lunes, 20 de diciembre de 2010

A DOS METROS BAJO TIERRA


Aunque lo mio son las películas y el cine, desde pequeña he seguido muchas series de T.V. En la infancia eran más fáciles de seguir, porque o eran menos o no llegaban a España. Pero ahora es más difícil, hay que decantarse porque es imposible llevarlas todas al día...Actualmente he seguido y sigo varias, y este post se lo dedico a una que he descubierto hace poco: A DOS METROS BAJO TIERRA (Six Feet Under). Había oído hablar de ella, hasta que finalmente una bloguera a la que sigo, Bego, dedicó un post a la serie y tras leerlo me decidí a verla....El capítulo piloto me gustó, pero no me quitó el sueño, pero los posteriores...Desde LOST ninguna serie de las que sigo me había llenado tanto.


La serie trata de la vida de la familia Fisher, que regenta una empresa funeraria, y de cómo ello afecta a sus vidas, pues si bien están acostumbrados, no lo tienen asumido. Se analizan las relaciones entre los familiares, sus sentimientos, no hay ni un capítulo que no te haga reflexionar sobre la vida, la muerte, el amor, religión, homosexualidad, el demostrar los sentimientos a tus seres queridos etc...todo ello con un guión majestuoso y con toques de humor negro dentro del drama que convierten a la serie en única y entrañable. Cada personaje es único e imprescindible en la trama.


La serie se caracteriza por su estructura narrativa: cada capítulo, con alguna excepción, comienza con el fallecimiento de un personaje, cuyo funeral tiene lugar en el sótano de la casa de los Fisher. A partir de ahí se desarrolla la trama principal.


A dos metros bajo tierra es considerada por los críticos como "Una de las más grandes series de la historia de la televisión", y la revista Cinemanía la coloca en el tercer puesto de su lista de las "50 mejores series del S. XXI".


Os la recomiendo fervientemente...



domingo, 5 de diciembre de 2010

El Guardián entre el Centeno...

Pues como imaginaréis muchos no me he ido a París, así que no puedo hacer un post relatando mi viaje. Mi vuelo estaba programado para ayer sábado a primera hora de la mañana, así que he sido, junto con mis 4 acompañantes, de las personas afectadas por el abandono masivo de los puestos de trabajo de los controladores (de huelga nada). Si no os importa, no me apetece dedicar un post a lo sucedido, ni es este colectivo, así que voy a hablar de algo que ya tenía en mente...EL GUARDIÁN ENTRE EL CENTENO. Terminé de leer este libro hace unos días, una obra aconsejada por una amiga, un clásico de obligada lectura en los colegios americanos. No tenía ni idea de lo que iba, de hecho, creía que pertenecía al género de terror, por esas anécdotas que todos conocemos, como que el asesino de J. Lennon llevaba un ejemplar en su bolsillo en el momento de acabar con su vida.

El libro narra la historia de Holden Caufield, un adolescente rebelde de 16 años, en un breve lapso de tiempo, desde el momento en que es expulsado de la escuela de Pencey hasta que llega de nuevo a su hogar por navidad. Su autor, J. D. Salinger, se mete en la piel del personaje, un muchacho totalmente defraudado y decepcionado con la humanidad pesimista, muy crítico con la sociedad, con la hipocresía, con el mundo adulto.

Holden no deja a títere con cabeza, sólo siente amor y admiración por sus hermanos y poco más, lo que deja ver que se trata del paso con resignación de la infancia a la adolescencia y edad adulta, todo ello impregnado con grandes dosis de nostalgia de años pasados, nostalgia de la pureza, la inocencia y la sinceridad propias de los niños.

No es de los libros que más me han gustado, pero lo recomiendo. Reconozco que es bueno, y que hay que saber leer entre líneas...

jueves, 2 de diciembre de 2010

Singing In The Rain...


Cada vez que empiezan las lluvias empieza también unos de mis rituales de tiempo libre: ver cada cierto tiempo la famosa y memorable escena de baile protagonizada por Gene Kelly en Cantando bajo la lluvia... Este actor inmortal del baile que hizo que aprender claqué sea una de mis ilusiones en la vida. Me encantan todas las pelis donde sale él, es pura magia verlo actuar.


Como decía en una de sus últimas entrevistas antes de fallecer "Se trata de hacer disfrutar al público en general, hacerles creer que es tan sencillo que ellos también puedan hacerlo".

Qué duda cabe de que Cantando Bajo la Lluvia es su mejor aportación a la historia de los musicales, ¿¿Quién no ha visto la referenciada secuencia?? Yo no me canso de verla, con el home cinema, o con el proyector que tengo en casa , a toda pastilla, no hay ni una sóla vez que no me emocione o que no se me pongan los pelos de punta. Es fascinante que siga teniendo ese poder sobre mí...


Creo que aunque no te atraigan las películas de música y baile, ni hayas visto ni quieras ver jamás films de la tesitura de Melodías de Broadway (1953, Vincente Minnelli) recordarás a Gene porque, un día u otro de tu vida, viste por televisión la secuencia más famosa del musical, aquella en la que llovía a cántaros en una oscura calle junto a un parque.


Llovía y quizás también hacía un frío que pelaba, pero nada de eso le importaba a Gene, porque en aquel momento, se sentía el ser más afortunado del mundo: estaba enamorado, y como deseaba transmitirnos el caudal de dulces emociones que impregnaban su corazón a nosotros, sus compinches, no dudó en ponerse a bailar chapoteando entre los charcos, subiéndose a las farolas, haciendo tirabuzones con el paraguas sin preocuparse de lo mucho o poco que se mojara.


Kelly protagonizó, dirigió (mano a mano con Stanley Donen) y coreografió Cantando bajo la lluvia. Lo daba todo en sus películas, en esta escena de la lluvia (que no era agua, sino leche –que en pantalla se veía mucho más brillante que el agua normal- brotando de aspersores situados en la parte superior del set) controló hasta el último zoom de la cámara, estudió los momentos precisos en que debía chapotear por el agua de la calzada y para colmo, rodó la secuencia enfermo y con fiebre.

Sinceramente, no hay palabras para expresar el hormigueo y la emoción que siento cada vez que disfruto de esta inmortal secuencia...Por supuesto, aquí os dejo el video con tan maravillosa canción y letra ("Me río de las nubes tan oscuras allá arriba, el sol está en mi corazón, y estoy preparado para amar"...). Me voy a París unos días, Feliz Puente!!!