lunes, 14 de septiembre de 2015

Elling. El baile de los pajaritos, de Ingvar Ambjørnsen.

"Es curioso cómo somos las personas. Tenemos un día bueno, o quizá tan solo un breve instante cargado de fuerza y belleza, y nos sentimos seguros de que hemos cazado al indio que llevamos dentro, o de que el budista zen de nuestra almaha llegado para quedarse. Y, a pesar de todo, tan pronto doblamos la la sigueinte esquina, la existencia nos vapulea."


¿Cómo somos las personas? ¿Cómo es Elling? y, sobre todo, ¿Quién es Elling? Elling es un treintañero introvertido, con una imaginación hiperactiva,  acostumbrado a sus rutinas y cuyo mundo, tras fallecer su madre, se tambalea al ser internado en un centro de convalecencia estatal (una institución psiquiátrica, se entiende). 

Conocí a Elling por recomendación de mi socia, y menudo acierto en la lectura, porque es un personaje sencillamente inolvidable. Elling se enfrenta a una etapa nueva en su vida en la que tendrá que convivir con personas en principio desconocidas; tendrá que compartir habitación con otro interno, pasar las primeras navidades sin su madre, etc. El lector le acompañará en ese viaje y acabará, al llegar al final de sus páginas, cayendo rendido a sus pies, porque estamos ante un personaje maravillosamente construido. Sus rarezas, su desconfianza y su habitual refunfuñar van dando paso a su nobleza, inocencia, a su nostalgia y  recuerdos de los tiempos vividos con su madre (y qué maravilloso personaje también esta madre).

Elling tiene ocurrencias con las que nos arrancará más de una sonrisa, y vivirá de forma tardía, por ejemplo,  la experiencia de tener su primer amigo de verdad o conocer personas que lo aprecian y se preocupan por él, un hecho que nos emocionará en más de una ocasión. Porque Elling es "diferente", pero sus disparates y su discapacidad no evitan la sorprendente lucidez de muchas de sus reflexiones.

Una novela divertida, tierna, entrañable, teñida con un poco de melancolía, IMPRESCINDIBLE. Y si hemos hablado de Elling, hablemos de su creador: Ingvar Ambjørnsen, un nórdico que no destaca por escribir novela negra, sino por analizar de forma realista el lado más sórdido de la vida, la soledad o la amistad.

El presente título forma parte de una tetralogía que la que Nórdica ha publicado ya dos títulos: este que os traigo y "Hermanos de sangre", que según mi experiencia, se pueden leer de forma independiente. Cuenta además con adaptaciones al cine y teatro que no me pienso perder.

Y vosotros, ¿conocéis ya a Elling? ¿A qué esperáis?

"A mí me parece que a veces refunfuñar es lo correcto. No hay que despreciar al refunfuñado justificado."

20 comentarios:

  1. No conocía a Elling pero me has convencido e iré en su busca, me gustan las historias entrañables y con protagonistas especiales. Gracias por el descubrimiento!
    Besitos

    ResponderEliminar
  2. Pues no conocía este libro, pero me has convencido, las palabras "personaje inolvidable" no las puedo dejar pasar.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. No lo conozco, pero tras leerte me han entrado muchas ganas de conocerle :)
    Besos!

    ResponderEliminar
  4. No lo conozco yo tampoco, pero creo que es un personaje que me va a gustar :-)
    Besos!

    ResponderEliminar
  5. ¡Quiero, quiero!, yo aún no lo conozco pero quiero. Lo tengo anotado en mi lista de pendientes, jeje.

    bsos!

    ResponderEliminar
  6. Hoy tengo un mal día por mis despiste. Me apetece algo así. Me la llevo para cuando tenga otro momento como el de hoy.

    ResponderEliminar
  7. Recuerdo la reseña de Marilú y no fue un libro que me llamase especialmente, aunque voy a tener que reconsiderar mi decisión
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Chica, entre Marilú, Norah y tú me tenéis intrigadísima con este Elling. Nada, que tendré que conocerle...

    ResponderEliminar
  9. No tengo el gusto, pero sin duda me gustaría conocer a Elling, a ver si un día de estos me animo.

    Besos y feliz inicio de semana.

    ResponderEliminar
  10. Lo tengo apuntado en mi lista de futuras lecturas. Me llama mucho, mucho la atención :)
    Besos!

    ResponderEliminar
  11. Tengo unas ganas de ponerme con estos libros desde que los sacó tu socia pero tengo un lío con las ediciones, no sé si me falta el primero, si da igual cómo se lean, hay que buscar en Nórdica por lo que veo. Besos :)

    ResponderEliminar
  12. Yo espero a que salgan los siguientes, hay que ver lo que se están haciendo de rogar. Ningún lector debería perderse la oportunidad de conocer a Elling, de poder pasarlo bien con sus ocurrencias y de entenderlo cuando se pone serio porque a veces suelta cada cosa...
    Besos

    ResponderEliminar
  13. Es agradable que no solo lleguen crímenes desde el Norte; un poco de ternura y sonrisas también gustan. Me interesa ver la manera nórdica de expresar estas emociones porque no he leído nada de este tipo. Gracias Meg. Abrazos.

    ResponderEliminar
  14. Nada, nada, ya tus compis me habían tentado con este título así que ahora lo subrayo en esa enorme lista de pendientes, para que no se me olvide.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  15. La verdad es que el título no me tienta nada, pero teniendo en cuenta tu opinión, creo que merece una oportunidad. Un beso.

    ResponderEliminar
  16. Tu resumen es perfecto en la última frase. ¿A qué esperáis?
    Hay que leer a Elling
    Besos

    ResponderEliminar
  17. Ni idea. La socia nos descubre cada cosa.... Si es divertida lo mismo me animo. Besos.

    ResponderEliminar
  18. Lo quiero, lo quiero y lo quiero: desde que Marilú habló de él le tengo muchas ganas, pero es que no lo consigo! Espero leerlo en cuanto pueda. 1beso!

    ResponderEliminar
  19. Ais... si es que pinta requetebien!

    Besotes

    ResponderEliminar
  20. Complejas y contradictorias. Así somos las personas.

    Elling espera en la estantería. Menos mal que los libros son más pacientes que la persona que soy yo ;)

    Un abrazo

    ResponderEliminar

¡ Gracias por comentar !