de thriller psicológico me gusta, lo de los tintes paranormales me frenan un poco y el final abierto me remata.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Pues tanto los tintes paranormales como ese final abierto hacen que lo descarte
    Besos

    ResponderEliminar
  3. A mi me defraudó un poco y ese final me mosqueó mucho!

    ResponderEliminar
  4. Me encanta Islandia, así que apuntado queda. Besos

    ResponderEliminar
  5. Magnífica reseña, Meg. Invitas a leer la novela, ya lo creo. Tomo nota. Besos.

    ResponderEliminar
  6. Ya me iba a apuntar, el relato de la idea me había puesto los pelos de punta. Y encima con toques paranormales. Pero no puedo con finales abiertos y menos en este tipo de historias que tienen su principal valor en el qué pasó.
    Paso de enfadarme con este trabajo a medias.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Depende de qué entendamos por paranormal. Si son fantasmas que tengan que ver con algún misterio, sí me apunto. Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Lo tengo en mi lista porque me apetece mucho. Besinos.

    ResponderEliminar
  9. No me importa lo del final abierto. Y por lo que cuentas, creo que podría gustarme, así que lo tendré en cuenta.
    BEsotes!!!

    ResponderEliminar
  10. Uy, a mi lo de llegar a destino y quedarme a las puertas me sienta regular, es que me hace sentir timada, no sé, no sé.
    Besos

    ResponderEliminar
  11. Pues me habías convencido, pero lo del final abierto me para un poco.
    Un beso

    ResponderEliminar
  12. Qué buena pinta. A mí este me gustaría.

    ResponderEliminar
  13. ¡Ay! Este tengo que leerlo. Pero qué ganas me has metido, me ha intrigado todo XD
    Besos.

    ResponderEliminar
  14. Tiene buena pinta y aunque llegando al final de tu reseña nos encontramos con la mención a un final abierto, a mí sinceramente no me importa para nada. Me animaría a leerlo. Besos

    ResponderEliminar
  15. Pues pinta bien aunque ese final abierto me suele cabrear bastante. Lo leería si se me pone a tiro pero este veranito quiero quitarme pendientes muy atractivos :)

    Bs.

    ResponderEliminar
  16. Me gusta... creo que podría gustarme. Lo apunto, no lo conocía =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  17. Le estuve echando un vistazo el otro día y me llamó mucho la atención. Es posible que lo lea y, en ese caso, mejor será hacerlo sabiendo que el final es abierto.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
  18. Lo único que me echa para atrás es lo del final abierto por lo demás tiene muy buena pinta. Veremos
    Besos

    ResponderEliminar
  19. ÇA mi también me gustó, además disfruté mucho de esa crítica implícita a la tecnología que aliena incluso más que ese terrible entorno en el que se desarrolla la novela. Asfisiante.
    Besos

    ResponderEliminar
  20. Gracias por vuestros comentarios!!!

    ResponderEliminar

¡ Gracias por comentar !