martes, 18 de noviembre de 2014

Los pasos que nos separan, de Marian Izaguirre.


Tenía muchas ganas de leer algo de Marian Izaguirre y por fin lo he hecho."Los pasos que nos separan" es el primer libro que leo de la autora y, desde luego, no será el último. Lástima que cuando estuvo en mi ciudad la semana pasada no me diera tiempo a ir a verla.

Nos encontramos a finales de los setenta. Por un lado, conocemos a Salvador, un escultor octogenario y viudo que en el ocaso de su vida quiere emprender un último viaje para arreglar cuentas pendientes. Por otro, Marina, una joven universitaria que tras pasar un verano de excesos se queda embarazada sin estar muy segura de quién es el padre. Ante la falta de medios económicos para un posible aborto, decide buscar trabajo para poder llevarlo a cabo. Las vidas de Salvador y Marina se encuentran, naciendo entre ellos de forma inesperada cierta complicidad y empatía.

Estamos ante una historia transgeneracional cuyos detalles conoceremos poco a poco. Viajaremos a Trieste (Italia)  a los años 20 y conoceremos la vida de Salvador cuando era joven. Un día conoce por casualidad a Edita, una mujer eslovena  casada de la que no puede evitar enamorarse. Un amor cargado de obstáculos políticos, sociales y personales, detalles que la joven  Marina irá sabiendo poco a poco.

Me ha  encantado el estilo de Marian Izaguirre, maneja los dos hilos temporales de la novela en perfecto equilibrio, es un estilo elegante a la vez que sencillo y evocador, pero lo que más destaca en mi humilde opinión es su capacidad de inyectar humanidad a sus personajes, haciéndolos reales, creíbles. Aquí no hay ni buenos ni malos, no hay reglas sobre el bien y el mal ("He visto a hombres malos hacer cosas buenas y a hombres buenos hacer cosas malas"). Aquí encontraremos personas normales y corrientes que, en el intento de ser coherentes consigo mismas, con lo que sienten,  sufren y hacen sufrir a quienes le rodean. La autora  trata temas como el amor y la maternidad sin adornarlos ni endulzarlos.

Equivocarse y rectificar es un derecho que todos deberíamos tener, y de eso habla esta novela, de asumir las consecuencias de nuestros actos y vivir de forma cordial con ellas. Porque la felicidad a menudo no es plena, sino relativa. Porque hay heridas que marcan para siempre. Porque la vida es imperfecta, como el ser humano, y porque entre el blanco y el negro de los pasos que nos separan siempre hay una escala de grises donde situarnos, y eso es lo que hacen Salvador, Edita y Marina.

47 comentarios:

  1. Me gustó mucho la delicadeza que encontré en esta novela y la forma de narrar tan envolvente.

    ResponderEliminar
  2. Me ha encantado tu último párrafo, por ahí empiezo que después se me olvida :)

    A priori no es una historia que me llame demasiado por la propia trama, pero creo que esos personajes imperfectos y coherentes me podrían convencer. Manías mías de huir de utopías y dulcificaciones, ya se sabe :P Me gusta ese mensaje que te ha dejado la novela, vamos.

    Besines! :)

    ResponderEliminar
  3. Yo también tengo muchas ganas de ponerme con esta escritora, pues no dejo de ver buenas críticas.
    Besos!

    ResponderEliminar
  4. Tengo muchas ganas de leer este libro, a todos os está encantando, pero aun tengo el anterior de la autora sin leer.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Después de esta reseña tengo aún más ganas de leer la novela. Un beso

    ResponderEliminar
  6. Tengo pendiente a Marian Izaguirre, pero casi que me he decidido por empezar a conocerla con "La vida cuando era nuestra". Me apunto este título que nos traes y tanto has disfrutado, me gusta mucho eso de la prosa evocadora y los buenos personajes. Bss

    ResponderEliminar
  7. Totalmente de acuerdo, pero la vida es tan exigente que no te deja equivocarte. Pero deberíamos asumir nuestros errores y vivir con ellos. Me apunto la novela. Besos.

    ResponderEliminar
  8. Aunque La vida cuando era nuestra no me gustó quiero darle otra oportunidad a la autora con esta novela. Muchos besos.

    ResponderEliminar
  9. Creo que se ha borrado mi comentario :( Te decía que yo también me había estrenado con la autora con este libro y me había encantado tanto su estilo como la historia, ya estoy deseando repetir
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Yo no tengo del todo claro si leer este libro o no, pero tu reseña me ha gustado mucho. Sobre todo, como dice Rober, el último párrafo.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  11. Qué ganas le tengo a este libro. Me encantó La vida cuando era nuestra y me muero por comprar este, a ver si el próximo fin de semana me doy una vuelta por la librería ;)

    Besos.

    ResponderEliminar
  12. hacerse responsable de lo que uno ha elegido ¡pocos personajes hacen eso! me la anoto. ¡Gracias Meg!
    un beso,
    Ale.

    ResponderEliminar
  13. Este caerá seguro. Me gustó mucho la anterior novela de la autora
    Besos.

    ResponderEliminar
  14. Yo estoy un poco saturada de estas historias en dos tiempos, y últimamente las leo muy de vez en cuando, pero Marian Izaguirre es una autora con la que estoy deseando estrenarme. Me gusta mucho lo que nos cuentas de esta novela, especialmente ése equilibrio entre ambas partes, que me parece muy complicado de conseguir.
    Besos.

    ResponderEliminar
  15. Qué reseña más bonita. La verdad que apetece leer el libro solo por cómo lo cuentas. Lo de la mujer casada me sobra un poco, por lo demás me la apuntaría.
    Besos

    ResponderEliminar
  16. Ya me llamó la atención la anterior novela de esta autora, ahora añado esta. Sin duda tendré que leerlas. Besos.

    ResponderEliminar
  17. Este libro ya lo he disfrutado. Su anterior novela "La vida cuando era nuestra" era sublime. Es una gran escritora.

    ResponderEliminar
  18. La vida cuando era nuestra me gustó mucho, pero le faltaba un punto para brillar. Quizá por eso me estoy tomando con calma traerme este libro a casa
    Besos

    ResponderEliminar
  19. Parece una historia que merece la pena. Me encanta la sensibilidad de tus entradas Meg
    Besos!!

    ResponderEliminar
  20. Hola Meg,

    Bueno, pues habrá que ponerse las pilas y darle una oportunidad, lo he visto mucho por la blogosfera pero no me había decidido hasta ahora. Besos :)

    ResponderEliminar
  21. No sé si me gustará, pero tu reseña me ha encantado! Sobre todo el último párrafo. La apunto por si acaso.
    BEsos!

    ResponderEliminar
  22. Me ha gustado mucho tu reseña, creo que aciertas plenamente en el análisis que haces de la novela, o al menos coincide con mis propias impresiones. Creo que más que la historia en sí misma, que también me gusta, destacan esos personajes imperfectos y conscientes de sus imperfecciones.

    Besos

    ResponderEliminar
  23. Todavía no he leído nada de esta autora pero ya tengo ganas.
    Besos!

    ResponderEliminar
  24. Suena, bien...espero tomarme un té con el libro en algún momento...quizá algún día. Tomo nota. Gracias, porque transmites lo mucho que te ha gustado. Un beso grande

    ResponderEliminar
  25. He leído varias críticas buenas de este libro. Puede que me anime con él.

    Besos!

    ResponderEliminar
  26. A mi lo que más me ha convencido es el último párrafo, esas ideas encadenadas que una se repite una para dejar de revolcarse por (se nota mi ejercicio literario de la semana ¿eh? jajajaja). En serio, la humanidad es algo que valoro mucho en una historia, quizá sea una de esas características que si te aporta una lectura la hace especial. Tengo que leer a la autora (sí, una lástima no haber podido aprovechar la ocasión, confiemos en la siguiente).
    Besos

    ResponderEliminar
  27. El anterior libro de la autora me gustó mucho y por lo que cuentas, creo que éste me va a gustar también. Tendré que hacerle hueco.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  28. Esta es una novela que estoy segura de que me gustaría, gracias por la reseña, me ha gustado mucho, besotes

    ResponderEliminar
  29. Me apetece mucho leer algo de la autora y creo que este libro sera con el que me estrene.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  30. Hace tiempo que quiero leer algo de esta autora y por lo que veo creo que sus libros podrían gustarme bastante. Además con tu último párrafo me has convencido totalmente.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  31. Pues mira tu por donde que la portada no me atraía y tu forma de exponerlo me ha contagiado las ganas de leerlo,

    ResponderEliminar
  32. Empieza a ser urgente que lea algo de esta autora, este libro o el anterior.
    ¡Gracias por tu reseña, han aumentado mis ganas!

    ResponderEliminar
  33. Sois varios los que lo ponéis muy bien y teniendo en cuenta que el anterior me gustó mucho, esté también lo leeré
    Un beso

    ResponderEliminar
  34. Me lo llevo anotado, siempre me gusta este tipo de historias.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  35. Tiene muy buena pinta la verdad, además de que este tipo de historias siempre me gustan.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  36. No he leído nada de esta autora. Me gusta lo que comentas.
    Me ha encantado la reflexión final, totalmente de acuerdo.
    Besos!

    ResponderEliminar
  37. Con su anterior novela, aunque me gustó también algún detalle que no me terminó de convencer. A veces soy un poco puntillosa. Esta novela también se me apetece leerla. Me gusta lo que dices de la humanidad de los personajes, de su normalidad y los dos hilos temporales suelen enriquecer mucho un argumento. Si puedo lo leeré. Besos.

    ResponderEliminar
  38. rectificar es de sabios no?! gracias por la recomendación!

    ResponderEliminar
  39. Tengo muy pendiente leer a esta autora, a ver si me pongo a ello =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  40. Ya tenía apuntada la anterior novela y ahora tomo nota de esta.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  41. Me encanta tu último párrafo! Por él y porque le tengo a la autora me llevo el título :)
    Un besito

    ResponderEliminar
  42. Me gusta que los protagonistas destilen humanidad y más en temas como aprender de los errores, todos nos equivocamos más de una vez. Quiero leer esta novela pero seguramente me estrene con la anterior, la tengo pendiente.
    Besitos

    ResponderEliminar
  43. Tanto acuerdo entre quienes lo habéis leído, no creo que sea casualidad. Tendré que seguir vuestro ejemplo. Abrazos.

    ResponderEliminar
  44. ¡Aquí estoy!

    No sé si había contemplado leer este libro. La verdad es que ahora mismo ni leo ni comento, y me temo que voy a estar una temporadina así. Pero me llevo anotado este (que creo que ya lo tenía por ahí fichado), porque me gustan los tonos grises en el ser humano. No solo blanco, no sólo negro... Y las contradicciones, y poder rectificar... o no... En fin, tonos, matices...

    Me lo llevo ¡Gracias Meg, besos!

    ResponderEliminar
  45. De esta autora solo he leído El león dormido, y tengo muchas ganas de ponerme con el resto de sus novelas, me encantó la manera que tiene de escribir y, como dices, la forma en que inyecta humanidad a sus personajes.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  46. Tengo a la autora pendiente. No me llamaban mucho la atención sus libros pero poco a poco habéis hecho que gire mi atención hacia ella así que en el punto de mira, está. Ahora la cuestión es cuándo.

    Besos.

    ResponderEliminar

¡ Gracias por comentar !