lunes, 27 de octubre de 2014

El niño que sabía hablar el idioma de los perros, de Joanna Gruda.



La maravillosa edición de este libro y el saber que Julek es un personaje real, fueron factores decisivos para que quisiera conocer esta historia. Joanna Gruda, hija Julek (el protagonista), convenció a su padre para que compartiera con ella sus memorias con el sencillo propósito de transmitir sus experiencias a la familia. Transcurrido un tiempo, el resultado de esas largas conversaciones dio lugar a esta novela, la primera de esta traductora y actriz polaca.

Julek Gruda  es un chico polaco nacido en el Moscú soviético pocos días después del crac del 29. Pronto se verá obligado a adoptar múltiples identidades para sobrevivir  a las purgas stanilistas y a la persecución de los judíos y comunistas durante la Segunda Guerra Mundial.

Una de las cosas a las que más temo cuando el protagonista de un libro es un niño es que me parezca real y creíble. En esta ocasión mis temores han sido infundados, pues se trata de alguien que realmente existe y que ha dejado testimonio de su infancia y parte de su adolescencia. Me ha encantado conocer a Julek, un niño muy especial que sabe en todo momento adaptarse a las circunstancias que le tocan vivir y que muy pocas veces se muestra pesimista. 

Podría dar la impresión de que, debido al periodo histórico que le tocó vivir al pequeño, estamos ante un drama, pero no. Si bien es cierto que en algunos momentos la novela se ve impregnada por un pequeño toque tristeza, predomina la lección de optimismo que nos da Julek, un niño cuyo desarraigo familiar, consecuencia de ser hijo de comunistas activos, le obligará a madurar antes de tiempo, haciéndole consciente y perfecto conocedor de la realidad política y social en la que se encuentra, pero Julek es, como he dicho ya, un niño, no pierde esa chispa de la infancia, las ganas de divertirse, de enamorarse, de disfrutar con cada aventura a la que se enfrenta, con cada oportunidad que se le presenta. Esa actitud, esa inocencia e ingenuidad propia de la edad, es lo que predomina en la novela, una perspectiva que se aleja de las tragedias y que hace que Julek sea un personaje difícil de olvidar.

"Tengo casi nueve años, como las guerras mundiales suelen durar cuatro años, tendré aproximadamente trece años cuando la próxima termine. Así que tengo que sobrevivir hasta la edad de trece años y después, la cosa debería ir a mejor."



37 comentarios:

  1. Qué ganas tengo de leer este libro... Gracias por la reseña.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Le tengo muchas ganas. Ya he leído varias reseñas muy positivas sobre él. Además me encantan los libros contados por niños o adolescentes.

    Bs.

    ResponderEliminar
  3. Es un libro que ya me había anotado por alguna otra reseña y cada vez me apetece más hacerme con él
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Me habían hablado ya de este libro, pero con menos entusiasmo que lo has hecho tú. Tendré muy en cuenta tu opinión. Abrazos.

    ResponderEliminar
  5. Ya lo había visto en alguna reseña y cada vez me llama más. Me pasa como a ti cuándo una novela está contada por un niño: es difícil de que el protagonista sea creíble, pero veo que esta vez el autor lo ha conseguido.
    Besos!

    ResponderEliminar
  6. No es una lectura que me apetezca para ya, pero si me cruzo con ella, la tendré en cuenta. Besos.

    ResponderEliminar
  7. Tengo este libro en mi lista de pendientes desde que lo vi en una reseña, me encanta el entusiasmo de tu reseña!!!! Un abrazo!

    ResponderEliminar
  8. No pinta nada mal, habrá que hacerle un hueco

    ResponderEliminar
  9. No lo conocía pero eso de que sea la historia real y contada desde la visión de un niño me ha conquistado, besotes

    ResponderEliminar
  10. Pues aunque me cuesta acercarme a este período, y casi a cualquier lectura que toque alguna guerra, sea cual sea, la verdad es que ésta me está tentando. Sobre todo me anima esa solidez y esa credibilidad del niño protagonista, en el que coincidís ya varios lectores. Es verdad que es uno de esos puntos que a mí también me chirrían en este tipo de historias.

    Besotes!

    ResponderEliminar
  11. Ahora mismo nos apetecen cosas algo más ligeras :)

    ResponderEliminar
  12. Es la segunda reseña que leo de este libro y cada vez me llama más. Muchos besos.

    ResponderEliminar
  13. He leído reseñas muy positivas de este libro. Me lo apunto.
    Besos!

    ResponderEliminar
  14. Sí, exacto, se puede tratar el tema con optimismo, ¿por qué no? Es la actitud que tienen los fuertes ante la adversidad y no por ello es menos adversidad. Lo he visto por ahí y me ha llamado la atención. Besos.

    ResponderEliminar
  15. Si tengo que leer algo de este tema prefiero que sea así, desde un punto optimista y no del drama habitual. Para tener en cuenta.
    Besos

    ResponderEliminar
  16. A mí no me hubiera importado que fuera dramático, bueno el drama que ya intuimos en esa época, porque otros dramas como enfermedades o cosas así, no.. Pero si además es una lección de optimismo como dices, me lo pones más fácil. Muy optimista hay que ser para afrontar ciertos hechos. En fin, que tiene buena pinta el libro. Besos

    ResponderEliminar
  17. Tiene buena pinta

    PD: Me encanta la cita^^

    ResponderEliminar
  18. Lo tengo en la lista desde que leí una reseña para él hace ya un tiempo, y ahora que he leído la tuya tengo más ganas de ponerme con él.

    Besos.

    ResponderEliminar
  19. Por las mismas razones me lo compré yo también (y porque nos gustan los perros, ¿a qué sí?) ;) Lo que no sé es cuándo lo leeré, lo mío es más caótico. Bueno, acierto entonces ¿no? Personaje creíble e inolvidable. Y además sin necesidad de dramatizar, nada de tragedias. Me va a gustar, lo sé, lo sé.

    Besos y gracias Meg!

    ResponderEliminar
  20. Meg, me vas a matar, llevas una rachita de convencerme que no sé yo. Voy a tener que pedir excedencia en el trabajo sólo por tu culpa ;)
    Besotes

    ResponderEliminar
  21. Estoy muy indecisa con este libro: depende del día me debato entre el sí y el no... Voy a dejar que el destino decida. 1beso!

    ResponderEliminar
  22. La portada me gusta muchísimo. A mí también me preocupa que los niños resulten creíbles porque es muy fácil desbarrar. Me llevo tu recomendación.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  23. Buena pinta tiene este libro. SI me cruzo con él lo leo seguro.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  24. Tengo ganas de leerlo desde hace tiempo, que di con él de casualidad e inevitablemente su título captó mi atención =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  25. Meg, con la nota que nos has dejado y la cita que has elegido está muy difícil dejar pasar la historia de largo. Para el año que viene :)

    Abrazos!

    ResponderEliminar
  26. Desde que salió este libro le sigo la pista. El título llama la atención enseguida y el argumento me parece muy interesante. A ver cuando puedo hacerme con él.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  27. Ostras me ha impactado la frase que has escogido del libro. Y por lo que nos cuentas creo que lo voy a tener en cuenta.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  28. Me encantó. El cambio de tono que huye del dramatismo acentuado por la narración infantil y que de hecho me hizo plantearme que realmente para quien lo vivió no fue como en los libros de historia sino algo muchísimo más mundano...
    Me encantó
    Besos

    ResponderEliminar
  29. La verdad es que el libro tiene una pinta estupenda...Espero poder encontrarle hueco :D

    ResponderEliminar
  30. Eso de personaje difícil de olvidar es decisivo, otro que tengo que agenciarme. Me gusta mucho el planteamiento y veo que ha sido un acierto total, a la saca!!
    Besos

    ResponderEliminar
  31. Me gustan las historias con niños, tal vez porque trabajo con ellos.
    Apuntado.

    ResponderEliminar
  32. me sucede lo mismo con los niños protagonistas, pero esta novela parece merecer la pena. me la apunto.

    besos

    ResponderEliminar
  33. Me encantan este tipo de historias con niños como protagonistas. Las historias reales nos aportan una visión más cercana de los hechos y las emociones.
    Besitos

    ResponderEliminar
  34. últimamente he visto mucho este libro pero no me termina de llamar la atención. Lo de que el prota sea un niño también me da cierto miedo. Siempre me pasa con los peques en las novelas...
    No lo descarto pero en cualquier caso será para más adelante...

    Besos, guapa!

    ResponderEliminar
  35. Hala, venga a traer libros interesantes, o por lo menos tú lo haces parecer interesante. No puedo con todos, que lo sepas, así que voy a tener que dejarlo en la fresquera un tiempecito, a ver si se enfría un poquito.
    Besucos.

    ResponderEliminar

¡ Gracias por comentar !