lunes, 8 de septiembre de 2014

La magia del séptimo arte: yo, yo misma y "Cinema Paradiso".



 Nunca he vivido en otra ciudad que no fuera esta,  pero los que se fueron no tienen la exclusividad sobre la nostalgia. Paseo por las calles y recuerdo aquellos cines que ya no son, esas salas donde vi los clásicos de los 80, donde di el primer beso, donde reí y lloré, donde podía quedarme a un segundo pase gratuito si la película me había gustado.

 Amo el cine desde que tengo uso de razón. Seguramente se lo deba todo al videoclub que tenían mis padres, un local mágico al que iba todos los días al salir del colegio, donde hacía los deberes rodeada de imágenes de Paul Newman, Marilyn Monroe, Terminator, Cazafantasmas, El Padrino...me sentaba sobre la imagen de Humphrey Bogart en un taburete y desde allí observaba a los socios y sus elecciones cinéfilas. Los viernes podía llevarme varias películas para verlas el fin de semana, y pronto dejé de llevarme las de Parchis, Disney, "Annie" y similares para llevarme los grandes clásicos. Respeto (pero no termino de acostumbrarme) a quienes me dicen que no ven nada en blanco y negro porque es muy antiguo o los actores ya no viven.  

Publicidad del videoclub de mis padres.

 Aquel lugar idílico tuvo que cerrar cuando llegaron a la ciudad otros más grandes pertenecientes a grandes cadenas, algo similar a lo que ha sucedido con los cines, aquellas pequeñas salas de toda la vida han ido desapareciendo y han sido sustituidas por los grandes multicines. Por eso, cuando supe que con motivo del 25º aniversario de su estreno, "Cinema Paradiso" se proyectaría de nuevo, no dude en que iría a verla al único cine de toda la vida que queda en la ciudad.

 

Fue realmente emocionante verla en la gran pantalla el pasado fin de semana, acompañar al inolvidable Toto desde su infancia a la madurez compartiendo su pasión por el séptimo arte, su concepto de la amistad y su crecimiento personal. Ennio Morricone se encargó, una vez más, de poner  música a tan bella historia italiana. Un maravilloso tributo al cine, a la vida pasada, a las raíces de nuestras pasiones, aficiones y sueños. El séptimo arte como refugio en tiempos difíciles, como forma de entender la vida y la cultura en lo próspero.

Visita al interior de una sala de cine.

Salí del cine emocionada,  sintiéndome afortunada por haber tenido la oportunidad de verla en la gran pantalla, afortunada también por mi infancia, por mi pasado más cercano, cuando tuve la oportunidad de ver el interior de una sala de cine y que me explicaran cómo funcionaba. Fue, en definitiva, una velada impregnada de buen cine, nostalgia y buenos  recuerdos.


77 comentarios:

  1. Oiiii, como la entrada, esta, oiiii. Guardo la palabra pero me ha encantado. Yo llegué cuando todavía estaban esos cines, vivía al lado y da pena ver lo que hay cambiado ese lugar tan emblemático, ahora tan moderno. Mágica, me lo decías y ahora me lo has transmitido.
    Un besote (no tenemos videoclub pero sí soy tu socia)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaj, guarda, guarda. Cierto, de ese lugar he estado a punto de poner una foto antigua, pero al final la he descartado. El "progreso"...Socias forever, of course. Un besote!!

      Eliminar
  2. Yo también echo de menos los cines de siempre. En mi ciudad de origen no queda ninguno y aunque en la que vivo sí que los hay, no es lo mismo porque yo no tengo esos recuerdos de antes.
    Me ha encantado la entrada !! Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entiendo lo que dices, no es lo mismo, pero bueno, tienen también su encanto, hay que disfrutarlo. Los recuerdos no dejan de nacer y evolucionar...Un besote!

      Eliminar
  3. Aquí ya no queda ninguno de esos cines, y es una pena. La verdad es que me hubiera gustado ir a ver Cinema Paradiso de nuevo, en una de esas salas con magia, como tu. Me ha encantado tu entrada, muy nostálgica. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues Xula, infórmate por si hay en tu ciudad, han seleccionado salas por todo el país durante una semana, no lo dejes escapar. Un besote!

      Eliminar
  4. Me ha encantado, que recuerdos más bonitos, besotes!

    ResponderEliminar
  5. Que bonito todo lo que dices! Comparto totalmente tu emoción; Mi padre se ha dedicado al cine toda su vida y he crecido entre millones de películas. Es una pena que se haya perdido esa magia, pero por suerte siempre quedará gente a la que el séptimo arte le emocionará como a nosotras :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bien que hayas vivido en ese entorno!!! Sin duda, siempre nos quedarán los recuerdos y el buen cine habido y por haber. Un besote!!

      Eliminar
  6. Como te entiendo. Como Totó, yo vi cerrarse y hundirse el cine de toda mi vida, en el que disfruté de niña, de adolescente y de adulta, y en el que mis abuelos y mis padres lo hicieron antes que yo. Por eso, cuando veía este peli, una y otra vez, las lágrimas se me agolpaban en la garganta. Por desgracia, ese cine ya no volvió, así que seguiré llorando mi Cinema Paradiso particular. Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una lástima, yo he visto caer varios, pero el que más frecuentaba, el más cercano ha casa es el que más me marcó, sin duda. Recuerdo casi todas las pelis que vi allí. Una pena que se pierdan esas cosas. Un besote!

      Eliminar
  7. Ainss. Como me gustaría volver a verla en el cine.

    ResponderEliminar
  8. ¡Cómo echo de menos los cines de toda la vida! Aunque no tengan un sonido tan espectacular, aunque tengas que tener las piernas encogidas...
    Besos.

    ResponderEliminar
  9. No sé cuántas veces he visto esta película y aún lloro como la primera. Hace un par de años estuve en Sicilia y, cuando vi la playa donde se instalaba el cine de verano, tenía un nudo en la garganta. No lloré por pura vergüenza. ¡Fue emocionante!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda, tuvo que ser emocionante!!! Yo lloro como una condenada cuando la veo, no puedo contenerme pese a tener testigos, jaja.

      Eliminar
  10. Esta película la tengo en dvd aunque todavía no la he visto. Espero no dejarla demasiado tiempo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  11. Qué bonita entrada, no me extraña que te guste tanto el cine habiendo crecido en un entorno tan próximo a un videoclub. Yo he de reconocer que no he visto esta peli, o al menos no la recuerdo
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tatty, la recordarías, te la recomiendo sin dudar, La verdad es que de mi infancia sí que no me puedo quejar, no. Un besote!

      Eliminar
  12. Tú has salido del cine emocionada (no puede ser de otra forma, con este peliculón) y yo lo hago (salir emocionada) de tu blog. Magnífica y sensible entrada, Meg. Te veo azucarillo, pero me gusta :)
    Y no, la nostalgia no es patrimonio de nadie, menos aún de los que se van, también pertenece a los que se quedan y ven cómo alrededor el paisaje cambia, quizás yéndose también un poco.
    Besos (dulces)!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya estamos con azúcares y bizcochos ;-) Yo soy muy nostálgica, parte de mí infancia de ha ido con ese supuesto "progreso". Besos no aptos para diabéticos :-P

      Eliminar
  13. ¡Ay! ¡esos cines de sesión continúa! Siempre recordaré el Gran Cine París, mi primer cine, el del barrio. Desapareció, como todos, hace años, muchos y yo sigo sintiendo nostalgia por aquellas tardes de domingo, con sus colas, su película empezada y sus chuches.

    Creo que soy menos cinéfila que tu, pero Cinema Paradiso es un peliculón y auténticas joyas algunos de esos clásicos en blanco y negro.

    Me ha gustado mucho tu entrada, debo ser una nostálgica, sin duda.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también recuerdo esos días con mucho cariño, gracias por tus palabras. Cinema Paradiso es muy grande, sí. Un besote!

      Eliminar
  14. Nunca he visto esta película y eso que dicen q es preciosa. A ver si lo remedio.
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nunca es tarde, no lo dejes :-) Un besote!

      Eliminar
  15. Qué preciosidad de entrada! Qué entrañable!!!! no he visto Cinema Paradiso... (bajo la cabeza y alzo la mirada avergonzada) pero tras leerte prometo ponerle remedio ;)
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Cris, tienes que verla, que sé que haces sesiones de cine muy molonas, te va a encantar, estoy segura. Me encantará comentarla contigo. Un beso!

      Eliminar
  16. Es una pena!!! EL cine de mi pueblo es ahora una gran tienda de retales. Sólo que da de resto de lo que era la taquilla que da a la calle.
    Bs.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una pena, sí. Al menos permanecen en nuestros recuerdos. Un beso!

      Eliminar
  17. Que pena... Aquí antes había uno pero ya lo quitaron...

    ResponderEliminar
  18. "Cinema" tiene más años que yo, hasta ahí llega mi pipiolismo, jajajaja. Esta es de las que vi ya después, aún en la infancia y en alguna reposición más. De las imprescindibles, todo un homenaje al cine y a lo que significa. Con ese pasado videoclubero tuyo, ¿cómo no va a ser tan especial?

    Es un gustazo que nos brinden reestrenos así, que también sirven para acercar a los más jóvenes estos grandes clásicos a las salas de hoy en día.

    Besines, Meg! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda, imprescindible, me alegro de que le dieras una oportunidad pesea ser algo "antigua" para ti. Este tipo de iniciativas son un lujo, espero que repitan más. Un besote!

      Eliminar
  19. ¡Qué gran experiencia, Meg!
    Me alegro de que pudieras disfrutar de nuevo de la película en el cine y me siento identificado con aspectos que comentas del papel que juega el cine en nuestras vidas.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siiii, fue una gran experiencia, cómo me gustó!! No concibo la vida sin cine, no. Un besote!

      Eliminar
  20. Qué entrada más bonita! En mi ciudad ya solo hay multicines. El cine que más echo de menos es el de verano. Cuántas noches he pasado ahí bajo las estrellas viendo pelis. A veces hasta repetidas, pero me daba igual. Y qué peliculón has visto! Yo la tengo en dvd y ya son varias las veces que la he visto. Y me parece que va a caer nuevamente el próximo finde.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Margari. Aq7uí de momento sigue habiendo cine de verano, pero en la playa, no compo antaño, con doble paso y un espacio específico al aire libre para ello. Un besote!

      Eliminar
    2. Aquí en la playa también hay, pero no es lo mismo...
      Más besotes!!!

      Eliminar
  21. Me ha encantado esta entrada, cuántos recuerdos. Cerca a la casa en la que crecí había dos cines y los recuerdo con mucho cariño; mi mamá me habla con frecuencia de que ella iba con frecuencia con mi abuela y cada vez que paso por allí me entra una nostalgia... Cinema Paradiso es una belleza de película.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!! Creo todos en mayor o menor medida tenemos algún cine de referencia, de esos de los de toda la vida, con el olor inconfundible...Cinema Paradiso es muy grande, sí. Un besote!

      Eliminar
  22. Vi, vi la foto y te envidié.
    Es una película mágica para mi y verla en la gran pantalla tiene que ser toda una experiencia.
    Qué faltos de clásicos vamos por aquí en los cines... en fin
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que lo fue, sí, ojalá todo el mundo tuviera la oportunidad. Por fin aquí se llevan a cabo iniciativas con el cine clásico. Un beso.

      Eliminar
  23. Vaya entrada bonita que te ha quedado. Tanto el cine, como los cines antiguos tienen una magia especial que, nostalgia al margen, hecho ahora en falta en casi todas las películas y salas actuales. Tuve la oportunidad de visitar un viejo cine abandonado en el casco antiguo de Donosti y es una experiencia que, 25 años después, recuerdo perfectamente y con un gran cariñol ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Alcorze! si que tienen magia. Yo tampoco olvidaré cuando vi uno por dentro, y eso que no era de los antiguos :-) Un beso!

      Eliminar
  24. He sentido contigo esa nostalgia y esos recuerdos al leerte. A mí también me gusta el cine clásico y es una suerte que tengamos este cine de peliculas independientes en la ciudad. No he visto la pelicula, pero me la apunto.
    Una entrada preciosa!
    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Abril, la tienes que ver!! Sin duda, el Albéniz es una joya a conservar, espero que se siga manteniendo por mucho tiempo más. Un beso!

      Eliminar
  25. Te ha quedado preciosa la entrada. Yo no he visto tantos clásicos ni películas de culto como tu pero me parece una tontería esas explicaciones que has mencionado de porqué no ven pelis en blanco y negro...
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Supongo que dan por hecho que no son pelis de calidad, y son precisamente las mejores :-)

      Eliminar
  26. Nostalgia en estado puro, bien dicho. Justo este verano, cerró en mi ciudad el último cine que quedaba de sala única. Pero, en realidad, creo que hacía años que había "cerrado" virtualmente porque ya solo programa películas muy-muy comerciales, casi todas bastante infumables. Supongo que no se podía permitir nada más. En fin, me han entrado ganas de volver a ver Cinema Paradiso. Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como comentaba por ahí, casi todo tenemos alguna historia del estilo que contar, una pena, menos mal que las pelis no van a desaparecer ;-) ¿te han entrado ganas? Pues nadea, no seré yo quien te las quite :-)

      Eliminar
  27. Qué suerte que al menos queda uno y con tan buenas ideas. En mi ciudad nada, ahora son discotecas, casino y lo peor de todo, uno de ellos es una clínica de estética muy famosa. Me hierve la sangre cada vez que tengo que pasar por delante.
    Cinema paradiso es una joyita. Yo también pienso cómo sería ver esas pelis en pantalla grande incluso las que son en B/N, creo que mucha gente iría.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fue una suerte que aquí decidieran ponerlas de vez en cuando, ha resultado ser un éxito y repiten iniciativas del estilo. Es una suerte, visto lo visto. Un besote!

      Eliminar
  28. Desde que me enteré que se reponía Cinema Paradise, tengo muchas ganas de verla. Creo que para quienes nos gusta el buen cine es una película imprescindible, redondeada con la música del genial Ennio Morricone. Sus bandas sonoras son todo un lujo para un buen cinéfilo. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincido contigo, imprescindible para cualquier cinéfilo que se precie de serlo. Y Morricone...grande, muy grande. Un beso!

      Eliminar
  29. Opino igual que tú sobre el cine en blanco y negro.
    Tu entrada me has emocionado, ¡menudo viaje al pasado!. Mil gracias por compartirlo.

    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por tus palabras y por la visita. Así da gusto. Un beso!

      Eliminar
  30. Cuando era muy pequeña recuerdo ir a los cines de mi ciudad a ver dibujos animados. Recuerdo que en los descansos comprábamos palomitas o salíamos al baño. ¡Cómo ha cambiado todo! Los multicines son los que ahora priman, pero yo hace mucho que no los visito por su elevado precio, ni siquiera el día del espectador. Lo que sí echo en falta es que donde yo vivo no hay cines en V.O.
    Antes iba mucho más al cine y me gustaba, pero... ¡cómo echo de menos esas tardes de cine y cena! o al revés.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de los precios es otra, se ha convertido en un lujo. Aquí, en este cine en concreto del que hablo, el precio es económico, y son en V.O, menos mal... Yo echo de menos ir con la frecuencia con la que iba antes, pero lo cierto es que no me puedo quejar, no. Un besote!

      Eliminar
  31. Pues tendré que ver esta peli.

    Ayer echaron en la tele "Fort Apache" y la habían coloreado. Debe tener un trabajo impresionante colorear las pelis en blanco y negro, pero siempre queda tan raro... el blanco y negro no es un defecto, es una forma de hacer cine.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es imprescindible parea cualquier cinéfilo que se precie. Coincido con tu concepto del blanco y negro. Lo de colorear no lo acabo yo de ver :-) Un beso!

      Eliminar
  32. ¿¿¿Tus padres tenían un vídeoclub??? ¡¡Qué infancia más chula!!! Yo también adoro el cine y si es en blanco y negro mejor, si son los galanes y las divas de antaño mejor que mejor... Me alegro que pudieras ver la película. Yo no la veo desde hace muchos años. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, tenían uno, no me puedo quejar de la infancia, lo que vino después es otro cantar :-) ¿no ponen la peli en Sevilla? Fue mágico verla en el cine, qué ilusión me hizo!! Un besote!

      Eliminar
  33. Ya sabes que compartimos afición por el cine, somos de la misma quinta, cinéfilos empedernidos, mitómanos. El cine clásico es mi favorito y ya ves todo lo que aparece en mi blog. me parece curioso, no sabía que tus padres tenían un videoclub, en mi caso lo tenían mis primos y me pasaba allí la vida, me prestaban los estrenos, esas películas que esperaba con ansia y otras que bueno.... creo que si no fuera por el videoclub no las habría visto nunca. Cinema paradiso me emocionó tantísimo, no importa cuantas veces la vea, la partitura de Morricone siempre dando vueltas en la cabeza, yo comparto esa nostalgia, no es lo que era pero tampoco tenemos que aceptarlo mientras nos queden los recuerdos y los clásicos. Un beso, amiga cinéfila.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo sé, lo sé, en este campo tenemos mucho en común. Yo también veía los estrenos en primicia, jejeje, y alguna que otra no apta para mi edad . Cinema Paradiso es cine en mayúsculas. Yo tampoco me canso, y esa música...Un besote, amigo.

      Eliminar
  34. Qué nostalgia me ha dado tu entrada... De cines, de pelis antiguas, y de videoclubs. De ir el domingo a por una peli y verla con tu hermano tirada en el sofá. Y qué nostalgia de volver a ver Cinema Paradiso.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué tiempos, verdad? al ver esta peli me he metido de lleno en los recuerdos :-) Un besote!

      Eliminar
  35. Magnífica entrada. Yo crecí un poco antes rodeado de uno de esos viejos cines. Mi familia tenía la cantina del local, y junto a mis primos acudíamos casi a diario. Eran finales de los 60 y desde entonces mi pasión por el cine me ha acompañado hasta ahora.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras. Qué bonito tener esa experiencia en nuestro haber, verdad? También mi pasión me sigue acompañando. Un abrazo.

      Eliminar
  36. Creo que seguiré tu ejemplo e iré a verla en sala grande! Me estoy preparando ya para el sofocón final. Lo que no sé es si voy a poder elegir cine...

    Un saludo

    ResponderEliminar
  37. Si te digo que no he visto la película, ¿dejas de hablarme?
    He cotilleado sobre ella, y se hizo el año que nací, ,jeje.
    Lástima que no pueda ir al cine, no aguanto sentada dos horas :(
    A ver si para cuando mi rodilla esté bien, sigue en el cine. Si no, tendré que verla en casa.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  38. Vale, acabo de ver que sólo la proyectan una semana, así que nada, me tocará sesión de cine en casa.

    ResponderEliminar
  39. Hay dos tipos de personas, las que conocieron lo antiguo y lo "añoran" y los que no lo han conocido.
    Pero esa añoranza es buena no es de "amargaos" como algunos piensan, es muy sana y lo que queremos es que los que no lo han conocido lo vivan...
    A mi nieta de casi ocho años le empezamos a meter los cásicos de Disney, y ahora le estamos empezando con Marisol y Rocio Durcal, y le encantan y ve Tarzán y los siete magníficos y la gran evasión y cuando pueda entenderla verá conmigo (tengo 49 años) Blade Runner...
    Gracias por leer esto.

    ResponderEliminar
  40. ¡Un videoclub! si mis padres hubiesen tenido uno yo sería la causa del fracaso, ¡acaparando las pelis para verla una y otra vez XDDD. De Cinema Paradiso la ví por primera vez este año y desde esa vez la he visto 7 veces más, así que gustarme es poco, y el privilegio de poder verla en una sala de cine, es incomparable (que iré hoy). Aunque es una pena no tener todo aquello que una época nos hizo felices, si que es cierto que esos recuerdos y añoranzas es lo que da sentido a los momentos y cosas que hemos vivido.

    ¡Una hermosa entrada!

    ResponderEliminar
  41. Insisto, ENVIDIA máxima ¬¬

    Besotes

    ResponderEliminar

¡ Gracias por comentar !