lunes, 10 de marzo de 2014

"La historia de mi máquina de escribir", de Paul Auster.




Pequeños detalles. Pequeños objetos. Pequeñas grandes historias. Eso es lo que hace Paul Auster: compartir con nosotros la "biografía" de su máquina de escribir, hablarnos esa inseparable compañera desde la década de los 70. 

En 1.974, Paul Auster regresa a Nueva York. En el viaje, su máquina de escribir acabó destrozada y no podía permitirse comprar otra. Un antiguo  amigo de la facultad  lo invitó a cenar y le comentó que tenía una máquina guardada que ya no utilizaba, que podría vendérsela. Se trataba de una Olympia portátil y desde entonces, nos cuenta Auster, "del teclado de esa máquina ha salido hasta la última palabra que he escrito".

Auster convierte a su vieja compañera en la protagonista de las anécdotas de sus procesos creativos, una compañera a la que nunca ha querido sustituir, ni por una máquina eléctrica ni, posteriormente, por un ordenador, de manera que se acaba convirtiéndose en objeto de burla de sus amistades.

No obstante, no fue intención del autor hacer de su compañera un personaje heróico, pero las pasiones de los artistas son inescrutables, y su amigo Sam Messer se enamoró de tan preciado objeto en cuanto lo vio, de ahí las maravillosas ilustraciones que acompañan la presente edición.

No puedo ser objetiva con esta pequeña joya. Me gusta muchísimo Paul Auster, su capacidad de crear historias cuyo origen se encuentra en lo cotidiano, en lo sencillo, en un detalle o acontecimiento inesperado. Hay tanto de él en lo que escribe...Me encantan las personas que saben ver más allá de lo material, las que atribuyen un valor sentimental a pequeños objetos que para otros pasarían desapercibidos o no dudarían en jubilar.

Cuando lees a Paul Auster, tienes la sensación de que vive intensamente, nada se le pasa por alto. Es capaz de hacer literatura a partir de anécdotas, casualidades y pequeños sucesos del día a día, sucesos que podríamos protagonizar cualquiera.  Acudir a sus libros siempre es un acierto.


 "La máquina de escribir está sobre la mesa de la cocina, y mis manos están sobre el teclado. Letra a letra, he ido viendo como escribía estas palabras".

46 comentarios:

  1. Curioso y entrañable. La primera vez que leí sobre este libro lo dejé pasar, no por desinterés sino por la angustia de la acumulación. Está vez lo apuntaré. Quizá a la tercera, finalmente, lo lea. Creo que hay más libros en mi lista que días en mi vida :D
    Gracias por la bonita reseña y besucos.

    ResponderEliminar
  2. Una vez más me tientas con Paul Auster! Me estrené con el autor gracias a ti, y a tu reto "Paul Auster" y, desde entonces, deseando estoy de sumergirme de nuevo en su mundo. ya tengo un par de títulos en cola, y este lo sumo a la lista en un santiamén!
    Gracias por tu reseña, y por tu recomendación. Y por llevarme hasta él.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Veo que Paul Auster tiene una buena lista de seguidores. No me estrené con él. Tengo su novela Brooklyn Follies, aunque no sé si será la más apropiada para ello. Besos.

    ResponderEliminar
  4. Me encanto este libro, tanto por su presentacion como por su texto. La pena es que se extravió en alguno momento hace unos años y voy a tener que volver a hacerme con él. Besos!

    ResponderEliminar
  5. Solo he leído un libro de Auster y me gustó por lo que quiero repetir y aunque esta novela no la descarto, quiero leer antes algunas otras que me atraen más
    Besos

    ResponderEliminar
  6. No, no, con Paul Auster ya sabemos que no eres nada objetiva :P

    ResponderEliminar
  7. Mi experiencia con Auster ha sido irregular pero en cualquier caso no tengo duda alguna sobre su maestría con la "máquina de escribir". Me apunto este título también auque hay otros suyos que están por delante esperando su momento.

    Besos

    ResponderEliminar
  8. Tengo ganas de estrenarme con este autor, lo que no se por cual empezar, besotes

    ResponderEliminar
  9. Auster... a ti te cae bien Auster ¿verdad? :D Cuando vi este libro me llamó la atención, no sólo por el propio Auster, está claro, sino porque me gusta cuando algunos objetos personales cobran protagonismo. Y está claro que una máquina de escribir tiene su importancia en la vida de un escritor, y yo que me imagino a Paul un poco obsesivo no pude evitar pensar que era lógico que nos contara su relación con "ella": su máquina de escribir. ¿Qué tal son las ilustraciones?

    Besos y buen lunes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy chulas, especialmente las que son de él, aunque las de la máquina también tienen unos colores muy chulos. Sí, me cae bien el hombre :-)

      Eliminar
  10. Esta libro está entre mis pendientes

    ResponderEliminar
  11. Tengo que ponerme con Auster, porque cada vez que veo el entusiasmo que pones cuándo hablas de él, me entran mas ganas :)
    Besos y feliz lunes!

    ResponderEliminar
  12. Comparto tu gusto por Auster. Me encanta su capacidad para inventar y convertir en grandes cosas lo mas pequeño y cotidiano. Este no lo he leído...aún
    Besos

    ResponderEliminar
  13. Me gusta imaginar que las letras de "El cuaderno rojo" nacieran en esa máquina de escribir. Disfruté con ese libro de Auster.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  14. Sé que te encanta Paul Auster, y no sólo por tus retos. Tus reseñas sobre sus libros están llenas de emoción e interés. Y yo, sigo sin leer nada suyo. No tengo perdón.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  15. ¡Madre mia! Pero qué te gusa Auster. Ya sabes que ya no me animo con él.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  16. Pues mira que casi no me imagino a ningún escritor con máquina de escribir, sino que los imagino a todos con el portátil de marras. Una vez, leí en algún sitio, que la escritura había perdido precisión y trascendencia desde que los escritores podían borrar y rehacer con tanta facilidad gracias a los ordenadores. Que escribir a máquina era más costoso y que por eso se pensaba más y se escribía "más pensado".
    Eso, la complicidad de una máquina de escribir, y las estupendas ilustraciones, hacen esta edición especial donde las haya. Me la llevo apuntadita, admiradora del señor Auster y su máquina ;-)

    ResponderEliminar
  17. Creo que te conté que tenía por allí un libro de Auster y luego de leer El cuento de Navidad... tenía muchas ganas de empezarlo, pero por un motivo u otro, lo dejé estar. Esta entrada me recuerda la deuda pendiente, gracias, te ha quedado preciosa.

    Besos, feliz inicio de semana.

    ResponderEliminar
  18. Fíjate que gustándome tanto como me gusta Auster, nunca me había planteado leer este libro pero ahora me ha apetecido. De todas formas tendrá que esperar porque tengo otros suyos ya en casa y esos van delante. Besos.

    ResponderEliminar
  19. Todos habláis maravillas de este hombre, y este libro me parece interesante. Me pondré con el autor, pero creo que comenzaré por otro título.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  20. Este se me ha escapado del todo y no lo he leído, es que Auster publica mucha cosa así de forma menos oficial, como la recopilación de cuentos de las llamadas al programa de la radio. Me lo apunto. Buena semana y un beso meg :)

    ResponderEliminar
  21. También me gusta mucho Auster pero no he leído este libro... todavía. Como bien dices, Auster, todo un acierto.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  22. Sí, me figuraba la recomendación pero especialmente esa referencia a hacer literario lo cotidiano es lo que más me gusta. Habemus título Auster.
    Besos socia!

    ResponderEliminar
  23. Gracias a tu reto de Paul Auster, pude probar la pluma de este escritor y me gustó mucho. Me gustaría leer otros libros más de él, pero tiene tantos que no sé cuál debería leer.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  24. Pues otro más de Auster que me anoto para futuribles, tengo que retomar a este autor. Me encanta, como dices, esa visión que potencia lo cotidiano, los pequeños destellos y los detalles.

    Besines, Meg!

    ResponderEliminar
  25. No he leído nada de Paul Auster y tengo anotados varios con vuestras recomendaciones, este se sumará a la lista que espero empezar en breve.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  26. Auster me gusta, a veces, solamente. Tiene un mundo muy especial y uhmmm...sin embargo, su mujer me encanta y me llegan mucho más sus historias.

    Besos ;-)

    ResponderEliminar
  27. Auster me encanta y este libro es diferente a sus otras obras en las formas pero no entre sus palabras. Todo forma parte de su particular percepción de su universo propio.
    Y quien no quiere tocar esas teclas... o pintar :-)
    Besos

    ResponderEliminar
  28. Cómo te gusta Auster! Y cómo sabes tentar...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  29. Me gusta mucho Auster, pero este libro no lo he leído y no sé ni por qué, jajaja

    Bs.

    ResponderEliminar
  30. La edición es chulísima, lo tengo en el punto de mira =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  31. De este año no pasa que me estrene con el autor.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  32. No sé cuándo me animaré a leer algo de Paul Auster, pero tú me lo recuerdas a cada reseña que publicas de algún libro suyo :)

    Besos.

    ResponderEliminar
  33. Pues de Austerno me he leído muchos, pero todos me han gustado, así que este me lo apunto, gracias por la recomendación

    ResponderEliminar
  34. Sólo he leído un libro de Paul Auster, y tengo en casa dos que están a la espera, así que de momento no me llevo este título a la lista. Un beso

    ResponderEliminar
  35. Este año me he propuesto leer, por fin, a Auster, así que tomo nota del título.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
  36. Yo tengo muchísimas cosas pendientes, como la Trilogía de Nueva York. Y amé la portada de este libro, es muy bonita.

    ResponderEliminar
  37. Gracias por vuestros comentarios, me alegro de que muchos os animéis a leer a Auster. Sí, me encanta, veo que lo habéis notado :-D Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  38. Estoy enamorada de la edición de este libro: independientemente de la historia (que por lo que he leído está bastante bien), la novela físicamente me parece una preciosidad. Y lo de la máquina de escribir me parece tan romántico (en el buen sentido, eh?)... 1beso!

    ResponderEliminar
  39. Desde luego te estás volviendo una auténtica abanderada de Auster jejeje.. Ay que yo llevo desde el año pasado queriendo leer algo suyo y no hay manera. Esta historia me parece un tierno homenaje a un instrumento que tanto éxito le ha dado. Me parece precioso. No lo conocía y me alegra que me lo hayas descubierto, ahora solo tengo que descubrir yo el tiempo para leerlo. Besos.

    ResponderEliminar
  40. Hace algun tiempo que escucho hablar de Paul Auster y es posible que me largue con esa lectura
    jca

    ResponderEliminar
  41. Aún no he leído nada de este autor y me apetece muchísimo.
    besos

    ResponderEliminar
  42. Ya he ido a dos librerías, para comprar Brooklyn follies, y no lo tenían (bueno, en la FNAC lo tenían en inglés).
    A ver cuándo me estreno con él, creo que va a ser un autor que me va a gustar mucho.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  43. Todavía tengo pendiente a Auster!! Cada vez que leo una reseña de sus libros me dan ganas de salir corriendo a la librería, pero no sé por qué luego me acabo olvidando de él. Habrá que remediarlo:)
    1beso!

    ResponderEliminar
  44. lo que he leído de él me ha gustado (que no son novelas, sino anécdotas) así que me apunto este también. Un beso, Ale.

    ResponderEliminar

¡ Gracias por comentar !