jueves, 23 de agosto de 2012

Rio Bravo, de Howard Hawks.


Me encanta revisionar los grandes clásicos, esas películas que nunca se repetirán y que me recuerdan las sobremesas familiares de mi niñez. Por suerte, un cine en mi ciudad está rescatando este tipo de películas en su cartelera.

Es un lujo ver de vez en cuando un clásico en la gran pantalla, los disfruto de principio a fin. En esta ocasión le tocó a Río Bravo, un western de 1959 que cuenta ni más ni menos que con un 7 en Filmaffinity (una web donde somos los espectadores los que votamos).

Pero más allá de su valoración cinemátográfica, prefiero centrarme en su valor sentimental, en lo que me evoca, en lo que me recuerda, en la sensación indescriptible que me causa el oir un proyector antiguo, el ver las pequeñas motas negras salpicando la pantalla, y de fondo John Wayne y Dean Martin con una de sus canciones...

jueves, 16 de agosto de 2012

La piscina, de Yoko Ogawa .

Iniciada hace relativamente poco en la literatura japonesa, tenía muchas ganas de estrenarme con Yoko Ogawa, de la que había leído reseñas muy positivas. Os adelanto que, en el caso de "La Piscina" (Editorial Funambulista) he vuelto a tener impresiones contradictorias.

Aya es una adolescente cuyos padres dirigen un orfanato. Se siente desgraciada y sola, abandonada por sus progenitores, volcados en su misión. Su único placer consiste en acudir a escondidas todos los días a la piscina para espiar el cuerpo de Jun, un chico del orfanato, cuando efectúa sus saltos de trampolín.

Esta breve historia (101 páginas), nos muestra a una familia con buenas intenciones, pero desnaturalizada. Los progenitores de la protagonista están tan implicados en su labor de cuidar a los niños del orfanato, que sin darse cuenta descuidan a su propia hija, cuya perspectiva se nos ofrece a lo largo de sus páginas. Aya, que es quien nos cuenta la historia, echa de menos las veladas íntimas y familiares, el silencio, el tener unos padres sólo para ella, y es que ella si que es una huérfana, puesto que el orfanato es su único hogar. A lo largo de la narración vemos que ésta situación hace surgir su lado oscuro, lo que se refleja en la obsesión que tiene con Jun (un chico del orfanato) y en la crueldad que muestra en determinados momentos con otra huérfana.

Me ha encantado el estilo de Yoko Ogawa, sencillo, ágil, en ocasiones poético, pero la historia en sí no me ha terminado de llegar, y es que creo que es demasiado corta para desarrollar la enorme complejidad  de la protagonista, siendo muy difícil empatizar con ella ni adentrarse del todo en la historia. La referida brevedad tampoco permite adentrarse mucho en el resto de los personajes.

Es por eso que comento que el estilo narrativo de la autora me ha gustado bastante, y pienso repetir con otro de sus títulos, pero la historia, éste título en concreto no me ha gustado, la verdad.

¿Lo habéis leído? ¿Os ha gustado?


sábado, 11 de agosto de 2012

Prometheus, de Ridley Scott




Un grupo de científicos y exploradores emprende un viaje espacial a un remoto planeta, una rara estrella recíen descubierta, donde sus límites físicos y mentales serán puestos a prueba. El motivo de la misión es que los humanos creen que allá podrán encontrar la respuesta a las preguntas más profundasy al mayor de los misterios: el origen de la vida en la Tierra.

Con este argumento comienza Prometheus, el último trabajo del director Ridley Scott, quien nos cuenta que la metáfora central de la película  gira alrededor del titán griego Prometeo, que desafió a los dioses al proporcionar a los humanos el don del fuego, por lo cual fue terriblemente castigado. Se trata por tanto de la relación que el ser humano establece con los dioses, y lo que sucede cuando los desafiamos. Una curiosa mezcla de ciencia ficción con existencialismo.

Debo decir que la esperada precuela de Alien me ha gustado bastante, pero también me ha decepcionado. Intentaré explicar lo mejor posible ésta contradicción.


Me ha gustado que en los tiempos que corren la película haga uso de decorados reales (el interior de las naves, algunos exteriores, etc). Visualmente, la calidad de la película es indiscutible. El argumento casa bien con la saga Alien y las interpretaciones son muy buenas: Michael Fassbender cual Jude Law en Inteligencia Artificial; Charlize Theron como mujer fría y calculadora y una Noomi Rapace que, aunque tras trabajos como Millenium me ha ganado y aquí hace muy buena interpretación, es difícil no compararla con la teniente Ripley de Sigourney Weaver, y claro, no llega.

Y es que es eso lo que pasa, que si consideramos Prometheus como una película independiente y no una precuela, alcanza el notable alto. Pero si la consideramos como la precuela de Alien, la historia pierde chispa y originalidad (porque además, se repiten hechos sucedidos en la mencionada saga).


Me parece destacable que una película de estas características alcance tan sólo un 6,3 en Filmaffinity. Y vosotros, ¿Qué pensáis? ¿La habéis visto? ¿Os gustó?.

domingo, 5 de agosto de 2012

50 años sin Marilyn.

"...Es estupendo estar viva.
Me dicen, sí,
que soy afortunada por estar viva...

¡Pero es tan difícil sentirlo
cuando todo me hace daño!..."
 
 
 Se cumple hoy el 50º aniversario de la muerte de Norma Jeane Baker: Marilyn Monroe (1 de junio 1926-5 de agosto 1962) . Debo decir que nunca me ha convencido como actriz, siempre he cuestionado sus virtudes en la interpretación, salvo en películas como "Con faldas y a lo loco" (por la que se llevó un globo de oro) y alguna que otra más, pero lo cierto es que he visto casi todas sus películas y siempre me ha llamado la atención la enorme complejidad que había en ella más allá de la pantalla.  Tenía magnetismo, de eso no cabe duda.
 
 
Y fue eso lo que me llevó a comprar el libro cuyo pequeña cita he seleccionado. "Fragmentos" (Editorial Seix Barral) es una pequeña joya que adquirí hace unos meses por 4,95 € y que contiene poemas, anotaciones, cartas y reflexiones de Marilyn. En él se muestra su lado más personal y su increíble sensibilidad y fragilidad, todo ello acompañado de documentos y fotos inéditas que merece la pena ver. Sin duda, os lo recomiendo.


sábado, 4 de agosto de 2012

Vangelis: Carros de fuego.

En estos días "olímpicos" me apetecía compartir esta canción. Me encanta oírla y me da mucha paz. Llevaba más de una semana sin actualizar el blog, y es que debido a cuestiones imprevistas no puedo dedicarle el tiempo que quisiera, así que iré pasándome por los vuestros cuando pueda, espero apuntarme a varios concursos que tenía pendiente antes de que acaben los plazos. Buen fin de semana. Nos leemos.