viernes, 28 de febrero de 2014

SMILE (XIII). And the Oscar goes to...

#VIERNES #OSCARS
#SMILE



Estamos de gala.
Saquen sus mejores trajes.
Luzcan sus sonrisas más radiantes.
 
 

Pasen un buen fin de semana (o buen puente en mi caso).


Se avecina una larga noche para muchos,
quiniela en mano, solo unas horas de sueño...


El lunes seremos un poco "zombies", 
pero nuestros jefes no lo notarán...

 

Y un año más, habrá merecido la pena, 
al margen de las injusticias, 
de los reconocimientos más o menos previsibles,
es la fiesta del cine, 
y disfrutaremos viendo reunidos a muchos de 
los que nos hacen soñar sentados en una butaca...



¡¡ FELIZ VIERNES!!


 
 

miércoles, 26 de febrero de 2014

Escritoras únicas: Alfonsina Storni.

"Amo los cielos claros, los pastos frescos,
los campos dorados, las delicadas manos,
las frentes amplias, las almas pulcras..."



Vuelvo, encompañía de Ana Blasfuemia y Marilú Cuentalibros, a acercaros a las autoras que forman parte de nuestro reto. En esta ocasión, os hablaré de Alfonsina Storni.

Alfonsina Storni (Suiza, 1.892- Argentina, 1.938) es uno de los íconos de la literatura posmodernista. Con una infancia difícil (padre alcohólico), con carencias y luego una vida con recurrentes enfermedades, su poesía está impregnada de lucha, audacia, amor y una reivindicación del género femenino.

Storni ejerció como maestra en diferentes establecimientos educativos y escribió sus poesías y algunas obras de teatro durante este período. Su prosa es feminista, ya que busca en ella la igualdad entre el hombre y la mujer, y según la crítica, posee una originalidad que cambió el sentido de las letras de Latinoamérica. Su primer libro, "La inquietud del rosal", publicado con grandes dificultades económicas, apareció en 1916. En ese mismo año, aparece en la revista literaria "Mundo Argentino" un poema titulado «Versos otoñales». Aunque los versos son apenas aceptables, sorprende su capacidad de mirarse por dentro, que por entonces no era común en los poetas de su generación:


"Al mirar mis mejillas, que ayer estaban rojas
He sentido el otoño; sus achaques de viejo
Me han llenado de miedo; me ha contado el espejo
Que nieva en mis cabellos mientras caen las hojas."   

  Alfonsina intervino en la creación de la Sociedad Argentina de Escritores y su participación en el gremialismo literario fue intensa. Estuvo en España en un par de ocasiones. Hay muchas referencias en correspondencias que hacen alusión a preocupaciones, malos ratos y apuros, a falta de voluntad y a estados variables de salud. Sentía la sensación de que otras personas estaban molestas con ella y se sentía insegura al no poder devolver los favores a quienes se lo hicieran.

Alfonsina Storni se enamoró de un hombre casado 24 años mayor que ella; a diferencia de otras mujeres en su situación, decidió seguir adelante con el embarazo, nació Alejandro Storni, su hijo. Aunque no lo ocultó, en las biografías su hijo aparece únicamente en el tramo final de su vida, porque dejó algunas cartas diciendo lo que quería que se hiciera con su sueldo y con su trabajo, y porque una de las pocas cartas que mandó antes de morir fue para él. Algunos de sus amigos mantienen todavía que Alfonsina era tan discreta que ni siquiera muchos de sus confidentes habituales sabían quién era el padre de Alejandro.



En 1935, fue operada del cáncer de mama. Se pensaba que era un tumor benigno, pero en realidad tenía ramificaciones. La mastectomía le dejó grandes cicatrices físicas y emocionales. Siempre había sufrido de depresión, paranoia y ataques de nervios, pero los síntomas de enfermedad mental se recrudecieron. Se volvió recluida y evitaba a sus amistades. Su carácter cambió, ya no visitó más a sus amigos y no podía admitir sus limitaciones físicas; deseaba vivir pero no aceptaba los tratamientos impuestos por los médicos. Sólo asistió a una sesión de rayos que la dejó exhausta y no pudo soportar el tratamiento. No permitía que su hijo la besara y se lavaba las manos con alcohol antes de acercarse a él o de cocinar.

 Todo esto acabaría  desembocando en suicidio. Atraida siempre por el mar, decidió, en 1.938, ir en su busca. Dejó un poema de despedida: "Voy a dormir", que termina con un misterio poético que ninguna biografía podrá develar:


"Si él llama nuevamente por teléfono
le dices que no insista, que he salido..."

De las heridas y de la incomprensión padecidas por Alfonsina Storni emerge la fuerza de su voz, la cadencia de unos versos que pueden ser grito de protesta, canto a la vida, amor a la naturaleza, o reivindicación del derecho de la mujer a convertirse en sujeto del deseo, en una tentativa de conquistar la libertad para decidir su destino.
 
"Soy un alma desnuda en estos versos,
alma desnuda que angustiada y sola
va dejando sus pétalos dispersos."
 
Fuentes:


lunes, 24 de febrero de 2014

The Monuments Men, de George Clooney.



II Guerra Mundial + Clooney + Hechos reales = buena combinación.

Lo cierto es que "Monuments Men" está recibiendo malas críticas, y la verdad es que estoy con personas como  Javier Sierra, no entiendo el porqué. Desde luego no es perfecta y adolece de algunos fallos, pero creo que, en general, la cinta funciona bastante bien y consigue su objetivo. Vayamos por partes.

La película cuenta la historia de un grupo de historiadores, directores de museos y expertos en arte de varias nacionalidades a los que se entrena para la misión de proteger y recuperar las obras del patrimonio artístico y cultural robadas por los los nazis durante la Segunda Guerra Mundial. Misión complicada, puesto que Hitler, a través del decreto Nerón, dio la orden de que, en caso de caer, todo fuera destruido. Estos hombres se jugaron la vida para evitar la desaparición de miles de años de humanidad reflejados en las diversas manifestaciones del arte. Y no solo trataban salvarlas, sino también devolverlas a sus lugares de procedencia, cosa que no siempre ha ocurrido a lo largo de la historia.

 

No todos entendieron la meritada misión, pues argumentaban que ante las muertes y el drama de dimensiones épicas que se estaba viviendo, preocuparse de este patrimonio era algo secundario. Pero no lo era. Se puede acabar con una nación destruyendo su cultura, su identidad, su pasado.

La película navega entre el drama y la comedia, aunque se mantiene en la orilla de ambos géneros, de forma que sonríes en algunos momentos, pero no llegas a la carcajada (ni creo que sea lo pretendido) y te estremeces en otros, pues si bien no te hacer llorar, creo que sí que refleja bien los duros momentos que vivieron este grupo de hombres. Hay algunas secuencias en concreto que invitan a reflexionar y dan que pensar, por lo menos a mí.

 

¿Los fallos? Imagino que ese baile entre ambos géneros la hace algo tibia y por eso la están poniendo como la están poniendo. No es mi caso. Mis únicas pegas son el guión, que no está mal, pero esperaba más y el patriotismo americano, especialmente al final, que me cansa ya en el cine. 


Por lo demás, me ha parecido una película muy entretenida, entrañable, con una banda sonora estupenda, con una historia bien contada y un elenco de actores e interpretaciones buenas (George Clooney y Bill Murray mis favoritos). Sí, la recomiendo (no hablo del libro en que se basa porque no lo he leído y no puedo comparar).

viernes, 21 de febrero de 2014

SMILE (XII)

#SMILE #MyWay


"Ahora quiero hacer las cosas a mi manera. 
Y si fracaso, quiero hacerlo en mis propios términos 
y según mis propias decisiones."
                                                     George Clooney.
Mi vuelta a la actividad bloguera va a ser un poco egoísta y monotemática, porque estamos de estreno, porque me encanta este heredero de los clásicos que sabe interpretar, escribir guiones y dirigir. 

Si alguien pone su nombre en Google verá que en el 80% de las fotos sonríe, y casi siempre de forma natural y espontánea. Esa es la mejor de las sonrisas, la que se contagia, la que transmite, la que refleja alegría, la que hace que todo parezca fácil...








¡ FELIZ VIERNES !
( Absténganse comentarios impertinentes anti-Clooney :-D )



viernes, 7 de febrero de 2014

SMILE (XI)




Semana "atípica". Intento interiorizar la frase. 
La sonrisa esta vez es a media asta, pero es una sonrisa al fin y al cabo.

Feliz Viernes.
Buen fin de semana.


miércoles, 5 de febrero de 2014

La gran estafa americana, de David O. Russell.


                           
Granujas, redenciones, aspiraciones, apariencias...

Años 70. Estética exagerada.


Maravilloso guión.

Divertida, muy divertida. Ingeniosa, muy ingeniosa.


Intrigante.

Tensión ocasional, giros inesperados.


Surrealista. 


Reparto de lujo.

Apariciones estelares, breves e intensas.


Y entre todas las estrellas, una que brilla más que las demás.

Descollante interpretación.



Muy recomendable.









martes, 4 de febrero de 2014

Mejores novelas 2013.





Un año más, Creatio Social Media nos convoca para elegir las mejores novelas de 2.013. No sé el motivo, pero el caso es que pensaba que era necesario elegir cinco en cada categoría, por eso no iba a participar, pero ya me han aclarado que no, así que aquí os dejo mis votos, todavía estáis a tiempo, quedan unas horas, aquí tenéis las bases.


Novelas escritas en español,
Novelas escritas en español:

1. El pensionado de Neuwelke, de José C. Vales (5 puntos)
2. La ridícula idea de no volver a verte, de Rosa Montero (4)
3. El guardián invisible, de Dolores Redondo (3)
4. Circo Máximo, de Santiago Posteguillo (2)
 
 Novelas escritas por autores extranjeros:

1. Informe del interior, de Paul Auster (5 puntos)
2. Al envejecer, los hombres lloran, de Jean Luc Seigle (4)
3. Butcher's Crossing, de John Williams (3)
4. Doctor Sueño, de Stephen King (2)

lunes, 3 de febrero de 2014

Segundo matrimonio, de Phillip Lopate.


Matrimonios. Relaciones. Tropezar con la misma piedra. A menudo sucede que la experiencia nos ofrece la oportunidad de estar preparados ante la posibilidad de cometer los mismos errores. Nos obsesionamos tanto con no caer de nuevo, que decidimos hacer lo posible para que esta vez salga bien. Hay quien con esa finalidad empieza a  medir lo que dice, lo que piensa, lo que hace, hasta tal punto que deja de ser uno mismo para convertirse en lo que cree que el otro quiere que sea.  Nacen las inseguridades, las dudas, y llegan las consecuencias de la falta de sinceridad, del no hablar claro ante el temor de estropearlo. Y vuelven las equivocaciones.

De eso nos habla este pequeño libro de 110 páginas. "Segundo matrimonio" nos muestra cómo es un fin de semana entre Eleanor y Frank, un matrimonio maduro, progre y de clase alta (megapijos) que casi no se ven de lunes a viernes, por lo que disfrutan planificando los fines de semana para hacer cosas juntos. Comienzan el sábado entre arrumacos y planes. En esta ocasión deciden organizar una cena en honor a un amigo y aprovechar para reunir a su sofisticado grupo de amistades.

Si bien la pareja protagoniza la historia, con la visita de un hijo (fruto de un anterior matrimonio de él) y la llegada de los invitados a la cena, se van incorporando un abanico de personajes, muy bien perfilados, a través de lo cuales conocemos cómo son Eleanor y Frank, cómo eran en sus anteriores matrimonios, cómo son como padres, como amigos, como profesionales, como personas...

Las charlas animadas por el  alcohol, y algún que otro canuto, darán lugar a ciertas tensiones que llegarán a su punto álgido cuando los invitados se retiran y el matrimonio se queda a solas. Ese equilibrio emocional del que tanto presumían amenaza con romperse, porque nada es lo que parecía ser...

"Segundo matrimonio" es una novela corta de estilo sencillo, austero y  preciso, que supone el regreso de su autor tras veinte años alejado de la ficción. Ha sido una de mis llamadas "lecturas de transición" que, si bien no me ha parecido memorable, sí que la considero entretenida, curiosa y muy digna.

sábado, 1 de febrero de 2014

Mugs and books.

Hace unos días, a raíz del post de Cuentalibros sobre las tazas, unas cuantas blogueras empezamos a comentar nuestra debilidad por estos encantadores receptáculos redondos, perfectos acompañantes durante las horas de lectura. Ante tales confesiones,  Mónica, nuestra Serendipia, ha propuesto que no solo mostremos nuestros libros, sino también las tazas que nos acompañan al leer. ¿Cómo? jugando al  "Mugs and Books".

Básicamente consiste en hacer una foto (o muchas, las que se quieran) combinando libro y taza y explicar los motivos de la elección. El plazo para participar finaliza el 14 de febrero.  Para conocer los detalles de tan divertida inciativa, pinchad aquí.

Aquí iré dejando mis fotos (en Twitter estamos jugando con el hashtag #MugsAndBooks).

#MugsAndBooks


Me gusta porque, como ya sabéis la mayoría, fue una de mis mejores lecturas del año pasado. 
Acompaño el libro de la taza más clásica que tengo y de mi paraguas "Neuwelke Style" 
(un paraguas que nunca logro combinar porque mi estilo es otro, pero bueno).

Me gusta porque estoy "anclada" en los 80. 
Es la etapa de la que mejores recuerdos guardo y me encanta encontrarme
con este libro de vez en cuando. Mazinger Z es inolvidable.

Me gusta porque me lo han traído los Reyes Magos, 
es un clasicazo con ilustraciones preciosas. La taza es el 
complemento ideal para su lectura, ¿verdad?

Frida merece ser conocida también por los más pequeños. Tengo el libro 
para cuando vienen mis sobrinos (la taza es mía).

El tamaño importa, y él era uno de los grandes :-)

"Simply the best" Está claro que tenía que estar, ¿no? 

 Una de romanos. La presentación de  "Circo Máximo" es de las mejores 
a las que he asistido. La taza combina bien, así que...

 Qué voy a decir...Su música es la banda sonora de mi vida.

Una visita al pasado. Videojuegos a los que dediqué horas.