martes, 21 de febrero de 2017

Los reinos de papel. Jesús Marchamalo.



El periodista y escritor Jesús Marchamalo empezó a publicar en el suplemento cultural del diario ABC sus artículos de "Bibliotecas de autor", visitando para ello las bibliotecas de algunos escritores a los que más admiraba. Pronto se le apodaría como "El inspector de bibliotecas". Siempre tiene presente la cita de Marguerite Yourcenar, que decía que la mejor manera de conocer a la persona es ver sus libros

Creo que no soy la única que confiesa fijarse en lo que leen sus amigos. Cuando voy a la casa de alguno de ellos, me fijo en sus estanterías, comentamos títulos, me llevo recomendaciones etc. A casi todos nos gusta ver en las redes fotos de las estanterías ajenas, de las nuevas adquisiciones, lo que están leyendo los demás, sean amigos, conocidos o... gente que va en el tren (jejeje).  Imaginad que tenéis la oportunidad de hacer esto, de visitar e inspeccionar las bibliotecas de los escritores a los que admiráis; eso es lo que lleva haciendo Jesús Marchamalo desde hace años.

Ya en 2011 publicó "Donde se guardan los libros", y ahora presenta esta nueva entrega, "Los reinos de papel". Como dice el prólogo, Marchamalo es como la hermanilla de Sherezade: entra en casa de los escritores y les pregunta por esos libros que guardan como el mayor de los tesoros,  destacando sus favoritos, el porqué de tenerlos colocados de determinada manera, cuándo los compraron...

Detalle biblioteca Ángeles Caso

Y así conoceremos (fotos incluídas) la biblioteca de Bernardo Atxaga, Julio Llamazares, Elvira Lindo, Ángeles Caso, Marta Sanz, Rosa Montero, Lorenzo Silva etc. Descubriremos sus gustos, anécdotas, ejemplares firmados. Veremos como en algunos casos tienen el mismo problema de espacio que tenemos miles de lectores. Al final de cada capítulo encontraremos tres recomendaciones: una propia, una del gran Delibes (cuyas estanterías conoceremos en el último capítulo)  y otra que les ha marcado de alguna u otra forma.

Un libro que hará las delicias de todo lector, y que aumentará los títulos pendientes de forma considerable.
 

martes, 14 de febrero de 2017

Tener y no tener. Ernest Hemingway.


De todos es sabido que Ernest Hemingway fue un escritor y periodista que vivió en primera línea acontecimientos muy importantes del S.XX. Conocía bien los temas sobre los que escribía, pues su obra se basa en la mayor parte en su propia experiencia. La novela que hoy os traigo es considerada por muchos una obra menor. Tampoco fue motivo de orgullo para el autor. ¿Mi opinión? Me ha gustado, no es  lo mejor que escribió, no, pero me ha gustado mucho.

Tampoco es un secreto que Hemingway vivió, amó y escribió en Cuba. Decía Gabriel García Márquez que La Habana, en general, y Finca Vigía (el lugar donde residió durante 21 años) en particular, fueron la única residencia de veras estable que tuvo el autor en su vida. Su profundo conocimiento sobre ella se deja ver en títulos como este.

Publicada en 1937 y ambientada en los años de la Depresión, "Tener y no tener" cuenta la vida de un hombre tosco y osado: Harry Morgan. Harry se dedica a alquilar a gente adinerada su pequeña embarcación para la pesca. Uno de sus clientes, tras requerir sus servicios durante todo en mes, huye sin pagar, lo que deja  a nuestro protagonista en una situación económica desesperada. Con una mujer y dos hijas a las que mantener, Harry recurre a lo que en principio se negaba en rotundo: el contrabando entre Cuba y la costa de EE.UU, lo que le acarreará vivir en permanente peligro y tensión.

Con un ritmo algo desigual y un estilo ágil, minimalista y visual (sin servirse para ello de grandes descripciones), Hemingway retrata a toda una galería de personajes: ricos mezquinos, insolidarios y pobres unidos por un código de honor y por el deseo de forjar un destino mejor para sí mismos y para los suyos. Harry parece un tipo duro, algo arrogante, enérgico y resuelto, pero más allá de eso, es su familia lo que le mueve a buscarse la vida en una época tan complicada. Es en su familia en lo que piensa cuando el peligro le pisa los talones.

"Hoy no se gana gran cosa en ninguna clase de riesgos. Mírame a mí. Durante la temporada ganaba treinta y cinco dólares diarios por llevar gente a pescar. Después, por un contrabando que apenas valía lo que mi canoa me pegaron un tiro (...) Pero te diré que ni a mis hijos les van a doler las tripas ni yo voy a cavar alcantarillas para el gobierno por menos que para darles de comer. No sé quién hizo las leyes, pero sé que no hay ley que diga que uno tiene que pasar hambre."

 Quizás os suene el título de la novela por sus distintas adaptaciones cinematográficas, destacando la protagonizada por Humphrey Bogart y una jovencísima Lauren Bacall (una adaptación muy libre, por cierto). En definitiva, es una novela que no recomendaría a todo el mundo, aunque yo la haya disfrutado de principio a fin. La pelota está en vuestro tejado.

"Un hombre solo no puede. Ningún hombre solo. Un hombre solo, haga lo que haga, no puede conseguir nada (...) Había tardado mucho en decirlo, y toda una vida en aprenderlo."




lunes, 13 de febrero de 2017

Sorteo 7º Aniversario.




Lo prometido es deuda, y ya estoy aquí con el sorteo que prometí hace unas semanas. Cazando Estrellas ha cumplido siete añitos y lo vamos a celebrar. Para ello, voy a sortear dos libros que me han dejado huella, cada uno a su forma. El sorteo es nacional. Para participar el único requisito es ser seguidor del blog y dejar un comentario acreditándolo. Si os lleváis el banner o si sois seguidores en las redes sociales, pues mejor, pero insisto en que lo único necesario es ser seguidor y dejar el enlace de la url del perfil. Tenéis hasta el miécoles día 1 de marzo para apuntaros. Ese fin de semana diré los ganadores, que deberán escribirme para darme sus datos. Enviaré los libros por correo ordinario. Los libros que se sortean son (pinchad  en el título para ver la reseña) :






¿Os animáis a participar? Espero que sí. Nos leemos.

martes, 7 de febrero de 2017

Todo esto te daré. Dolores Redondo.


Este es un libro a cuya lectura me asomé con dudas. Todos sabemos de qué va esto de los premios. También había leído algunas críticas sobre el ritmo en su narración, por no hablar del ensañamiento (creo que injustificado) por parte de muchos con el hecho de que se premie a esta autora o se incluyan sus libros en el género negro. Dejando todo eso de lado, y una vez leída la novela, debo decir que me parece un premio merecidísimo. Ha sido una lectura muy satisfactoria que no ha hecho más que aumentar mi admiración hacia Dolores Redondo.Veamos.

Manuel es un afamado escritor que recibe inesperadamente la visita de una pareja de guardias civiles para comunicarle que su marido, Álvaro, ha fallecido en un accidente de coche en Monforte (Lugo). Manuel no solo queda impactado por la noticia en sí, sino por el hecho de que creía que Álvaro se encontraba en Barcelona por motivos profesionales (se dedicaba el marketing empresarial). A raíz del suceso nuestro protagonista, al ir a Galicia a reconocer el cadáver, descubrirá que desconocía realmente a su marido, su pasado y la familia a la que pertenece, los Muñiz de Dávila, una poderosos miembros de la nobleza, con viñas y bodegas en su haber, además de ser propietarios del pazo más grande de la zona. Pero a nuestro protagonista le quedan más sorpresas que recibir: la comunicación de la sospecha de que la muerte de su marido no ha sido accidental, y que no es el único capítulo oscuro que puede encontrarse en la vida de su familia política.

Ante este golpe brutal del destino a nuestro protagonista, y con toda esta información recibida en tan solo unas horas, Manuel nada entre la tristeza y la indignación, deseando gestionar los trámites de la herencia, volver a casa y pasar página. Sin embargo,  poco a poco se dará cuenta de que no puede hacerlo, que debe buscar respuestas para poder pasar página, y conocerá a personas que le ayuden en su camino y que incluso, como el pequeño Samuel, despierten lo mejor que hay en él.

La trama familiar y policial se entremezclan y se encuentran en perfecto equilibrio. El abanico de personajes está muy bien construido (incluso los secundarios), destacando el protagonista, dotado de una gran carga psicológica, al igual que los hermanos de Álvaro. En su búsqueda de la verdad, Manuel se verá acompañado por otros dos personajes: el Teniente Nogueira, de la Guardia Civil, homófobo y tosco en sus formas, y un sacerdote amigo de la infancia de Álvaro, Lucas.  Acompañaremos a este peculiar trío a lo largo de las páginas y nos trasladaremos con ellos también al escenario majestuoso de la Ribeira Sacra, y es que otro aspecto a destacar en la novela es la maravillosa y documentada ambientación de la misma.

No me ha sobrado ni una sola página y me ha gustado mucho más de lo que esperaba. Una novela policial y familiar, de marcado carácter intimista y muy bien hilada, llena de misterio e intriga, que nos mantiene pegada a sus páginas hasta el final.