jueves, 29 de marzo de 2012

¡ NO al plagio bloguero !

Hace unos días he tenído conocimiento de que a Offuscatio le habían copiado literalmente la reseña de un libro. No me ha pillado por sorpresa, pues aunque a mi no me ha pasado (que yo sepa), sí que tengo conocimiento de otros blogueros a los que sí, y no sólo en cuanto a reseña de libros se refiere, sino que hay quien copia el contenido de blogs de contenido personal. Ya hay que tener poca creatividad y ganas de escribir cuando lo que copias son las reflexiones personales que comparte otro miembro de la blogosfera. En el caso que nos ocupa, la persona que ha copiado ha sido avisada, se le ha llamado la atención, y lejos de reaccionar o pedir disculpas, ha cambiado el nombre del blog, ahora se llama Wonder Read.

Creo que hay que denunciar estas cosas públicamente y que circulen, porque es muy injusto que alguien lea un libro, intente promocionar a autores noveles o ya consagrados, esforzándose por hacer una reseña que refleje lo que ese libro le ha transmitido, para que luego venga otro y tan alegremente lo copie. Y me refiero no sólo a reseñas de libros, sino a películas, reflexiones etc.

Y en mi lucha contra ello, aporto mi pequeño grano de arena:  os comento a los que tenéis blogguer que hay formas de deshabilitar la opción de copiar y pegar de nuestro ratón, de manera que quien quiera copiar, tendrá que esforzarse al menos en ir copiando todo, no le valdrá con seleccionar el texto y copiarlo. Si intentáis copiar texto de mis entradas veréis que no podéis seleccionarlo. Si queréis saber cómo se hace, aquí dejo el tutorial.

domingo, 25 de marzo de 2012

Intocable.

Anoche por fin vi "Intocable" (Olivier Nakache y Eric Toledano, 2011), esta deliciosa comedia dramática francesa que ha arrasado en el país vecino y que tan buenas críticas está cosechando también en nuestro país.

Intocable cuenta la historia, basada en hechos reales, de Philippe, un aristócrata que se ha quedado tetrapléjico a causa de un accidente de parapente. Philippe contrata como cuidador a domicilio a Driss, un inmigrante de un barrio marginal recién salido de la cárcel. Aunque, a primera vista, no parece la persona más indicada, los dos acaban logrando que la convivencia entre ambos no sólo sea posible, sino que vaya más allá de una simple relación profesional.

Dos mundos enfrentados que, poco a poco, congenian hasta forjar una amistad tan disparatada, divertida y sólida como inesperada, una relación única en su especie de la que saltan chispas, porque Intocable es eso, la historia de una amistad que supera todo tipo de prejuicios y adversidades.



Es tal la química entre los protagonistas, es tan fascinante la compenetración de ambos (Omar Sy y François Cluzet) ante la pantalla, con personalidades tan distintas y bien definidas, que dudo mucho que los americanos logren hacen un remake (como acostumbran a hacer con los éxitos extranjeros) que esté a la altura. Me ha encantado la historia, su sencillez, su música, sus contrastes entre riqueza y pobreza, quietud y movimiento, ruido y silencio, todo aliñado con mucho humor.

Nos emocionamos con la historia, si, pero predomina el humor y la frescura de un guión muy bien ejecutado, así como unos personajes del todo entrañables, aunque siempre a la sombra de los protagonistas. No la dejéis pasar.


miércoles, 21 de marzo de 2012

Una sombra en Pekín.

"La bofetada que me arreó allí mismo, bajo el tendal del mercader, a la vista de cuantos se refugiaban del diluvio, aún mantiene irritada mi mejilla. Con ella aprendí de una vez para siempre que la dignidad ha de superar siempre el interés. Esta lección que me dejó mi padre en herencia, así como el resto de sus enseñanzas, y pese a su solemnidad, me resultaron absolutamente inútiles, cuando no contraproducentes, para la vida que me quedaba por vivir".


Comienza hoy, y hasta el 10 de abril, la publicación de reseñas de la lectura conjunta de " Una sombra en Pekín", de José Ángel Cilleruelo.

La sinopsis de "Una sombra en Pekín" no le hace justicia, de hecho, a tenor de la misma, no creí que el libro me acabara gustando tanto. Esta pequeña joya, tanto por tamaño como por sus cerca de 80 páginas, cuenta la historia de un anciano, Wu Guî, que regresa malherido a su tierra natal, Lang, llevando a cuestas tan sólo un cuaderno de cuero y poco más.

Invadido por la nostalgia, se asienta en una especie de vertedero, que antaño fue un hermoso campo de ciruelos, y desde allí escribe en su cuaderno y nos cuenta cómo ha sido su vida desde que nombraran a su bisabuelo afilador oficial de pianos, un negocio familiar por el que tenían auténtica vocación .

Acudimos entonces al transcurrir de los años, a la evolución del protagonista y de su negocio, que llega a peligrar con la llegada de la era moderna y los pianos eléctricos, haciendo que Wu Guî se vea obligado a emigrar y buscar otras oportunidades...

Compartiremos todas sus vivencias, el camino que ha ido siguiendo en su vida hasta llegar a la actualidad desde la que escribe en su cuaderno, todo ello impregnado con una prosa poética muy cuidada y unas ilustraciones muy bonitas de Juan Gonzalo Lerma. Tan sólo puedo añadir que he disfrutado muchísimo de su lectura.

Os recuerdo a los participantes en la lectura conjunta que si queréis participar en el concurso de reseñas (los organizadores no lo haremos por ser jurado), debéis confirmarlo en la entrada donde se hizo el sorteo, poniendo el enlace de la reseña que hagáis. Una vez finalizada la lectura conjunta (10 de abril), comunicaré a la Editorial Traspiés (a la que agradezco mucho que haya contado conmigo para esta iniciativa) el nombre de los participantes en el concurso, incluidos los que ya habéis reseñado el libro con anterioridad y habéis comentado que queréis participar.

Os dejo la lista de participantes de la lectura, que iré actualizando conforme se vayan publicando las reseñas.

Margari
Pepe
Blair
Shaka Lectora
Rachel Antúnez
Cartafol
Rebeca de Winter
Laky
Sandra Rivero
Libros que voy leyendo
Tatty (Universo de los libros)
María (De todo un poco)
Jesús (La caverna literaria)


domingo, 18 de marzo de 2012

El oasis maldito, de Francisco J. Sánchez Lizón

Me temo que éste es otro de los libros en los que me he quedado rezagada. A estas alturas sé que muchos ya lo tenéis más que leído, pero yo lo terminé hace realtivamente poco. Había leído reseñas muy positivas y en Navidad el autor, Francisco J. Sánchez Lizón, contactó conmigo por si me interesaba leerlo. Por supuesto, no podía negarme, y aquí vengo a comentarlo.

El oasis maldito (editorial Círculo Rojo), cuenta la historia de un grupo de siete personas que no se conocen entre sí, y que deciden acudir a una escalofriante entrevista de trabajo convocada en un anuncio de periódico. Todo apunta a que se trata de realizar algún trabajo ilegal, pero los entrevistados deciden seguir adelante por diversas circunstancias personales, económicas (la remuneración es muy alta) o por miedo a negarse. Cuando quieren darse cuenta ya no hay marcha atrás...

El libro se lee de un tirón (117 páginas), y engancha de principio a fin. La historia está muy bien hilada y tiene un desenlace de lo más inesperado que cuadra perfectamente con toda la historia (aunque debo decir que intuí el final un poco antes de llegar a él por un detalle que prefiero no desvelar). La narración es ágil y sencilla.

Destaco la habilidad del autor para darnos a conocer a los personajes, y es que mediante saltos en el tiempo los vamos conociendo a todos, sus formas de ser, sus vidas, lo que les ha llevado a aceptar el trabajo etc. En ningún momento tienes la sensación de que sean personajes superficiales o en los que no se profundiza mucho, los conoces bien sin necesidad de excesivos detalles ni exposiciones, manteniendo la intriga y el suspense en todo momento sin detenerse demasiado en cada uno de ellos. Eso, teniendo en cuenta que son diez personajes en total y que el libro tiene 117 páginas es toda una habilidad y destreza narrativa por parte del autor.

En definitiva, un libro recomendable al 100%.

jueves, 15 de marzo de 2012

Wonderful Life: Black.

Está siendo una semana un poco ajetreada y complicada, así que no he podido hacer las entradas que tenía en mente ni visitar vuestros blogs, cosa que espero hacer en breve para ponerme al día.

Aprovecho un hueco para dejaros una de las canciones más bonitas que conozco en la historia de la música: Wonderful Life, por no hablar de la belleza visual de su videoclip (¿Alguien sabe qué fue de Black?) . Es una canción que me da mucha paz. Como siempre, espero que os guste. Nos leemos pronto.




domingo, 11 de marzo de 2012

Manualidades: decoupage en cristal .

Aquí os traigo unas fotos sobre mis últimas manualidades. Estas navidades una amiga me enseñó a hacer bandejitas, ceniceros y platos de cristal con la técnica del decoupage...Os dejo el paso a paso y algunos ejemplos de los que he hecho. Aunque no están perfectos, debo decir que son fáciles y rápidos de hacer. Espero que os gusten.

Necesitamos pocos materiales para esta manualidad: las bandejas o platos se consiguen en cualquier tienda de todo a 100. También necesitamos servilletas y cola para decoupage. Una vez limpio el cristal, le ponemos por detrás una capa de la cola para decoupage. Separamos las capas de la servilleta, y pegamos la principal, la que lleva el dibujo (con cuidado porque al quitarle las capas se queda muy fina).




Perfilamos o cortamos los bordes que sobresalen y damos ptra mano de cola. Una vez seca, pintamos con acrílicos de tonos suaves, y una vez seco, se protege con varias capas de barniz.




El resultado viene a ser éste:



Aquí tenéis otros que he hecho:




También se puede recortar un motivo concreto de la servilleta, se siguen los mismos pasos, aquí tenéis un ejemplo.



jueves, 8 de marzo de 2012

La mujer de negro.


"En oposición a las películas de terror modernas como la saga 'Saw', donde lo truculento casi emborrona el terror, 'The Woman in Black' es una deliciosa película de horror de la vieja escuela que enfatiza el suspense y lo inquietante por encima de la sangre y las vísceras" (USA Today).




Creo que ya he comentado en más de una ocasión que soy muy asustona, que no puedo ver películas de miedo, salvo contadas excepciones. Lo paso regular y me traigo el miedo a casa. Bien, pues hace poco he hecho una excepción. Estas navidades me comprometí con unos amigos a ver "La dama de negro " cuando se estrenara. Bueno, llegó el día y allá que fui.

La Dama de Negro (James Watkins, 2012) es una adaptación de una novela de Susan Hill que cuenta la historia de Arthur Kipps, un joven abogado cuya empresa lo envía a un lugar remoto para vender la casa de un cliente que acaba de fallecer. La gestión, aparentemente rutinaria, tropieza con ciertas dificultades: los vecinos se muestran reacios a hablar sobre la casa o a acercarse a ella; además, nadie está dispuesto a admitir la existencia de una mujer de negro que él está seguro de haber visto...


Sólo puedo decir que a los diez minutos ya me había olvidado completamente de que Daniel Radcliffe era mi Harry Potter de toda a vida, me metí totalmente en la historia y no dejé de llevarme sobresaltos y de taparme los ojos. No obstante, yo no soy una entendida del cine de terror o fantasmal, así que pregunté a mis acompañantes y a otros amigos que la han visto...La mayoría de ellos distingue entre películas de "muchos sustos" y películas de "auténtico miedo", y engloban ésta en el primer grupo, aunque alguno de ellos llegase a reconocer que llegó un momento en que tuvo que cerrar los ojos durante un buen rato...

Desde mi humilde punto de vista sobre este género, la película cumple su objetivo, y con ausencia de sangre y matanzas, que siempre es de agradecer. Debo decir, que al margen de todo esto, lo que más me ha gustado es la ambientación victoriana y gótica de la película, ya que me encanta la época en la que está ambientada. A los que se atrevan (yo no creo que vuelva a ver algo parecido en mucho tiempo) se la recomiendo.

lunes, 5 de marzo de 2012

El diablo de la botella, de Robert L. Stevenson



Comienzo esta semana comentando una obra más bien corta (61 páginas) e intensa. "El diablo de la botella" (Editorial Traspiés), era un libro cuya sinopsis y portada no me terminaban de convencer (las portadas y presentaciones de los libros me influyen bastante, aunque finalmente acabe leyéndolos), pero al tratarse de un clásico de Stevenson (La Isla del Tesoro, El misterioso caso del doctor Jeckyll y Mr Hyde, etc.) quise leerlo, y fue todo un acierto.

Como dice la sinopsis, El diablo de la botella es un relato sobre la fuerza del amor, pero también sobre la fuerza de voluntad al enfrentarse a determinadas tentaciones, un análisis sobre lo que estariamos dispuestos a pagar por satisfacer nuestros deseos.

El libro cuenta la historia de un hombre de Hawai, Keawe, un marinero humilde, valiente y trabajador. En un viaje a San Francisco observa una colina llena de preciosas casas, deteniéndose ante una concreta que le llama la atención. Para su sorpresa, el dueño le invita a entrar y le cuenta la historia de una botella mágica que concedía todos los deseos que se le pidiesen, siempre y cuando la vendiese por un precio menor de lo que costara en su momento, ya que, de no hacerlo, quien la tuviese en su poder iría al infierno, puesto que se trataba de un pacto con el mismisimo diablo.

Nuestro portagonista acepta el trato y se hace con la botella, disfrutará de sus privilegios junto a la mujer de su vida, se librará de la botella con los requisitos establecidos...Pero también sufrirá otras consecuencias cuando quiera recuperarla (mejor que descubráis vosotros los motivos) a tan bajo precio que ya no podrá volver a venderla a otra persona...

Una lectura muy ágil, de una tarde, muy entretenida. Una historia muy bonita, un clásico recuperado por la Editorial Traspiés con ilustraciones de Pablo Ruiz.

Aprovecho para recordar que podéis participar en el concurso de "El placer de la Lectura", para obtener un ejemplar de este libro o de un lote de libros de la editorial. Igualmente, Cazando Estrellas tiene activo, junto con los otros blogs colaboradores, el concurso de reseñas de "Una sombra en Pekín", donde pueden participar también los que lo reseñaran hace tiempo.



sábado, 3 de marzo de 2012

Plano Americano.

Pues aquí os traigo mis impresiones tras mi participación en la lectura conjunta del libro "Plano Americano", organizada por Carmen en su blog. Participé en el sorteo, pero no tuve suerte, así que me lo compré. Se trataba de un libro donde se hablaba de cine, y ante semejante combinación no podía negarme, aunque finalmente no ha resultado ser lo que esperaba.

Plano Americano, de Agustín y Fernando González Ruíz, cuenta la historia Fernando Pérez del Castillo, un chico cuyo sueño es ser actor y pasará por todo tipo de peripecias para lograrlo, teniendo para ello que vencer su agudizada timidez, recorrer medio mundo y engañar a sus padres, unos cirujanos que quieren que su hijo siga sus pasos. Para lograr su propósito Fernando buscará la inspiración en los lugares y personajes más variopintos, como una pitonisa o su propio perro, que le tiene manía, y al que pretende engañar para mostrar sus dotes interpretativas.

Fernando, el protagonista, es un personaje que me ha gustado bastante. Nos cuenta la historia en primera persona, y nos lleva hasta su infancia, cuando era un niño rubio que no obtenía ni una sóla frase para lucirse en las obras de teatro del colegio. En la narración van entremezclándose los comentarios de Sergio, su alter ego, que emplea un humor irónico, o más bien sarcástico, inteligente, mordaz e incluso vulgar en ocasiones. Estos personajes, junto a la niña superdotada que aparece posteriormente (Anahí) son los que más me han gustado.

Sin embargo, bajo mi punto de vista, a medida que avanzaba en la lectura, la historia perdía fuerza. El libro contiene numerosas referencias a películas y directores, algo que me ha gustado bastante, dado lo cinéfila que soy, pero también hay numerosas referencias psicológicas y filosóficas (los autores son profesionales y expertos en la materia), que han resultado excesivas para mi gusto, alejándome en muchas ocasiones del argumento principal de la novela, a la vez que se me hacía mucho más lenta y tediosa la lectura.

Otro factor que ha contribuido a que la trama pierda pronto frescura es el abuso descriptivo de algunas situaciones y personajes. Como simple ejemplo destaco a Mauricio Palermo, director que se cruza en la vida de nuestro protagonista cuando viaja a Bogotá a triunfar en telenovelas. Nos encontramos con más de tres páginas dedicadas a presentarnos a este personaje, siendo prescindibles muchos datos que para mí personalmente no aportan nada a la historia, favoreciendo que pierda el hilo de la misma.

Esta combinación de descripciones tan extensas, y las innumerables y densas reflexiones psicológicas y filosóficas han dado lugar a una serie de numerosos "paréntesis" en la historia que han hecho que se me haga cuesta arriba, lenta y nada ágil.

Agradezco a Carmen la organización de la lectura conjunta, me gustan estas experiencias, así se contrastan diversas opiniones sobre un mismo trabajo, merece la pena, y además permite conocer a otros blogs participantes que antes no conocía. Y hablando de participantes, aquí os dejo la lista con las reseñas ya publicadas:

- Caminando entre libros
- Aprendiz de mucho


jueves, 1 de marzo de 2012

Los descendientes.


"Una tragicomedia que se mueve con sorprendente naturalidad entre el melodrama devastador y la comedia absurda"...
(La Vanguardia).


Esta película no ha dejado a nadie indiferente. Ha gustado y ha resultado floja a partes iguales. Yo me quedo dentro del primer grupo.

Los descendientes (Alexander Payne, 2011) cuenta la historia de Matt King (George Clooney), casado y padre de dos niñas, que se ve obligado a replantearse la vida cuando su mujer sufre un terrible accidente que la deja en coma.

Intenta entonces torpemente recomponer la relación con sus problemáticas hijas -la precoz Scottie, de 10 años (Amara Miller), y la rebelde Alexandra, de 17 (Shailene Woodley)- al tiempo que se enfrenta a la difícil decisión de vender las propiedades de la familia.

El argumento en sí no es nada del otro mundo: un padre que por sus ocupaciones ha delegado demasiado en su mujer la educación de sus hijas, hasta el punto de no saber casi nada de ellas...Al tener su mujer un accidente se da cuenta de todo lo perdido, del nuevo camino que debe emprender en una vida que cambia de la noche a la mañana.

Lo que me ha gustado es la forma de enfocar el tema, la habilidad del director para conjugar el drama con la comedia. Los personajes me han resultado muy creíbles, tanto el protagonista, como las niñas, pasando por el suegro (que refleja la postura de aquéllos que creen que sus hijos merecen más que lo que les dan sus parejas).



En la película se muestran perfectamente los problemas de incomunicación que pueden darse en una familia, las dificultades en la educación de menores y adolescentes que pasan por situaciones adversas.


Y en cuanto a las interpretaciones, pues ya os lo adelanté...The Artist merecía ser la mejor película, vale, pero el mejor actor, en mi humilde opinión, es George Clooney...Está soberbio, hace una de las mejores interpretaciones que le he visto desde que le sigo (desde antes de ser conocido en Urgencias). La película te mantiene un un baile constante entre el drama y la comedia, y Clooney en tan sólo unos minutos te hacer pasar de la risa a la emoción y las lágrimas, a veces en una misma secuencia.



Hay quien piensa que es un actor sobrevalorado, yo pienso justo lo contrario, su físico y su condición de galán juegan en contra de este Cary Grant del S. XXI (con la diferencia de que a Cary Grant esta condición le favorecía y nadie dudaba de sus cualidades como actor).

Creo que este actor tiene una trayectoria más que consolidada, ha logrado salir del leve encasillamiento que tuvo con algunos de sus trabajos. Tan sólo tiene un oscar como actor de reparto por Syriana, habiendo participado en proyectos como "Michael Clayton" o "Buenas noches y buena suerte", que también dirigía (porque eso es otra, dirige, y bastante bien). Lástima que todavía no tenga el reconocimiento que merece.